Actualizado: 23:00 CET
Martes, 21/05/2019

Jerez

Jerez despide otra Semana Santa de vocación expansiva

La incorporación de La Sed y La Salud constituyeron las grandes novedades de una semana con una meteorología más favorable que la anunciada

  • Imagen del cortejo nazareno de la Hermandad de la Lanzada.

La Semana Santa que acaba de finalizar va a dejar dos registros para los libros de historia: la incorporación a las jornadas del Lunes y el Martes Santo de La Sed y La Salud de San Rafael, respectivamente. El resto de cuanto ha ocurrido o no en estos últimos días se irá olvidando con el paso del tiempo y en cuanto empiece a caerse en la cuenta de que el calendario anuncia la llegada de una nueva primavera.

Vive la Semana Santa de Jerez un periodo claramente expansivo caracterizado por la casi permanente incorporación de cofradías a la nómina de cuantas hacen estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral. La Sed y La Salud han hecho respectivamente las números 38 y 39. Y la cosa no va a acabar ni mucho menos ahí, por cuanto otras corporaciones de vísperas han esperado al tiempo pascual para remitir sus peticiones al Obispado solicitando su inclusión en determinadas jornadas de la Semana Santa. En esta tesitura se encuentran al menos tres corporaciones: La Sagrada Mortaja, La Salvación y Bondad y Misericordia. Y no hay que olvidar que de aquí a un año La Misión moverá ficha en esa misma dirección.

En cuanto se culmine este periodo expansivo -de aquí a un par de años a lo sumo- todas las jornadas procesionales contarán al menos con seis cofradías y ello quizá obligue a una reestructuración no ya de sus itinerarios sino de sus tiempos de paso, en la mayor parte de los casos inflados al corresponderse con tiempos en los que únicamente eran cuatro las corporaciones que pasaban por la Carrera Oficial.

Carece de sentido que cortejos con 200 ó 300 nazarenos tengan un tiempo de paso similar al de cofradías sevillanas integradas por 1.500 cofrades. La contemplación de las jornadas del Lunes o el Martes Santo en la Carrera Oficial ha resultado francamente tediosa y no precisamente por el número de nazarenos que aportan sus cofradías, sino con la exagerada lentitud con la que procesionan. Ello por no hablar de la tarde del Viernes Santo, que se rompe por la mitad en cuanto aparece la Hermandad de la Expiración.

La asignatura pendiente de la Semana Santa de Jerez no es acometer la enésima reforma de la Carrera Oficial -el modelo actual parece haber resuelto ya sus problemas iniciales- sino ajustar los tiempos de paso de las cofradías a sus verdaderas necesidades.

Más allá de esta cuestión, merece la pena destacar que en contra de lo que algunos habían presagiado, la meteorología ha acompañado a todas las cofradías. Cuestión distinta es que la Hermandad de las Tres Caídas decidiera no procesionar el Miércoles Santo y que otras cuatro optaran por volver a casa. La meteorología acompañó porque incluso la Hermandad del Soberano Poder -la que tenía un recorrido de mayor envergadura- realizó su salida procesional con absoluta normalidad.

El exceso de información meteorológica se ha convertido en un verdadero problema para las cofradías, que de siempre se movieron por instinto y que ahora lo hacen en base a porcentajes de cuestionessobre las que ni siquiera los expertos se ponen de acuerdo.

Por último hay que referir que el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) -integrado por todas las fuerzas de seguridad- sólo ha registrado durante la Semana Santa incidencias de escasa envergadura, en la práctica totalidad de los casos realacionadas con atenciones sanitarias leves por indisposiciones que han podido atenderse con prontitud y sin mayores problemas. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Xerez CD retorna el lunes al trabajo
chevron_right
El PP destaca la tauromaquia por su simbolismo y creación de empleo