Actualizado: 00:04 CET
Viernes, 13/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

Los menús de los comedores escolares vuelven a suspender

La Plataforma por unos Comedores Escolares Dignos y Saludables denuncia la falta de raciones y la deficiente calidad de las comidas y el hermetismo de la Junta

Cargando el reproductor....

La Plataforma por unos Comedores Escolares Dignos y Saludables surgida en el seno de la Flampa, la Federación Local de Asociaciones de Padres y Madres, tras la polémica con los servicios de comedor de la empresa Aramark en el CEIP Gloria Fuertes el pasado mes de febrero, ha vuelto a dar un suspenso a los menús de los comedores escolares y al servicio que se viene prestando en los centros educativos. Tras reunirse una comisión de este colectivo, han vuelto a poner de manifiesto la “preocupación” e “indignación” de las familias, que viene de años atrás pero explotó a comienzos de este año por la actuación de las empresas de catering que dan de comer a los alumnos.

No hay que perder de vista que aunque la controversia estalló en el CEIP Gloria Fuertes, tras filtrarse el resultado de unas catas realizadas en el seno del propio equipo directivo, se fue ampliando a numerosos colegios de la ciudad que también se sumaron a estas denuncias. Ahora, con motivo del inicio del nuevo curso, la plataforma ha vuelto a hacer un balance en el que ha evidenciado que todo sigue igual, a excepción del “hermetismo” por parte de la Junta de Andalucía y las propias empresas, que aseguran que ha ido a más, pues se quejan de la falta de información a las familias y de respuesta de la Administración andaluza, a la que antes del verano remitieron un escrito con sus principales reivindicaciones del que siguen sin obtener respuesta. Tampoco saben nada, tal y como apunta a Viva Jerez la presidenta de la Flampa, Verónica Guerrero, del resultado del diagnóstico que supuestamente se iba a realizar a partir de catas en colegios jerezanos. Mientras tanto, desde la platatorma que conforman una representación de ampas de los colegios de Jerez siguen detectando problemas tanto en los propios menús en sí como en la gestión del servicio.

Así, denuncian la “escasez de las raciones” y la “calidad deficiente”, sin equilibrio entre los grupos de alimentos, el “desconocimiento” del origen de estos  por parte de las familias, la falta de información a estas, así como el incumplimiento del PPT (Pliego de Prescripciones Técnicas). “Los menús son insuficientes, porque los niños llegan a casa con hambre”, señala Guerrero, según le hacen llegar los padres. Por ello, a partir de esta realidad que ponen sobre la mesa, se plantean como objetivos erradicar la “línea fría”, favorecer la cocina propia, in situ, en los colegios y, si no fuese posible, potenciar la presencia de empresas locales en las que se usen productos de la tierra y de temporada.

También reclaman la realización de catas por parte de padres “sin previo aviso” a la empresa concesionaria, sin caer en el error de que los comedores “se conviertan en una feria”. En la práctica, según señalan, para tener opciones de degustar el menú hay que superar la “burocracia” que implica tener el visto bueno de la dirección, que será más o menos complicado según sean las relaciones con la Flampa, y en última instancia el de la empresa encargada. Asimismo, demandan más información sobre los protocolos con los que se certifican a las empresas de restauración.  

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Prendimiento pone en marcha su proceso electoral
chevron_right
Personal del Centro de Acogida San José exige las 35 horas semanales