Actualizado: 20:31 CET
Miercoles, 01/04/2020

Jerez

Manuel Liñán busca dar normalidad al travestismo en el baile con Viva

Miguel Lavi despliega este viernes su particular eco como cantaor en Bodega González Byass, en el ciclo ‘De la Raíz’

  • Una imagen del espectáculo de Liñán

Manuel Liñán busca dar “normalidad” al travestismo en el baile con ‘¡Viva!’, el espectáculo que presenta mañana viernes día 28 de febrero en el Teatro Villamarta, al frente de un grupo de seis bailarines. ‘¡Viva!’ viene a defender esta transformación de género, en palabras del coreógrafo granadino, pero cada uno de los integrantes del cuerpo de baile lo hace desde su propia identidad, visualizando su lado femenino tanto en el vestuario como en la estética dancística. Todo este proceso no está exento de “carga dramática”, puesto que ahora sale a escena lo que ha estado originalmente escondido “en las cuatro paredes de un cuarto”.

De otro lado, el cantaor jerezano Miguel Lavi desplegará su peculiar eco en la Bodega González Byass en el ciclo ‘De la Raíz’, con el baile de Gema Moneo como artista invitada. En este marco presentará su primer trabajo discográfico, que lleva por título ‘Viejo retales’.

“No representa a la mujer”, aclaró Manuel Liñán que, además de bailar también dirige este ‘¡Viva!’. “Es nuestra identidad, nuestra manera de acercarnos a otra estética. Es una propuesta personal de cada uno”, añadió. Así las cosas, el coreógrafo granadino dijo con rotundidad que este montaje “defiende y busca el travestismo”, huyendo de su sentido peyorativo o cómico. “¿Por qué el travestí tiene que ser representado de forma cómica para ser aceptado?”, se preguntó. Por tanto, Liñán busca el efecto contrario: “dar al travestismo normalidad, un aspecto formal”.

Ello no significa que no haya elementos cómicos en ‘¡Viva!’, “pero han ido surgiendo, sin que tenga nada que ver con lo masculino o lo femenino”.

Tirando de antecedentes vitales, apuntó ante los medios de comunicación que su propuesta “trata de un hecho pasado” que tuvo lugar en una época y circunstancias determinadas. Y rememoró que hacía uso del vestuario de su madre “en la intimidad, por miedo a represalias y al ridículo artístico y social” que esto podría suponer.

Necesidad de compartir

De un modo u otro, sus compañeros en esta aventura -Manuel Betanzos, Jonatan Mirón, Hugo López, Miguel Heredia, Víctor Martín y Daniel Ramos- han pasado por una experiencia similar. “Tenían la necesidad de compartir esto conmigo”.

Así que para Liñán no ha sido difícil convencerles de que participaran en este proyecto, puesto que, entre otras cosas, han compartido el encorsetamiento estético en su etapa de aprendizaje. “Una imposición a bailar de una forma concreta”, confesó el granadino, hasta el punto de que “me costaba entender mi cuerpo”, pues éste casi por inercia se expresaba con otros códigos.

En ‘¡Viva!’ habrá diferencias estéticas en el baile de cada miembro de esta compañía. Víctor Martín y Daniel Ramos representarán a la escuela bolera y habrá números “viscerales, bellos, burlescos, clásicos o con olor a Granada, como es mi caso”, describió Liñán. Además, se produce el hecho relevante de que Manuel Betanzos vuelve a los escenarios, de los que se apartó para centrarse en la enseñanza.

En definitiva, este canto a la libertad, a la diversidad de género sin estereotipos ni cortapisas, esa mezcla natural entre lo femenino y lo masculino como si fuera un todo entendible, reconocible y respetado pretende, en palabras del coreógrafo granadino, “abrir la puerta del cuarto pequeño sin miedo y el que pase por allí puede ver lo que sucede”.

La música de este montaje es obra de Francisco Vinuesa, Víctor Guadiana y Kike Terrón. Sobre el escenario, el baile y la coreografía llevan la firma de Manuel Liñán, Manuel Betanzos, Jonatan Miró, Hugo López, Miguel Heredia, Víctor Martín y Daniel Ramos. El elenco artístico lo completa la guitarra de Francisco Vinuesa, el cante de David Carpio y Antonio Campos, el violín de Víctor Guadiana y la percusión de Kike Terrón.

De otro lado, ‘Viejos retales’ es el título del primer trabajo discográfico de Miguel Lavi que, a medianoche, el cantaor jerezano presenta en la Bodega González Byass, dentro del ciclo ‘De la Raíz’.

Soleá, siguiriya y toná son algunos de los palos por los que el cante de Lavi se escuchará en el recinto bodeguero, donde sacará “todo lo que llevo dentro de mí”. El disco también contiene un tema dedicado a Manuel Molina, informó el cantaor en rueda de prensa. Y por romance llegará el baile de Gema Moneo, su artista invitada.

Miguel Lavi estará acompañado, además, por la guitarra de Manuel Parrilla, el violín de Bernardo Parrilla, la percusión de Ané Carrasco y las palmas de Juan Diego Valencia, Manuel Cantarote y Luis Cantarote “El Lúa”.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El PP presenta a Asunico el Plan Andaluz de Comercio
chevron_right
Jerez se suma a la celebración de los 40 años del referéndum andaluz