Actualizado: 16:43 CET
Jueves, 05/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

Mazuelos: "Trabajo en Jerez como si me fuera a morir aquí”

El obispo acalla los rumores que le sitúan en otra diócesis en el décimo aniversario de su llegada a Asidonia-Jerez

  • Mazuelos, en la eucaristía de su décimo aniversario.

El obispo de Asidonia-Jerez, José Mazuelos, celebró este jueves una eucaristía en la Catedral para conmemorar su décimo aniversario al frente de la diócesis.

El suyo es ya por tanto el segundo episcopado más longevo, ya que quien le antecedió, Juan del Río, estuvo en el cargo por espacio de ocho años, entre junio de 2000 y junio de 2008, quedando entonces como administrador apostólico de la diócesis a la espera del nombramiento de su sucesor. Rafael Bellido Caro, primer obispo de Asidonia-Jerez, estuvo veinte años en el cargo.

Monseñor Mazuelos ha aprovechado la ocasión para acallar los rumores que hablan de la posibilidad de un inminente traslado a otra diócesis. “Trabajo en Jerez como si me fuera a morir en Jerez; y ojalá fuera así. El que diga que me voy a ir de aquí es que sabe más que yo”, zanjó en una entrevista concedida a Cope coincidiendo con esta efeméride.

De hecho, el prelado está inmerso en el día a día de una diócesis para la que pide “nuevas vocaciones”, a pesar de que reconoce que en este sentido la situación actual es más favorable de la que encontró cuando llegó. “Lo mejor que tiene la diócesis es su clero. Tenemos un grupo de curas jóvenes muy entregado, formado y con las ideas claras. En estos diez años hemos perdido a sacerdotes mayores que han marcado mucho a esta diócesis y que eran personas de gran valía, pero gracias a estos curas jóvenes hay esperanza y se trabaja con alegría”, apuntó.

José Mazuelos resaltó el trabajo realizado en la conservación y puesta en valor del patrimonio. “La Iglesia viene a aportar al bien común, por eso era una prioridad que el patrimonio religioso estuviera al servicio de la ciudadanía. Ya se está consiguiendo ese objetivo, pero hay que seguir trabajando”, admitió.

Estos diez años han venido marcados por la adversa coyuntura económica. De ahí que Mazuelos aproveche para resaltar la implicación en este sentido de organizaciones como Cáritas Diocesana o iniciativas como la del Hogar San Juan. También destacó el papel de las hermandades y cofradías como “antídoto al secularismo” que a su juicio impregna la sociedad actual, así como la creciente implicación de los seglares.


Por último, trasladó un mensaje al conjunto de la ciudadanía. “Nosotros no queremos imponer la fe a nadie, pero que tampoco nos impongan el agnosticismo”, dijo. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Asaja lamenta la poca rentabilidad del cultivo de cereal
chevron_right
Las técnicas municipales niegan vinculación alguna con la trama Gürtel