Actualizado: 22:23 CET
Martes, 12/11/2019

Jerez

Una gesta equiparable a la de la llegada a la Luna

Juan Jesús Diánez ha dedicado dos años a un documental que era un sueño personal: narrar la primera vuelta al mundo. El resultado es 'Rumbo a las Molucas'


Alfred Hitchcock siempre reconoció que tenía cada una de sus películas en la cabeza antes de empezar el rodaje: plano a plano. Al llegar al plató ya sabía dónde iba a colocar la cámara, qué movimientos haría y la posterior edición en la sala de montaje. La referencia es inevitable al hablar con Juan Jesús Diánez. Lo hace con un entusiasmo desmedido que se corresponde con las satisfacciones que le está deparando el documental en el que ha trabajado durante los últimos dos años, pero que ha estado desde un primer momento “aquí, en mi cabeza”, dice señalándose con el dedo: “Sabía cómo hacerlo, los planos que iba a necesitar, la música que iba a incorporar, las entrevistas que iba a utilizar...”. El resultado ha sido Rumbo a las Molucas, convertido ya en la película oficial de la conmemoración del V Centenario de la Circunnavegación.

Para él se trata de un “sueño” cumplido, aunque haya tenido que realizar más funciones de las que esperaba en un principio. “Al disponer de menos presupuesto del esperado, he tenido que ejercer de director, cámara, guionista, entrevistador, y hasta montador, aunque una vez terminada la edición inicial he contado para la postproducción con la empresa TDC, para darle el toque final”.

A lo largo de 40 minutos, Diánez describe desde el máximo rigor histórico la travesía iniciada ahora hace cinco siglos y que llevó a la expedición liderada por Magallanes y Elcano a dar la primera vuelta al mundo en barco, después de hacer escala en las Molucas en busca de las preciadas especias. “Sólo con las especias que llegaron a Sanlúcar en la nao Victoria tres años después se costeó toda la expedición y se sacó mucho más dinero”, relata el realizador sanluqueño, que ha contado para el documental con la participación de hasta 18 catedráticos e investigadores especializados en esta gesta de la navegación.

“Es una de las grandes gestas de la era de los descubrimientos, ya que permitió demostrar definitivamente al mundo que la tierra era redonda, pero sobre todo porque el viaje alrededor del mundo se completó sin instrumental ni navíos óptimos para lograrlo. Estamos ante una hazaña que es equiparable a la de la llegada del hombre a la Luna en 1969”.

“Es un relato que engancha”, admite Diánez, que se reconoce “amante de la historia”; de hecho, su propósito inicial a la hora de poner en marcha el rodaje del documental y de lograr fondos para el mismo, era el de divulgar la historia de Magallanes y Elcano de manera que pudiera proyectarse en centros educativos. “Por eso lo quería limitar a 40 minutos, para dar a conocer la hazaña con un documental dinámico y que pueda interesar a todo el mundo”. Y reconoce, igualmente, que ha sido “lo más complicado”, condensar toda la historia, que se desarrolló a lo largo de tres años, en menos de tres cuartos de hora.

El documental, que ya ha sido presentado en Sanlúcar y Sevilla, dos ciudades clave para la consecución de la hazaña náutica, ha gozado de una enorme repercusión y le han deparado excelentes críticas -7 TV cuenta con los derechos para su emisión-. “El documental me ha cambiado la vida”, admite el joven realizador. “Antes era una pasión, y ahora estoy enamorado de la comunicación”.


No es su única satisfacción. Lo es asimismo el éxito cosechado por el documental en Sevilla, ciudad que también desempeñó un papel importante en la circunnavegación, ya que de allí partieron inicialmente las cinco naos de la expedición. “Es una hazaña de todos. Sevilla fue fundamental, aunque Sanlúcar fue el puerto del que partieron las cinco naves”.

Hasta la filmación del documental, Diánez carecía de créditos previos, incluso de formación específica, sólo la idea y el talento necesarios para sacar adelante un proyecto con el que no paraba de “soñar”; es más, el trabajo culmina con una frase atribuida al propio Magallanes: “Nunca dejes que los miedos ocupen tus sueños”, y eso es, precisamente, lo que ha hecho hasta hacer realidad su película.

Juan Jesús es natural de Sanlúcar y enfermero de profesión, aunque los elogios y el resultado de su documental le han llevado a dar el paso a la hora de profesionalizarse aún más en lo que hasta ahora era sólo una pasión, y ha comenzado sus estudios de Realización en el Instituto de La Granja de Jerez, ciudad en la que también estudió el Bachillerato, en Los Marianistas.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El reloj de Losada de la Plaza del Arenal vuelve a dar la hora
chevron_right
“Si eres jugador compulsivo, no hay control para parar"