Actualizado: 23:29 CET
Viernes, 22/11/2019

Jerez

“Estoy convencido de que se llegará a un acuerdo tras el 10N”

Fernando Grande-Marlaska, que repite al frente de la candidatura del PSOE por la provincia de Cádiz, hace un llamamiento a la participación

Cargando el reproductor....

Fernando Grande-Marlaska repite al frente de la candidatura del PSOE por la provincia de Cádiz. Inmerso en la campaña, aunque sin perder de vista las novedades que llegan desde Cataluña, el ministro del Interior en funciones hace un llamamiento a la participación, desde la defensa de las políticas progresistas de su partido, para evitar que se reproduzca el bloqueo que nos ha llevado de nuevo a las urnas.

¿Cómo lleva el inicio de esta nueva campaña?

Muy bien. Animado, con mucha ilusión de poder trasladar a la sociedad gaditana la necesidad de que nos den su aval, que nos digan que ellos también están convencidos de que la situación de bloqueo a la que nos han conducido tanto la derecha como Unidas Podemos sólo se puede solventar a través de una participación importante de la ciudadanía, porque solamente un gobierno progresista que dé estabilidad es posible con el PSOE, y eso nos da muchas ganas de seguir adelante.

Ya se le ha criticado por dos cuestiones durante los últimos días. La primera, por irse a cenar mientras se producían los incidentes en Cataluña; la segunda, porque dicen de usted que es el candidato ausente, ya que no está en Cádiz.

Son dos críticas que califican a quien las hace, a la mala fe y al desconocimiento. A la primera ya contesté: ese día, como todos, trabajamos las 24 horas del día, y en algún momento de todo ese tiempo tenemos que para comer, e incluso para seguir trabajando, porque en ese tentempié, que ni siquiera fue una cena, estaba con el jefe de gabinete despachando. Esa mala fe les hizo incluso tirar para atrás, aunque después ni se hayan disculpado. Sobre la otra circunstancia te diré que estoy en Cádiz, soy ministro del Interior y diputado por Cádiz, y las dos son circunstancias de absoluto orgullo en mi vida personal y política. Las circunstancias mandan y, obviamente, un ministro del Interior tiene que estar la mayor parte en Madrid gestionando, y ahora, concretamente, atendiendo las circunstancias concretas que se están produciendo en Barcelona. Yo creo que eso los gaditanos lo comprenden completamente, porque somos la cuna del constitucionalismo, y entendemos que el Estado de Derecho tiene que garantizar los derechos y libertades dentro de la Constitución y del ordenamiento jurídico.

Se repiten elecciones en seis meses. El CIS les da una victoria holgada y que puede hasta elegir para pactar, ¿hay esa euforia, ese convencimiento, dentro del partido?


Nosotros tenemos el convencimiento de que hemos hecho un buen trabajo, sólido. En seis meses, la sociedad ha podido comprobar que tiene un PSOE que gobierna por ellos. En políticas sociales, qué decir del SMI, de la sanidad universal, de las políticas de empleo, que ya teníamos dibujadas en los presupuestos y que no nos han dejado ni las derechas ni Unidas Podemos llevar a cabo. Planes de empleo que no se pusieron en marcha durante los siete años de gobierno del PP, como ha ocurrido en materia de seguridad, donde hemos vuelto a revertir la situación tras lo desinvertido por el PP. Tenemos a toda España, pero Cádiz especialmente en nuestro punto de mira.

O sea, que se ven con esa holgura...

Nos vemos con la conciencia clara de que la sociedad española quiere un gobierno fuerte, cohesionado, de gente progresista, profesional, que escucha y que mira a la gente. Sabemos que la sociedad es consciente de que tenemos muchos retos en frente, como el del Brexit, y quiero recordar al respecto que la derecha no apoyó un real decreto de contingencia por si teníamos que enfrentarnos a un Brexit duro. La sociedad también conoce que nos enfrentamos a una ralentización de la economía a nivel global, pero España está manteniendo unas tasas de crecimiento superiores a las de nuestro entorno, con una fortaleza económica que no se observa en otros países de nuestro entorno. No sólo tenemos un equipo económico sólido, sino que se preocupa en políticas sociales. Enfrente tenemos también un problema de cohesión territorial en España y no puede obviarse. Tenemos la cuestión de Cataluña y el PSOE está trabajando seriamente con dos condicionantes; el primero, exigiendo que lo que existe en Cataluña es un problema de convivencia que se tiene que hablar en primer lugar entre todos los partidos de Cataluña; en segundo lugar, nosotros podremos hablar y profundizar en el autogobierno, pero dentro de unos límites muy específicos, la Constitución y la ley, y la sociedad es consciente de que en estos 16 meses el gobierno del PSOE ha afrontado esos desafíos con seriedad y solidez a la que no estaba acostumbrada.

La repetición electoral sólo puede entenderse como un fracaso de la política. Hay un enorme descontento, sobre todo entre los votantes de centro izquierda, ¿qué motivos le da el PSOE para que vuelvan a las urnas para votar y para votarles a ustedes?

Para nosotros, el desafío fundamental en este momento es la participación, que la gente participe, que el día 10 vaya a las urnas, que sepa que nos jugamos algo muy importante, políticas progresistas, políticas de cohesión, que generen estabilidad para esta país para este futuro próximo, y que el PSOE es el partido mejor conformado para afrontarlo. Me hablas de frustración, también nosotros la entendemos. Queríamos formar gobierno, pero un gobierno no se puede formar de cualquier manera, por los mismos desafíos que hay que afrontar. Se ha hecho todo, lo posible y lo imposible. Con Unidas Podemos hubo hasta cinco opciones de formar gobierno o pacto de legislatura, incluso gobierno de coalición con una vicepresidencia y tres ministerios. Se intentó todo, pero las derechas bloquearon por un lado, porque actúan más por intereses partidistas que de Estado, y Unidas Podemos es la cuarta vez que impide que un candidato socialista sea investido presidente del Gobierno. El PSOE se caracteriza por su responsabilidad, siempre ha sido un partido de Estado, y es al que menos le ha gustado que tengamos que repetir elecciones. Nosotros ganamos las elecciones y teníamos la posibilidad de formar gobierno, pero el resto de los partidos lo impidieron y lo bloquearon, y ahora tenemos que vivir este proceso electoral como una oportunidad para volver a trasladar a la sociedad nuestro propósito, nuestras políticas, hacerles ver los desafíos que tenemos por delante y la realidad cierta de que sólo es posible a través de las políticas progresistas del PSOE.

Estas elecciones no van de programa electoral, porque son prácticamente los mismos de hace seis meses, sino de desbloquear este país. ¿A qué se compromete el PSOE para desbloquearlo, sea cual sea el resultado, para que este país tenga gobierno?

Nos comprometemos a proponer y pactar con el conjunto de partidos políticos las políticas en beneficio de la sociedad española ante los desafíos que tenemos por delante. El primero de ellos es el del empleo digno, el segundo garantizar las pensiones de forma definitiva. Tercero la transición ecológica, que ha de ser un reto para todos nosotros, igualmente la digitalización de la economía. Luchar por la educación, por la formación, por el conocimiento, por la apertura a Europa.

Le leo una frase de Álvarez de Toledo: "El PSOE no hizo nada contra Franco y ahora quiere ganar sobre un cadáver". Le sonará la frase...

Me parece uno de los desatinos propios de la señora Álvarez de Toledo. Me parece que es un absoluto desconocimiento de la historia de España, de cómo vivieron, padecieron y lucharon los socialistas durante la dictadura, y un desatino igualmente hacia las víctimas del franquismo, porque necesitaban de dignidad, de justicia, de memoria, de verdad, y me parece del todo injusto, pero no me llama la atención porque es propio de ella.

El campo de Gibraltar es una zona que usted ha conocido muy bien. ¿Qué ha cambiado en la zona después de la aplicación del plan de seguridad que aprobaron ustedes con 7 millones de euros?

No es sólo el plan integral. Empezamos con un plan de seguridad nada más llegar al gobierno en 2018. Uno de mis primeros viajes fue al campo de Gibraltar por la ausencia absoluta del principio de autoridad, consecuencia de que el gobierno del PP había dejado de invertir, detraído efectivos, y creo que eso es una obviedad porque se conocía entonces. Desde ese momento hemos incrementado los efectivos y se les ha dotado de medios para luchar contra el narcotráfico. Los 7 millones se presupuestaron sólo para el plan de seguridad desde junio a diciembre de 2018. En 2019 ya se están invirtiendo 22 millones de euros más. Y el resultado ha sido positivo. El principio de autoridad ha vuelto a imponerse. Se han realizado más de cinco mil detenciones, más de 150 toneladas de hachís intervenidas, se está atacando también el patrimonio económico ilícito, que es donde se les hace daño de verdad a las organizaciones criminales. Y asimismo la cooperación con Gibraltar y Marruecos se ha incrementado. En materia de inmigración, por ejemplo, cuando llegamos lo que había era un auténtico descontrol, y Algeciras lo sabía muy bien. Nosotros en 16 meses hemos reducido en un 50% la inmigración, con trabajo serio, con los países de origen y de tránsito, coordinándonos en políticas migratorias con la Unión Europea.

Por otro lado está también el plan integral...

Efectivamente, porque el problema en el campo de Gibraltar no era sólo de seguridad, sino que tenía que ir acompañado de medidas fiscales, de medidas económicas, de empleo, y para eso está el plan integral que el gobierno aprobó en noviembre de 2018, con una dotación que se trasladó al proyecto de presupuestos. No se nos permitió aprobar aquellos presupuestos, pero nosotros seguimos invirtiendo en la zona y en toda la provincia para avanzar. Pese a todo, hemos conseguido sacar adelante una de las medidas del plan integral, como ha sido ampliar la Zona Franca hasta unos suelos en Los Barrios con más de 130.000 metros cuadrados para favorecer la industria.  

Habla del éxito de las operaciones antidroga, incluidas las cinco que han tenido lugar esta semana. Pero también esta semana se ha sabido que un auto judicial dejaba en libertad a los Castañas, ¿cómo se explica?

Entiendo que pueda causar perplejidad en la sociedad, pero como ministro del Interior en funciones tengo que hacer un llamamiento al respeto a la separación de poderes. De cualquier modo, dentro del poder judicial existe la posibilidad de criticar dicha decisión y de recurrirla, y ha sido recurrida por el ministerio fiscal y veremos lo que el órgano superior dice al respecto. Insisto en que entiendo la perplejidad que causa, pero hay que reconocer asimismo la labor de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en el campo de Gibraltar en condiciones muy difíciles, y el resultado está a la vista de todos, y veremos lo que resuelve la Audiencia.

La tasa de paro en la provincia de Cádiz es del 24%, que duplica la media nacional. ¿Somos más torpes los gaditanos o tenemos menos oportunidades?

La cuestión es muy clara. Los gaditanos han sido los grandes olvidados en materia de empleo durante los siete años que estuvo al frente del gobierno el PP. En ninguno de sus presupuestos hubo un plan de empleo para Cádiz. En nuestros presupuestos que no han podido salir adelante había un plan específico de empleo para Andalucía de 50 millones de euros, y dentro del mismo un plan sólo para Cádiz, por su necesidad especial. De hecho, en la actualidad, que está gobernando el PP la Junta, es la Diputación de Cádiz la única que está invirtiendo en planes de empleo en la provincia. Cádiz ha sido la gran olvidada del PP, y actualmente también desde la Junta.

Bueno, también el PSOE ha gobernado durante muchos años en el gobierno central y tampoco se ha apreciado...

Te diría que es cuando más inversiones ha habido en la provincia. En infraestructuras, por ejemplo, hubo inversiones de 800 millones para la provincia durante el gobierno de Zapatero, que es algo que no se ha vuelto a ver, salvo en estos presupuestos últimos del PSOE que no han podido ser tramitados. Y lo llevaremos a cabo en la próxima legislatura.

Habla de un plan de empleo, pero ¿qué más apuestas tiene el PSOE para la provincia de Cádiz?

El empleo es algo sustancial, pero hay que profundizar asimismo en el plan de industrialización, en la digitalización de la industria, y por supuesto por la apuesta por la industria naval y aeronáutica. En Navantia ya lo hemos hecho con un plan de rejuvenecimiento que ha beneficiado a unas doce mil familias de la bahía. También en materia de políticas de protección social, como ocurre con los parados de largo duración y mayores de 55 años, a los que hemos recuperado la protección, que antes no la tenían. Pero nosotros hacemos economía, inversión, productividad, que es lo importante, ya que es lo que puede ayudar a generar empleo y a sustentar una economía productiva. En el ámbito agroalimentario también queremos contribuir a la protección de un sector tan importante para la provincia, y creo que el ministro Planas está haciendo una gran labor al respecto.

No sabemos qué va a ocurrir con el Brexit, ¿qué tiene pensado el Gobierno central?

El Brexit va a llegar. El Reino Unido ya tiene decidido que sale. Ahora tenemos la fecha del 31 de enero. Pero lo tenemos. De hecho, en el acuerdo entre la Unión Europea y Gran Bretaña, España respecto a Gibraltar tiene un papel esencial. Nada de lo que tenga que ver con Gibraltar se resolverá sin la aceptación de España, y eso lo ha conseguido un gobierno socialista. En cualquier caso, y esperemos que no, si hay un Brexit duro nosotros aprobamos un real decreto ley para adoptar medidas que protejan a los nueve mil trabajadores de La Línea, a las inversiones de Gibraltar en la zona, garantizar a las empresas su futuro. Son medidas contra las que votó el PP y Cs se abstuvo, y hay que recordarlo, porque esa parece su preocupación sobre la provincia de Cádiz.

¿Qué les une y qué les separa de Unidas Podemos?

Nos une algo muy importante, que son las políticas sociales. Saber que tenemos que crear riqueza, especialmente, generar las condiciones para que las empresas puedan crear riqueza, apoyada a partir de una administración potente que preste servicios, y para ello hemos lanzado una oferta pública de empleo para contar con 30.000 nuevos funcionarios. Creemos en la creación de riqueza y en la redistribución de esa riqueza en favor de la educación y la sanidad pública. Creemos en salarios dignos, y hemos incrementado el SMI un 22%. Son políticas a las que se llegaron a través del acuerdo.

Eso en cuanto a lo que les une, ¿pero qué es lo que les separa?

La concepción territorial o la cohesión territorial del Estado. Su postura con respecto al derecho de autodeterminación de Cataluña es algo que nos separa contundentemente. Nuestra concepción de la cohesión de España, dentro del marco de la Constitución y de la ley, es algo sobre lo que no negociamos ni se negocia. Y dentro del marco de la ley se pueden abordar cuestiones relativas al autogobierno. Y qué más nos separa, pues la concepción de separación de poderes en el marco de lo que ha sido el procés y la consideración de los condenados.

Le pregunto lo mismo, pero sobre Ciudadanos, ¿qué les separa y les une?

Es que no sé de qué Ciudadanos me hablas. Si es el de ahora, nos separan muchas cosas. Supuestamente ellos vinieron a regenerar y lo único que han hecho hasta ahora es permitir que la derecha se perpetúe en el poder, como ha ocurrido en Murcia, en Castilla y León, o en la comunidad de Madrid, ¿dónde ha quedado todo lo relativo a la corrupción, con la Púnica, Lezo...?  Optaron siempre por el PP pese a que el PSOE ha sido el más votado en muchas de esas comunidades. Sin olvidar que hayan permitido los pactos con la extrema derecha, pese a que presumen de ser los más progresistas, lo que ha llevado a que en muchos sitios en los que han pactado se ha pasado de hablar de violencia de género a violencia intrafamiliar y no pasa nada. De ese Ciudadanos nos separa bastante, porque está tan a la derecha como el PP. Es difícil distinguir quién de los dos lleva políticas más conservadoras.

Si llega el 10 de noviembre y da el resultado que dicen las encuestas, es decir, que dependemos de los acuerdos políticos para formar gobierno y no se llega a acuerdos políticos, ¿usted cree que deberían dimitir todos los líderes políticos?

Estoy convencido de que se van a llegar a acuerdos.

Pero contésteme.

Deberían dimitir los líderes políticos responsables del bloqueo. Y eso todos lo sabemos. El PSOE se abstuvo en su día con un pago importante y abriendo heridas internas, pero porque tiene un enorme sentido de Estado. El PSOE, cuando el 155 estuvo ahí y no se opuso a nada. Ahora no estamos en las mismas circunstancias, pero sí pedimos un poco de lealtad institucional, y no tenemos nada. Estamos solos en el constitucionalismo a la hora de afrontar la crisis de orden público que se ha vivido en Cataluña.

Algo de autocrítica por la situación de hartazgo que vive la ciudadanía en estos momentos.

Te diría que la autocrítica se basaría en el hecho de que no podamos tener esos presupuestos ni todas las herramientas. Pero hemos hecho mucho, incluso con unos presupuestos que no eran nuestros, porque hemos sabido adaptarlos a las políticas sociales. Pudimos hacer grandes adaptaciones. Y te diré otra cosa. Se nos achaca el no haber formado gobierno, no se nos achaca nada con respecto a la gestión, porque tenemos un equipo económico serio, con un conocimiento profundo de la realidad, personas potentes, solventes. En conclusión, donde en otras ocasiones había críticas a la gestión en departamentos, ahora no se habla de falta de coordinación, como se ha visto en Cataluña con la coordinación entre Policía Nacional y Mossos, donde lo que hemos hecho es aplicar la ley de seguridad nacional, sin necesidad del 155. Es un gobierno preocupado, ocupado en la política pública y los ciudadanos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
"Pensaremos y actuaremos sin volvernos locos"
chevron_right
Manual antibloqueo