Actualizado: 01:15 CET
Miercoles, 23/10/2019

Jerez

Daniel Pajuelo, el cura que hizo de Youtube su capilla

‘SMDani’ es el canal que puso en marcha este joven sacerdote de Los Marianistas de Jerez y que ya alcanza más de 600.000 followers


Daniel Pajuelo (Valencia), nunca pudo imaginar la repercusión y el alcance que lograrían sus vídeos en las  redes sociales, y más concretamente a través de la plataforma Youtube.

Ingeniero informático de profesión, sacerdote marianista por vocación, e influencer en la red por designios de la vida y el Señor, así se podría definir brevemente a Daniel Pajuelo.

   Este joven que consagró  su vida a Dios, comenzó su andadura en la web al mismo tiempo que internet empezaba a ser utilizado por unos pocos usuarios que manejan con destreza una herramienta que, con el tiempo, se tornaría en imprescindible para la sociedad actual. Lo cierto es que, a pesar de su dilatada experiencia en el uso de las nuevas tecnologías, no fue hasta hace tres años cuando este sacerdote dió el salto a Youtube. “El Papa Francisco afirma que debemos salir de nuestra zona de confort, y eso hice. Mi canal no es una vía para dar catequesis, es un lugar en el que mi papel se asemeja más al de profesor de religión. Intento no juzgar a nadie, hacer una lectura de  temas que conciernen a los jóvenes de hoy en día con respeto. Se trata de escuchar y aprender de aquellas personas que están más alejadas de la Iglesia. Los curas ya estamos rodeados de creyentes, jóvenes que van a misa, y en eso consiste salir de la zona de confort desde un punto evangelizador; tender puentes con personas que se muestran contrarios a nuestra visión de la vida’’, afirma Pajuelo.

  Pero, lo cierto, es que internet puede llegar a ser un lugar inhóspito, repleto de haters - término utilizado para denominar a  usuarios de la red que critican destructivamente a una persona- , y aunque para SMDani, canal de Daniel Pajuelo, estos trolls de internet son los menos, también se ha encontrado con algún comentario que puede resultar hiriente. “No podemos pretender gustar a todos, esa es la máxima que  debemos seguir siempre. La mayoría de comentarios que llegan al canal son de apoyo, pero también me encuentro con haters, tanto creyentes como no, que tienen muchos prejuicios de la Iglesia  o una visión distorsionada de la misma y descalifican la labor, comentarios que en parte nos lo hemos ganado a pulso. Cuando ocurre esto lo importante es no juzgar, preguntarse el porqué de esta animadversión, dónde subyace la herida, paciencia con todos, puesto que lo principal es el apoyo. La Iglesia tiene que estar preparada para escuchar las críticas  y pedir perdón”, destaca el sacerdote. 

  La sociedad sigue teniendo sed de sentido, “hoy no hay grandes explicaciones cosmológicas o todas parecen obsoletas, se vive de forma fragmentada, prueba de ello lo vemos en la fugacidad de las relaciones sentimentales, los puestos de trabajo... no hay compromiso, un día te mueve algo y a los dos días ya no le ves el sentido. Por eso la gente sigue buscando a Dios, respuestas  que cubran esa necesidad de sentido, porque hace falta. Sin embargo, ahora parece que es  políticamente incorrecto decir que eres católico”, subraya el sacerdote marianista.

  Aunque a Daniel Pajuelo le ha valido su canal para sembrar el mensaje de Jesús y empatizar con influencers que suman más del millón de seguidores en Youtube, como AuronPlay o Wismichu, entiende que esta vía no debe ser sólo regida por religiosos, “es la hora de los laicos, no hace falta hacer un canal en el que sólo hablemos nosotros de religión, aunque animo a otros compañeros . En mi caso creo que Dios me ha dado los dones y las vías para hacerlo así, pero es el momento de que todos puedan dar testimonios de su Fe y que ésta no sea sólo trabajo de curas y monjas. También se puede tener un canal de temática variada en la que con un solo mensaje, o aportando una visión cristiana se dé testimonio”.


El camino a una nueva era

Daniel Pajuelo ha contado desde sus inicios con el apoyo de su congregación, afirma que sin este no hubiera seguido con su canal. “Los marianistas siempre me han apoyado. Antes estaba destinado en un colegio de la misma congregación en Madrid,  y recientemente me transladaron a Jerez, en el momento que me informaron del cambio de ciudad, también me pidieron que siguiera con mi canal, pero si algún día no lo ven conveniente lo dejaría, mi misión principal está ahora en las aulas”.

  Por todo ello, Daniel Pajuelo, se ha ganado a pulso el cariño y la admiración de los que le rodean y también ha conseguido traspasar fronteras, aunque lamenta no poder acompañar todo lo que quisiera a esos jóvenes que le escriben a diario, “lo más díficil es cuando requieren de escucha o de acompañamiento y no puedes dedicarle todo el tiempo que pudieras, por eso, siempre que tengo un hueco, intento contestar todos los mensajes que me llegan, a veces esas conversciones necesitan días, otras incluso pueden durar semanas, y he de ser consciente que lo principal son mis alumnos”.

Aún así, la vida de Pajuelo sigue sin tener fronteras, y es que también llevó a cabo un proyecto con sus alumnos en su anterior delegación de Madrid  junto a un orfanato de niños discapacitados de Colombia, tendiendo puentes a través del juego online Minecraft. “Gracias a este juego pudimos realizar una terapia de ocio con los niños de Colombia, fue una experiencia brutal de la que aprendimos y disfrutamos mucho”.

   Daniel Pajuelo es un sacerdote que vive en la nueva era, lejos de la visión errónea que muchos pueden tener de la insitución eclesiástica,que ha sabido conectar con los jóvenes de la mejor manera posible, pero también cree que aún queda mucho por realizar. “La Iglesia está comenzando a adaptarse al siglo XXI, vamos muy lento, aún nos queda mucho margen de mejora, tenemos que ser conscientes de que es una institución que tiene más de 2000 años. Estamos acomplejados, porque hemos pasado de ser la voz, a ser un voz más en la  sociedad actrual. Debemos predicar con la palabra de Jesús y no actuar como una institución política para subsistir. Creo que aún no hemos aceptado del todo esa nueva situación y queremos seguir teniendo la última palabra en todos los ámbitos de la vida, por eso hemos llegado a esta situación, la gente se ha cansado y debemos subsanar errores del pasado, pero estamos en el camino correecto. Tenemos que ser el candil que alumbra una habitación oscura, y la sal que sala la vida y reconocer que también existe Dios en otros rincones”, afirma el cura de la sonrisa tranquila.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Jerez, paradigma de los recortes en materia de Educación,según el PSOE
chevron_right
El Circuito de Jerez dejará de ser un fijo del GP desde 2022