Actualizado: 08:32 CET
Martes, 25/02/2020

Jerez

“La demanda actual no justifica la ampliación de la pista de vuelo”

Iván Rodríguez, director del Aeropuerto de Jerez, habla sobre las cifras de 2019 e invita a aunar esfuerzos, aprovechar sinergias y diseñar una estrategia común

Cargando el reproductor....

La semana de celebración de Fitur ha estado precedida de un nuevo debate en torno al papel que debe desempeñar el aeropuerto de Jerez en la atracción de nuevos visitantes a la provincia; sobre todo, a raíz del descenso de pasajeros registrado en 2019. Los partidos políticos abogan por la demandada ampliación de la pista de aterrizaje; sin embargo, los datos demuestran que las actuales instalaciones permiten un amplio margen de mejora en la captación de conexiones y pasajeros. Su director, Iván Rodríguez, así lo defiende, así como recalca que  estamos ante una carrera de fondo, en la que los tiempos en la toma de decisiones, dentro del sector del transporte aéreo, son largos.

 

El año ha cerrado con un descenso de un 1,2% de pasajeros, después de lograr el mejor primer semestre de la última década, ¿dónde ha estado la clave de cara al resultado final?

–Hace cinco años conseguimos revertir la tendencia negativa en la que entraron las estadísticas a finales de 2008, como consecuencia de la crisis económica que se desencadenó a nivel internacional y que, en el caso de España, se recrudeció en 2012. En este sentido, 2017 marcó un hito, ya que el aeropuerto superó la barrera del millón de pasajeros, recuperando unos registros a los que no llegaba desde 2011. En 2018, la cifra de pasajeros creció un 8,3%.  En 2019, el crecimiento se ha ralentizado y la cifra de pasajeros en términos acumulados bajó, como bien dice, un 1,2%. Este comportamiento ha obedecido, entre otras circunstancias, a la afección que sobre el tráfico internacional están teniendo los procesos de reestructuración o quiebra que se han dado en algunas aerolíneas, la recuperación de destinos del Mediterráneo que estos años atrás habían perdido atractivo por su situación geopolítica, y los síntomas de enfriamiento que empiezan a apreciarse en la economía mundial. No hay que olvidar que el transporte aéreo es un termómetro de la coyuntura económica y muestra de ello es que el tráfico que baja en nuestro aeropuerto en 2019 es el internacional; el doméstico sube un 3,5%.

Pese al descenso, ¿considera la cifra total de 1.120.742 pasajeros aceptable en función de la oferta existente?

–Es cierto que el descenso no es muy acentuado; en cifras absolutas hablamos de 12.879 pasajeros menos. Sin embargo, está claro que el potencial que ofrece Cádiz como destino es enorme, por lo que el crecimiento del tráfico aéreo debería ir en paralelo. No obstante, y como le comentaba antes, la evolución de la coyuntura económica es un condicionante muy fuerte. Durante estos años atrás, Aena ha desarrollado varias líneas de trabajo para contribuir a la captación de tráfico y nuevas rutas, pero el aeropuerto no puede captar tráfico aéreo por sí solo. Nosotros somos un eslabón más de la cadena que conforman los diferentes agentes del sector turístico. A la hora de atraer conexiones no sólo cuentan la capacidad o las prestaciones del propio aeropuerto, sino también la demanda que sea capaz de generar el área de influencia al que sirve y que esto garantice un factor de ocupación de los aviones atractivo para las compañías aéreas. De ahí la importancia de que se impliquen las instituciones y entidades encargadas de la promoción turística y de negocios de la provincia y, de ahí, la colaboración que mantenemos con ellas en ese sentido.  

¿Cree que las administraciones tienen parte de culpa en las cifras por una fallida estrategia promocional del destino o que deben afinar en una estrategia común?

–Estoy convencido de que a todas las administraciones les preocupa el comportamiento del turismo en la provincia y su reflejo en el tráfico aéreo. No creo que sea el momento de hablar de culpables; creo que es el momento de analizar la situación, aunar esfuerzos, aprovechar sinergias y diseñar una estrategia común, dentro de las competencias que tenemos cada uno de los eslabones que componemos la cadena del sector turístico.

La alcaldesa de Jerez ha culpado directamente a Iberia por destinar para los vuelos con Jerez aviones más pequeños y con menor capacidad para pasajeros, ¿hasta qué punto es correcta la crítica?

–Como explicaba al principio, considero que la bajada de 2019 en cifra de pasajeros obedece a un cúmulo de circunstancias.

Se habla de la creación de una nueva Mesa del Aeropuerto con la participación de administraciones, representantes del sector turístico... ¿Qué les aconsejaría como máximo responsable del aeródromo y como directo conocedor de la realidad del sector?

–Todo lo que suponga crear un foro para aunar esfuerzos y aprovechar las competencias que tenemos cada uno de los agentes del sector turístico en un objetivo común me parece una idea magnífica. De hecho, hay experiencias que demuestran que esa forma de trabajar suele dar muy buenos resultados. No me atrevería a dar ningún consejo al respecto, porque creo que tanto las instituciones como las entidades y empresarios del sector conocen mejor que nadie la realidad y posibilidades que ofrece el destino Cádiz. En cualquier caso, tenemos que tener claro que sería una carrera de fondo. Los tiempos en la toma de decisiones, dentro del sector del transporte aéreo, son largos. Se requieren numerosos contactos, muchas reuniones y mucho trabajo previo hasta que una aerolínea decide implantarse en un destino o abrir una nueva ruta. Es algo que no depende únicamente de las capacidades o prestaciones del aeropuerto, sino también de la estrategia de negocio de la compañía aérea, de las garantías de rentabilidad que ofrezca la ruta que se le propone e, incluso, de la flota de aviones de la que dispongan en ese momento.

La delegada del Gobierno, Ana Mestre, también les ha hecho un llamamiento para "implementar medidas y recursos propios para mejorar los resultados", ¿hay alguna estrategia o gestiones previstas al respecto?

–Como no podía ser de otra manera, Aena trabaja continuamente en la mejora de sus aeropuertos, ya sea a nivel de infraestructura o de servicios para pasajeros y compañías aéreas. En el caso del nuestro, a día de hoy, disponemos de unas instalaciones preparadas para el crecimiento del tráfico.  El Aeropuerto de Jerez finalizó en 2010 una de las mayores transformaciones de su historia, tras ampliar el edificio terminal, en un ambicioso proyecto que absorbió cerca de 16 millones de euros de inversión. Previamente, se habían acometido importantes mejoras en el campo de vuelo, la central eléctrica y el aparcamiento público, entre otras dependencias. Gracias a esas inversiones, hoy contamos con un aeropuerto con capacidad operativa para atender a 2,7 millones de pasajeros al año y 15 aviones a la hora. Por tanto, contamos con unas instalaciones con capacidad más que suficiente para absorber el crecimiento previsible. En lo que a la captación de tráfico se refiere, tampoco hemos dejado de trabajar. Además de ofrecer unas infraestructuras óptimas, en los últimos años hemos desarrollado varias líneas de actuación sobre las que seguiremos esforzándonos, ante la ralentización de 2019.

Este año pasado ha estado marcado a su vez por el informe de Competencia que ponía en duda la obra de ampliación de la pista del aeropuerto de Jerez por el elevado coste de la inversión, ¿usted cree necesaria o prioritaria la ampliación de la pista para atraer más vuelos?

–El informe de la CNMC recogía la valoración de este organismo sobre el plan director del aeropuerto, que ahora mismo está en revisión y que contempla esa posible ampliación de la pista. No se trata de un informe vinculante, pero a día de hoy nosotros tampoco consideramos que la ampliación de la pista de vuelo del Aeropuerto de Jerez esté justificada por la demanda actual. Los planes directores no son planes de inversión o de negocio. Son documentos de planificación a largo plazo que, en las diferentes revisiones, se van adaptando a la coyuntura y también a la actividad real de cada aeropuerto. Por tanto, no todo lo que aparece en un plan director se termina ejecutando. Las actuaciones están, en todo momento, vinculadas a la evolución del tráfico y la actividad del aeropuerto, no a un horizonte temporal concreto. De hecho, la ampliación de la pista ya se recogía en la última versión del plan director del Aeropuerto de Jerez (de 2001)y no se ha llegado a ejecutar porque no ha sido necesario. Ni siquiera en 2007, cuando el aeropuerto alcanzó su récord histórico de pasajeros, con 1,6 millones de usuarios.

¿Qué inversiones o mejoras tienen previstas dentro de su presupuesto para este año?

–Las grandes inversiones ya las hemos acometido, tras la ampliación del terminal y las actuaciones que le comentaba antes. En cuanto a otras inversiones que tengamos en el punto de mira, el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA)recoge para el Aeropuerto de Jerez una inversión de 6,52 millones de euros para el periodo comprendido entre 2017 y 2021. Hay que tener en cuenta que el DORA sólo recoge las inversiones que se consideran reguladas, es decir, actuaciones destinadas a la operativa aeronáutica y a la adaptación a normativas nuevas. Las vinculadas al ámbito comercial no están incluidas, por lo que el montante final podría ser superior al que he señalado. Nuestro objetivo fundamental ahora, en lo que a instalaciones se refiere, es que los usuarios del aeropuerto tengan la mejor experiencia posible en su tránsito por él. Por este motivo, lanzamos en 2014 un plan de calidad, con el que hemos acometido numerosas mejoras que no sólo han incrementado la confortabilidad del terminal y han mejorado el servicio que prestamos, sino que además han permitido optimizar algunas de nuestras capacidades operativas. En 2018, ejecutamos varias actuaciones en el edificio terminal (mejora en los controles de pasaportes, renovación del sistema de climatización y sustitución de los elementos de vidrio y la carpintería en varias fachadas) y el campo de vuelos (en plataformas de estacionamiento de aeronaves y las áreas de seguridad anexas a las dos cabeceras de la pista), que sumaron un presupuesto cercano a los dos millones de euros. En 2019 seguimos en esa dinámica de mejora del servicio; a principios de diciembre, por ejemplo, terminamos la renovación de todo el mobiliario de la zona de embarque y hemos dispuesto tres áreas de relax o descanso para el pasajero. Este año también incorporaremos varias mejoras, que esperamos que contribuyan a hacer que la experiencia del usuario en nuestro aeropuerto sea la mejor posible.        

¿Qué conexiones son las que tienen más peso en este momento y, sobre todo, dentro de las internacionales?

–A cierre de 2019, el tráfico internacional aportó el 48,6% del total de nuestros pasajeros. El mercado internacional con más peso es, con diferencia, Alemania. Durante el año pasado, volaron hacia o desde ese país 393.758 pasajeros. Esa cifra representa el 72,6% de los pasajeros internacionales y el 35,3% del total de nuestros usuarios. El segundo mercado internacional en importancia para nosotros es Reino Unido, con 103.014 pasajeros. En cuanto a las conexiones nacionales, el grueso de los pasajeros lo concentran Madrid y Barcelona.

Este año incorporaron la conexión con Manchester, ¿cómo ha funcionado?

–La cifra de pasajeros con Reino Unido aumentó el año pasado en el Aeropuerto de Jerez más de un 54%, y ese repunte obedeció, en buena medida, a la incorporación de la ruta con Mánchester. 

Hay un amplio margen de mejora hasta alcanzar la capacidad teórica total del aeropuerto, de 2,7 millones de pasajeros al año, ¿qué conexiones hay posibilidad de ver incorporadas al panel en los próximos ejercicios?

–Atendiendo a las cifras que le comentaba antes, tenemos una importante dependencia del tráfico con Alemania, debido a la demanda que Cádiz, como destino, genera con ese país. Creo que uno de los puntos en los que debemos trabajar es en la diversificación de los mercados con los que mantenemos conexiones, sin que eso implique, lógicamente, que desatendamos la significativa demanda que genera el alemán.  En el caso del mercado foráneo, nuestros objetivos pasan por consolidar los mercados con los que ya mantenemos actividad (Reino Unido, Bélgica, Alemania…), pero también contactar con compañías aéreas que pudieran estar interesadas en operar nuevas conexiones que presentan un importante potencial de desarrollo (Austria, Italia, Francia, Rusia, países nórdicos, Europa del Este o Irlanda). En cuanto al mercado nacional, en el que ya teníamos conexiones con Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca, nos faltaba algún enlace importante con el Norte de España y precisamente Vueling inauguró el verano pasado una ruta con Bilbao. Dicho esto, y como ya he comentado, es importante que tomemos conciencia de que la captación de nuevas rutas requiere un enorme trabajo previo, ya que la toma de decisiones en el sector del transporte aéreo tiene unos ritmos muy medidos.    

Desde el punto de vista logístico, ¿qué porcentaje supone en este momento la actividad diaria del aeropuerto?, puesto que sólo se habla de su importancia turística

–La actividad de un aeropuerto, en general, viene determinada por la realidad económica del destino al que sirve y, en el caso de la carga, de la demanda que se derive de las empresas de la zona. Atendiendo a esta premisa, habrá aeropuertos más centrados en el tráfico de pasajeros, otros en los que el predominio sea del tráfico de carga (por ejemplo, Vitoria o Zaragoza) y otros en los que ambas actividades convivan con un peso más o menos significativo. Jerez no es un aeropuerto en el que la carga haya tenido relevancia tradicionalmente; su actividad primordial es el tráfico de pasajeros. En cualquier caso, si algún operador de carga quisiera implantarse en el aeropuerto porque detectase demanda, disponemos de todas las instalaciones necesarias para ello.     

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Gobierno local ya tiene Presupuestos para el año 2020
chevron_right
“La música en sí misma es el mayor regalo que he recibido en la vida”