Actualizado: 11:52 CET
Domingo, 16/06/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

La Coordinadora por el nuevo instituto eleva su protesta en la calle

Retoma las protestas ante su temor de que el centro no pueda abrir en septiembre

Cargando el reproductor....

La Coordinadora por el Nuevo Instituto se ha manifestado este lunes a primera hora ante su preocupación de que las obras no estén terminadas para septiembre, que es la fecha que mantiene la Delegación territorial de Educación de la Junta para la apertura de las dependencias de Secundaria de la zona de San José Obrero. El punto de partida ha sido la zona de aparcamientos del nuevo instituto, a las 9.10 horas, desde donde han iniciado una marcha hasta la rotonda de Mc Donalds, junto a La Granja. El poco avance que han experimentado los trabajos en el último mes, y el hecho de que, a día de hoy, “todo vaya igual de lento”, ha vuelto a poner en jaque al colectivo que integran a Flampa, las Ampas del CEIP San Jose Obrero, El Membrillar y el nuevo instituto, así como los padres y madres delegados de sexto, 1º y 2º de la ESO. Tienen claro que hay evidencias de sobra para cuestionar los plazos previstos y por ello exigen que la Junta les garantice “por escrito” que los trabajos marchan según lo previsto, como así trasladan desde la promotora y la constructora. También quieren que cuenten con ellos para hacer un seguimiento de las fases  que se van ejecutando y las que restarían hasta septiembre. Esto último lo pidieron hace más de un mes, pero la Junta continúa sin desglosarles por escrito las actuaciones pendientes.           

 Tampoco les tranquiliza demasiado que la empresa encargada del proyecto tenga de plazo legal hasta noviembre para culminar las obras, dado que, como exponen, “eso es inviable pues significa que el alumnado pierde un trimestre”, critican. Por esta razón,  desde la coordinadora de padres piden apoyo y hacen un llamamiento a los padres afectados y no afectados para que el lunes se sumen a la protesta. Hay que recordar que, contando los alumnos del curso que viene, son casi 500 los que están a la espera de que culminen los trabajos para estudiar en el nuevo centro y que los alumnos de 1º y 2º curso están reubicados en aulas prefabricadas del colegio público San José Obrero y otras clases que les han proporcionado en el propio centro. Un alumnado que viene arrastrando el retraso de dos años que acumula el proyecto, lo que explica la doble indignación de sus familias. 

 Un proyecto estrella de cuatro millones

Las obras, que comenzaron el pasado mes de junio,  tienen un plazo de ejecución de 18 meses, con previsión de acortarlo, y un presupuesto de 4.140.252,54 euros. Según el proyecto, el nuevo centro será de tipología D4 más dos aulas por cada curso de Bachillerato y un Ciclo Formativo de Grado. Contará con espacios específicos de Secundaria, en concreto, 16 aulas polivalentes, dos aulas de música, dos aulas taller, un aula de plástica, dos aulas de apoyo y refuerzo y dos aulas de desdoble, así como espacios específicos para Bachillerato, en concreto, cuatro aulas polivalentes, entre otros.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un jurado popular juzga este lunes la reyerta mortal de San Benito
chevron_right
García-Pelayo anuncia una querella contra Isabel Jordán