Actualizado: 02:23 CET
Miercoles, 16/10/2019

Atando Cabos

Los demás harían lo mismo

Publicado: 10/04/2019 ·
09:51
Actualizado: 10/04/2019 · 09:51

El litoral está sobresaturado y la playa desapareciendo con las subidas del nivel del mar. Eso les preocupa tanto como a Rajoy y a su primo el cambio climático


Cuántas veces habré oído esta frase tan socorrida: si no lo hago yo, otro lo haría. En singular y en plural. Para justificar acciones banales o comportamientos delictivos directamente. A ella se agarraría Mariano Rajoy para bajar a las cloacas. Utilizar policía de todos para su propio interés personal poniéndolos a espiar a sus enemigos y a borrar huellas de los delitos de su partido. También implicó a los periodistas, imprescindibles, por ser los encargados de encender el ventilador y que la mierda llegue a todas partes.

Lo mismo estará pensando el alcalde de Chiclana, con el proyecto de destruir 60.000 metros cuadrados de pinar para construir 206 viviendas de lujo. El último gran pinar litoral de Sancti Petri irá a formar parte de esa urbanización salvaje que ha sufrido la zona en la fiebre del ladrillo. Dirá:  ya lo hicieron los anteriores y lo harían los que vendrán después de mí. Mala suerte que sea el último y estén levantando tanta polvareda dirá “el pobre”. “El pobrecillo” en cuestión que quiere llenar las arcas de urbanismo esJosé María Román Guerrero, del PSOE. El medio ambiente, como antes de la crisis, sigue rendido ante el ladrillo, ni se ha aprendido lección alguna, ni se han tomado medidas.

Si Doñana se queda sin agua en favor de los cultivos, qué más da un pinar. Así de simple, al fin y al cabo, esta noticia no pasa de la prensa local más cercana y de los que la leen ¿quiénes se sublevan? Pues un colectivo ecologista de Chiclana llamado Toniza es quien ha convocado acciones y ha difundido el tema. Consiguió reunir a doscientos manifestantes en contra del salvaje proyecto, del que el ayuntamiento ha dado escasos datos. No ha convocado el Consejo Local de Urbanismo ni el de Medio Ambiente. Vamos que se ha intentado hacer con nocturnidad y alevosía. Luego vienen los ecologistas “tocapelotas”, recogen las basuras y se hacen fotos junto a los pinos con los que se intenta acabar, como únicos testigos del atentado natural.

Habrán comprobado que es difícil pasar de extranjis, de lo que están seguros es que saldrán indemnes de este crimen contra la naturaleza. La advertencia de que están matando a la gallina de los huevos de oroles da lo mismo mientras ellos pillen algún huevo. Este litoral está sobresaturado y la playa desapareciendo con las subidas del nivel del mar. Eso les preocupa tanto como a Rajoy y a su primo el cambio climático.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Remedios Jiménez

Licenciada en Historia y master en Dificultades de aprendizaje. Docente jubilada. Estudiante perpetúa del pasado y del arte

Atando Cabos

Es mi forma de desentrañar la maraña informativa. Cuento con la complicidad del lector para llenar los huecos de la ironía

VISITAR BLOG
Publicado: 10/04/2019 ·
09:51
Actualizado: 10/04/2019 · 09:51
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El CTIM no llegó a ser aprobado por la comisión regional de la ITI
chevron_right
Alex Colorado apela a Chapín para jugar la promoción