Actualizado: 22:33 CET
Martes, 17/09/2019

Jerez

"El concurso de Fitur se hizo sin publicidad al no haber días hábiles"

El exsecretario del Ayuntamiento de Jerez y el exdirector del IPDC explican en el juicio de la rama Gürtel en Jerez detalles del procedimiento seguido en 2004

  • El cabecilla de la trama Gürtel, Francisco Correa, y su número dos, Pablo Crespo, en el juicio

Este miércoles ha tenido lugar la tercera sesión del juicio sobre la rama de la Gürtel en Jerez en el que se investigan los contratos adjudicados por el Ayuntamiento jerezano a empresas de Francisco Correa para la organización de eventos en Fitur 2004, y en el que han declarado como investigados el exsecretario del Ayuntamiento de Jerez y el exdirector del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad (IPDC).

El primero de ellos sólo ha respondido a preguntas de su abogado y ha indicado que se "aprovecharon unas normas especiales" que hubo en ese momento para poder participar. Asimismo recuerda como "anecdótico" que el Ayuntamiento de Jerez consiguiese la "autorización" del consistorio de Madrid para "hacer una demostración de caballos andaluces, que necesitó no sé cuántos camiones para llenar la Plaza Mayor de arena".

Ha explicado que el motivo por el que el concurso se hizo "sin publicidad" era la "imposibilidad" de hacer un concurso público o con "carácter de urgencia" para tramitar todo el expediente de contratación. Según ha dicho, no había "días hábiles" entre la fecha informe jurídico de la adjudicación --que leyó "con verdadero interés", ha asegurado--, que da inicio al procedimiento , y el inicio de Fitur.

Aún así, ha afirmado que, aunque "no era habitual", no hay ningún tipo de problema porque el contrato y la documentación tengan fechas diferentes si lo contratistas no se encontraban en Jerez, como ocurría en este caso concreto. "Entre lo que se enviaba a gente que no eran de Jerez... pueden pasar meses", ha indicado, a lo que ha añadido que el secretario general y el alcalde no tiene por qué plasmar su firma en el mismo momento.

Por su parte, el exdirector del Instituto de Promoción y Desarrollo de Jerez ha confesado que el PP al llegar al gobierno municipal le pudo "meter un gol" al adjudicar a empresas de la trama Gürtel los citados servicios.

Así, ha declarado que aunque en esa fecha era aún formalmente director del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad (IPDC) realmente le habían apartado de las funciones ejecutivas porque el equipo de gobierno del PP que se había hecho con la alcaldía en 2003 tras 25 años de mandato de Pedro Pacheco desconfiaban de él por ser el más cercano a éste.

Ha añadido que no se atrevieron a cesarle porque "parte del Ayuntamiento pertenecía al partido de Pacheco" pero ha dicho que montaron en su área un "mini-ayuntamiento" con "delegados políticos" por encima de él y le retiraron toda capacidad operativa.

En su declaración ante el tribunal ha reconocido que el equipo de gobierno le pasó a la firma un informe para justificar el procedimiento de urgencia del expediente que él firmó porque se lo presentaron el 8 de enero y Fitur se celebraba a finales de ese mes pero ha asegurado que no se manipuló la fecha.

"El PP no habría sido capaz de ponerme a la firma un documento raro pues mucho se habría arriesgado", dijo en referencia a la animadversión que tenía con el entonces equipo de gobierno, y ha asegurado que ya no volvió a intervenir en estos expedientes de Fitur 2004.

Ha confesado que al firmar la documentación no se percató de que se iba a conceder la adjudicación por procedimiento negociado y sin publicidad a una empresa de la trama Gürtel y por eso ha dicho: "Me han podido colar un gol".


En su opinión, Fitur 2004 fue "la feria de las vanidades" y la presencia de Jerez con stand propio y dichos espectáculos fue utilizada políticamente por el nuevo equipo municipal encabezado por la entonces alcaldesa, la actual diputada del PP María José García Pelayo, para presentarse en Madrid tras hacerse por vez primera con la alcaldía.

Un empleado de Correa reconoce descuadre de fechas

También ha declarado este miércoles Javier Nombela, extrabajador de las empresas de Francisco Correa, quien ha reconocido un descuadre en las fechas de los documentos relacionados con la adjudicación concedida por el Ayuntamiento de Jerez en 2004 sobre la participación de la ciudad en la Feria Internacional de Turismo (Fitur). Aún así, se ha escudado en las instrucciones que le daban sus jefes, Pablo Crespo e Isabel Jordán.

Así lo ha dicho Nombela durante su declaración como acusado en el juicio de la pieza separada del caso Gürtel relacionado con las presuntas irregularidades en este contrato público por el importe de más de 355.000 euros. Se enfrenta a siete años y nueve meses de prisión por estos hechos.

A preguntas de la fiscal Anticorrupción Concepción Nicolás, Nombela ha admitido que las fechas "no cuadran", después de que ésta le mostrase un contrato firmado por Nombela, Jordán, la exalcalcadesa María José García-Pelayo y el exsecretario general del Ayuntamiento, con fecha de principios de enero de 2004 y un documento elaborado un mes después por este trabajador de Correa, por el que encargaba a una empresa de mensajería el envío al Ayuntamiento de una serie de documentos que tenían que presentar para participar en el concurso de adjudicación de ese contrato.

El objetivo del Ministerio Público era demostrar que la adjudicación de estos eventos a Special Events, Down Town y Teleanuncio fue irregular, sin celebrar ningún concurso y que las sociedades comenzaron a ejecutar sus servicios incluso antes de que se les concediese formalmente.

RELLENAR FORMULARIOS "DE MANERA MUY PRECIPITADA"

No obstante, Nombela se ha remitido a la declaración que prestó ayer Isabel Jordán, que afirmó que "todo el mundo --en referencia a sus compañeros-- rellenó documentación porque se hizo de manera muy precipitada". Ha apuntado que desconoce el motivo de las prisas, pero que se trataba de rellenar formularios, cuya plantilla ya tenía elaborada Special Events de otros concursos a los que se había presentado anteriormente en otras administraciones públicas.

El trabajador de Correa se ha desvinculado de toda la toma de decisión relacionada con los contratos con el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera y ha afirmado que en todo momento siguió ordenes del considerado 'número dos' de la Gürtel, Pablo Crespo, y la administradora de algunas de las empresas vinculadas a la trama, Isabel Jordán.

En este sentido, ha recordado que se le encargó "perseguir las facturas" sobre los servicios prestados al consistorio y que por ello estuvo en contacto con la interventora municipal y con una empleada del Instituto de Promoción y Desarrollo de la Ciudad (IPDC).

Así, ha precisado que si realizó otro tipo de labor en este asunto fue porque así se lo encargaron, como ocurrió con la entrega de la documentación necesaria para presentarse al concurso para realizar el expositor de la ciudad, un evento ecuestre en la Plaza Mayor de Madrid y un espectáculo flamenco en el madrileño Parque del Retiro, todo enmarcado con la participación en Fitur.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El repunte de la mendicidad pone en alerta a hosteleros y comercios
chevron_right
La Junta reconoce el talento emprendedor de más de 480 estudiantes