Actualizado: 22:43 CET
Viernes, 24/01/2020

Jerez

La nueva Comisaría empezará a prestar sus servicios a final de mes

La idea es que el acto de apertura cuente con la presencia del ministro del Interior, Grande Marlaska

  • El nuevo edificio de la Comisaría de Policía Nacional en Jerez

La nueva Comisaría de  la Policía Nacional de Jerez ubicada en los terrenos de la antigua cárcel de La Asunción estará operativa a finales de enero, una vez que ya ha llegado todo el mobiliario a excepción del segundo y último envío de las taquillas para los agentes. Así lo aseguran desde el sindicato policial UFP (Unión Federal de Policía), que recorta los plazos aportados hasta ahora, tras las últimas gestiones realizadas. Les consta también que la previsión es que en la última semana de este mes sea el propio ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, que  seguirá al frente de esta cartera, quien inaugure las nuevas dependencias, que han tenido una inversión de 5,4 millones de euros. La intención, según estas mismas fuentes, es que una vez que jure el cargo sea el propio Marlaska quien presida el acto en su condición también de diputado por Cádiz.

Ya en los últimos días los distintos jefes de las brigadas policiales están supervisando las instalaciones para “verificar” que está todo en orden y a punto para empezar a ofrecer los primeros servicios a finales de mes.  Los funcionarios prácticamene van a llegar con lo puesto, pues salvando los equipos informáticos, que son los mismos porque buena parte han ido renovándose en las dependencias de la Plaza del Arroyo, hay poco que aprovechar del Palacio de los Condes de Puerto Hermoso, sede en la que los agentes parece que por fin tienen los días contados. “Será más bien una mudanza humana”, precisan desde el sindicato, que ya ha detectado las primeras deficiencias antes de que el nuevo edificio esté a pleno rendimiento.

Vigilantes

Por ello, desde la UFP ya avisan de que “no vamos a dejar pasar ni una” y van a exigir por escrito “garantías de que todo está bien” antes de que la ocupación del edificio sea una realidad.  En este sentido, se quejan de la falta de privacidad de los funcionarios del grupo de DNI o de la Policía Judicial después de que los vinilos que aseguran que se iban a colocar en las cristaleras sigan sin llegar y ni se les espere, al menos de momento.

“Tal y como está planteado no se guarda ninguna reserva. Cualquiera que se siente en los bancos que han puesto frente a la comisaría puede ver perfectamente todo lo que está escribiendo el agente en el ordenador”, indican desde este sindicato, que también denuncia la aparición de humedades en el sótano, donde se ubican los calabozos y galería de tiro. Las obras arrancaron en octubre de 2016, con un plazo previsto de ejecución de 24 meses.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
“Dos días a la semana es poco tiempo para educar a tu hija”
chevron_right
Incendio en una vivienda abandonada en calle Liebre