Actualizado: 22:55 CET
Domingo, 27/09/2020

Jerez

La moda flamenca que viene: una oda a los años 90

La XIII Pasarela Flamenca Tío Pepe deja una estela de nuevas tendencias que se podrán ver este año en los reales de cada feria

La Pasarela Flamenca Tío Pepe 2020

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10

11

12

13

14

15

16

17

18

19

La XIII edición de la Pasarela Flamenca Tío Pepe acerca el ambiente y la elegancia de los reales de feria a las bodegas González-Byass. Como viene siendo habitual a comienzos del mes de febrero, la pasarela que aúna folclore y tendencias flamencas, de la mano de Ana Belén Morillo, directora de ABM eventos, llega a Jerez estableciéndose como un escaparate en el que hay que dejarse llevar para la posterior adquisición del traje que marcará las diversas ferias de primavera de la zona.

Una cita ineludible para los amantes de la moda y el buen hacer en las pasarelas, de la que, según su directora, debe su éxito a la buena organización y colaboración entre diseñadores, patrocinadores y el numeroso equipo de trabajo que hay detrás para que la ‘Tío Pepe’ se consolide un año más y se posicione entre las mejores pasarelas flamencas .

Un total de 24 agujas maestras de firmas consagradas, 16 nuevos talentos y 23 desfiles en cuatro días, han caracterizado esta edición.

Durante la primera jornada de la Pasarela, el público pudo deleitarse con los diseños de Ángeles Verano, de las jóvenes promesas del desfile ‘Volantes de Cádiz’, la colección ‘Miabril’ bajo las firmas de Rocío Terry y Lourdes Montes, y el desfile benéfico para la bolsa de la caridad Hermandad del Rocío con la puesta en escena de Flamenka, Ana Ricardi, Mario Gallardo, Rocío Martín, Rocío Segovia, Ana Fernández, Rocío Olmedo y Pilar Vera. Desfiles que continuaron a lo largo de los días con los patrones de grandes diseñadores como Pöl Núñez, Ernesto Sillero, Micaela Villa, Macarena Beato, Pilar Villar, Rocío Lama, entre otros.

En cuanto a tendencias, este año la mayoría de diseñadores, se han decantado por los tonos malvas, melocotón, mandarina, y, por supuesto, los tradicionales al traje de flamenca; rojo, blanco y negro. Estampados que se mezclan con lunares y rayas, éste último  se ha podido apreciar con los diseños de Rocío Martín,  e incluso el print animal se ha colado en esta edición de la mano de Flamenka.

“Nosotras no queremos dejarnos llevar por las modas. Preferimos que el traje de flamenca no pierda su esencia. Nuestra colección destaca por el uso de la gasa, y en cuanto a colores, predomina el rojo y el naranja en esta colección”, aclaran Rocío e Isabel, de Flamenka, quienes afirman que lo que nunca diseñarían sería un traje de flamenca sin mangas, algo que han dejado patente en los trajes de esta colección que se caracterizan por el uso de volumen en las mangas.

La variedad se ha logrado con los volantes. Este año en la pasarela se han podido ver diversos tipos de volantes para todos los gustos.

Una oda al corte de antaño es la apuesta de varios diseñadores como Lourdes Montes y Rocío Terry, cuyos diseños inspirados en los setenta atrajeron a más de un nostálgico. Con aires más noventeros fueron los realizados por Ángeles Verano. “Mi colección es una búsqueda a la flamencura, a las raíces del traje auténtico de flamenca. Después de tanta modernidad y tanto avance, requería volver a sentar las bases. Patrones que hay que adaptar a las características y necesidades de cada mujer. Este colección es bastante atípica en mí, porque predomina el lunar. Los creativos estamos para sacarle el mayor partido a todas las mujeres”, explica Verano, quien además afirma que la inspiración de los diseños está estrechamente ligada a las vivencias, paisajes y modos de disfrutar de esta tierra , “es el embrujo de la zona lo que nos hechiza. Si viviera en el Norte no podría crear lo que realizo”.

Patrones que evocan épocas pasadas, mangas jamón, de farol actualizadas o al puño, predominan en la mayor parte de las colecciones vistas en la XIII Pasarela ‘Tío Pepe’.

Elegancia es la palabra que mejor describe la colección de Mario Gallardo. Trajes aderezados con lentejuelas y pedrerías, sin llegar a ser estridentes, y diademas como tocados en lugar de flores. “Quiero que la mujer con mis diseños se sienta poderosa, elegante, explotando el lado más femenino. Este año he innovado con el tejido, he utilizado telas con gran porcentaje de elastano en horizontal, por lo que no se arruga ni se deforma el traje”, expone el diseñador Mario Gallardo.

La Pasarela Flamenca Tío Pepe también es un lugar idóneo para conocer los diseños de jóvenes talentos de la zona, lo que sirve de trampolín para estas futuras promesas, que pueden llegar a abrirse camino en el mundo profesional de la moda.

Rocío Segovia, joven diseñadora, participó como novel en la pasarela de 2009, sin embargo, desde hace unos años ya presenta sus colecciones como profesional en la pasarela jerezana. “Me gusta innovar en los estampados, sin olvidarme del clásico lunar. Mi colección se caracteriza por el uso de colores vivos, en cuanto a los volantes, suelo usar casi todos los tipos. Esta temporada el malva y el verde menta va a pisar fuerte”. Segovia afirma que un diseñador tiene que aspirar a que sus diseños sean únicos y reconocibles, “que cuando estés en la feria sepan que ese traje lleva tu nombre”, además, añade que para ser un buen diseñador y dedicarse al mundo de la moda flamenca, hace falta ser uno mismo, “pero, sobre todo, trabajar mucho, muchísimo”.

Los grandes maestros de los volantes, coinciden en que la Feria del Caballo es motivo de inspiración para sus diseños, señalándola como una feria auténtica.

“En el Real de Jerez las mujeres se arriesgan a la hora de vestirse de flamenca, pero no dejan de lado la fuerza del flamenco puro, y eso también se impregna en los diseños”, asegura Ángeles Verano.

Una estela de tendencias que ha dejado la XIII Pasarela Flamenca Tío Pepe que logra recordar que ya ‘huele a Feria’.

Una tendencia al alza, los mantones bordados

En la mayoría de los desfiles de la XIII Pasarela Tío Pepe se ha podido ver la consolidación de uno de los complementos artesanales que más arrasa en los últimos años, los clásicos mantones bordados, dejando a un lado los mantoncillos estampados. Un valor seguro para quien prefiera invertir en piezas únicas atemporales de la moda flamenca.

La Pasarela Tío Pepe, cuna de las modelos jerezanas

Prácticamente, aquí han aprendido a andar y a desfilar. Así lo narran Marina Gallardo y Cristina Bonilla, dos modelos de la localidad habituales de la pasarela jerezana. “Le debo mucho a la Pasarela Flamenca, ha sido mi escuela”, afirma Gallardo. “Hemos pasado de niña a mujer desfilando los diseños de grandes maestros de la costura flamenca”, concluye Bonilla.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
En busca de más autónomos y parados mejor formados
chevron_right
El presunto espía de Assange implica al Gobierno de Ecuador