Actualizado: 09:28 CET
Miercoles, 26/02/2020

Jerez

Denuncian el abandono de un kiosco bar que costó 90.000 euros

Se ejecutó con cargo a los fondos del Plan Urban y no ha llegado a ser utilizado

  • Imagen actual del kiosco bar del parque de la Igualdad.

Adecosur, la asociación de empresarios y comerciantes de la zona sur, ha denunciado el estado de abandono en el que se encuentra el kiosco bar que se construyó en el parque de la Igualdad, una instalación en la que se invirtieron 90.000 euros del Plan Urban y que sin embargo no ha llegado a ser utilizada por distintas circunstancias.

El presidente de Adecosur, Juan García, recuerda que con esta instalación se pretendía revitalizar esta zona verde, dotándola de equipamientos lúdicos y oferta de hostelería.

El equipamiento fue inaugurado finalmente en 2015, pero  a día de hoy presenta un notable estado de abandono. Tras la finalización de las obras, el Ayuntamiento sacó a licitación la explotación del kiosco bar, en junio de 2016 y julio de 2017.

En ambas ocasiones el proceso de licitación quedó desierto ante la falta de iniciativas privadas que quisieran asumir la explotación del equipamiento.

Ante esta circunstancia, Adecosur interpeló en distintas ocasiones al Ayuntamiento con idea de que se volviera a sacar a licitación este espacio y ante el riesgo de que pudiera ser objeto de vandalismo.

Sin embargo, no hubo respuesta concreta y tres años después de la última licitación ha ocurrido lo que la asociación ya se temía, y es que el kiosco bar ha sido objeto de diferentes actos vandálicos.

“Es devastador ver cómo una iniciativa nacida de un plan de regeneración de la zona en el que se invirtieron muchísimos millones ha sido totalmente abandonada y no se han puesto medios ni para incentivar su puesta en marcha ni para evitar que fuese vandalizada”, lamenta Juan García.

Adecosur defiende la necesidad de promover la recuperación, adecuación y mejora de los espacios urbanos del distrito sur, ya que entre otras cosas es un factor “clave” para el beneficio del propio comercio.

Transcurridos unos años desde la instalación del kiosco bar se ha puesto de manifiesto que “los objetivos que se pretendían conseguir con este proyecto han quedado en meras intenciones”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Circuito necesita 150 camareros y pinches para el Gran Premio
chevron_right
Polémica por la retirada de unos murales en El Altillo