Actualizado: 01:14 CET
Domingo, 08/12/2019

Jerez

El Circuito de Jerez cerró 2018 con medio millón de euros en positivo

El resultado fue de 486.647 euros, ya descontado incluso el pago de los compromisos del concurso de acreedores

  • Una imagen del consejo de Cirjesa.

Las cuentas anuales de Cirjesa (Circuito de Jerez S.A.) correspondientes al ejercicio 2018 presentan un resultado positivo de 486.647,14 euros y cierran de este modo un largo periodo caracterizado por las pérdidas y los números en negativo. Esta cantidad contempla ya incluso el pago de los compromisos adquiridos en el concurso de acreedores, que rondaron los 300.000 euros. De no ser así, el balance final hubiera sido mucho más favorable, toda vez que el resultado de explotación se elevó en 2018 a 906.037,35 euros.

Es de hecho el segundo año consecutivo que presenta un resultado de explotación positivo, si bien en 2017 fue bastante más modesto, de 56.285 euros. Los 261.504 euros que debieron abonarse entonces en concepto de gastos financieros hicieron que el resultado final del ejercicio fuera de -204.659 euros.

En esta ocasión, sin embargo, el hecho de que el resultado de explotación haya sido de 906.037 euros ha propiciado que el balance final sea positivo a pesar de que ha debido hacerse frente a un gasto financiero de 365.703 euros justificado básicamente por la necesidad de hacer frente a los compromisos derivados del concurso.

El Circuito de Jerez puede ahora presumir de ser el único complejo deportivo de estas características en España que no registra pérdidas. Ello ha sido posible en buena medida al Plan de Reequilibrio que se puso en marcha a principios de esta legislatura, que ha implicado una reducción de gastos y al mismo tiempo un incremento notable de los ingresos por distintos conceptos.

En el capítulo de ingresos y gastos de las cuentas anuales de Cirjesa que se encuentran todavía pendientes de aprobación se hace constar que el importe neto de la cifra de negocios ascendió en 2018 a 4.111.394 euros, por encima de los 4.103.467 euros del ejercicio anterior. En esta partida se tienen en cuenta los ingresos por venta de entradas, que se elevaron a 4.027.870 euros. Pero también aumentaron los ingresos por arrendamientos de la pista, que pasaron de 2,6 a 2,8 millones de euros. De igual modo se incrementó la subvención del Ayuntamiento de Jerez, que aportó 1,4 millones de euros en lugar de los 950.000 euros del ejercicio 2017.

Por arrendamientos diversos -más allá de los propios de la pista- se obtuvieron 908.801 euros, frente a los 290.175 euros del año anterior. Por el contrario se redujeron los gastos de explotación, que pasaron de 6,8 a 6 millones de euros. En este apartado es interesante destacar que el gasto por arrendamientos y cánones se redujo en alrededor de medio millón de euros, pasando de 3.596.881 a 3.150.377 euros. A modo de resumen cabe apuntar que la situación económica del Circuito parece ahora encauzada gracias al Plan de Reequilibrio que se puso en marcha tras el concurso de acreedores. 


El documento admite que Cirjesa se encuentra todavía en situación de desequilibrio financiero, dado que los pasivos corrientes superan a los activos corrientes en 2,8 millones de euros. En todo caso, se recuerda que al cierre de 2017 esa diferencia se elevaba a 3,5 millones y se advierte de que la reducción ha sido posible sin que haya descendido la actividad. Se hace constar igualmente el cumplimiento de las medidas adoptadas en el Plan de Reequilibrio 2017-2019, que condicionaba la celebración del Mundial de Superbike a la existencia de un patrocinador, el incremento de los ingresos y el mantenimiento de los gastos generales. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Vecinos estallan por las carreras de motos ilegales en Blas Infante
chevron_right
Supersol sigue adelante con el cierre en Merca 80 y dos tiendas más