Actualizado: 20:01 CET
Lunes, 18/02/2019

Jerez

El dueño del ‘nuevo’ Gallo Azul empezará por Pescadería Vieja

La apertura de El Gallo Azul se retrasará por la demora de una licencia para terminar la reforma

  • Otro de los negocios del grupo se instalará en Pescadería Vieja

La reapertura del ‘nuevo’ Gallo Azul se retrasará por la demora de una licencia de obra que el empresario Gonzalo Assiego lleva meses esperando para culminar su proyecto estrella en Jerez.  Aunque en el entorno de Assiego, empresario malagueño muy conocido por sus chiringuitos en Bali, son conscientes de la expectación y “las ganas que hay” en la ciudad de que  El Gallo Azul se reincorpore a la oferta gastronómica y de ocio local, se muestran prudentes y prefieren no dar fecha exacta, aunque su intención es abrir lo antes posible.

En este sentido, las mismas fuentes consultadas aseguran que una vez que culminen el trámite administrativo con la concesión de la licencia en cuestión, tienen varios meses de obra aún pendientes de la reforma integral de la que va a ser objeto el emblemático local de seis plantas, que también incluye la instalación de un ascensor. Su deseo es abrir antes del verano, pero con tres o cuatro meses de trabajo de por medio una vez que tengan la licencia, lo ven complicado. 

El que sí es seguro que abrirá antes es el antiguo local de El Bichero en Pescadería Vieja que adquirió el pasado año. En estos momentos están ultimando los trabajos y la previsión es que el nuevo establecimiento pueda estar operativo a finales de febrero o en el mes de marzo como muy tarde.

Urbanismo dice que está a la espera de documentación adicional solicitada a los empresarios para la licencia

La Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento de Jerez asegura que está a la espera de que los empresarios que se han hecho cargo de El Gallo Azul  aporten una documentación adicional solicitada por la envergadura y la complejidad de la obra pendiente. En un comunicado, detallan que la licencia urbanística pedida tiene por objeto la reforma integral del mítico edificio para la actividad de bar restaurante, tratándose por tanto “de una obra mayor sobre un edificio que, además, cuenta con un alto grado de catalogación por sus valores histórico-artístico”.

Por tanto,  tras analizar la documentación aportada por los empresarios, por parte de los servicios técnicos y jurídicos de Urbanismo, “se solicitó información adicional a efectos urbanísticos y medioambientales, al tratarse de una actividad calificada, lo cual fue notificado el 9 de octubre de 2018”. También en noviembre, los servicios técnicos se reunieron con el arquitecto redactor del proyecto para informarle de la situación de expediente. A fecha de hoy, “no se ha registrado en la Delegación de Urbanismo la información adicional requerida, que es indispensable para la tramitación de esta licencia”.

Desde la Delegación de Urbanismo reiteran también que siempre tratan de agilizar al máximo cualquier solicitud de licencia, tanto de empresas como particulares, si bien, cabe recordar la complejidad de la tramitación de este caso concreto, debido tanto a la singularidad del edificio sobre el que se actúa, catalogado según el PGOU vigente como Interés Genérico, como a la actividad propuesta de hostelería, sujeta ésta a tramitación ambiental. 

La Delegación de Urbanismo trata siempre de agilizar al máximo cualquier solicitud de licencia, tanto de empresas como particulares, si bien, cabe recordar la complejidad de la tramitación de este caso concreto, debido tanto a la singularidad del edificio sobre el que se actúa, catalogado según el PGOU vigente como Interés Genérico, como a la actividad propuesta de hostelería, sujeta ésta a tramitación ambiental.


 

 

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El PP critica el retraso en la culminación de la Jefatura de Policía
chevron_right
El Gobierno local toma nota de las peticiones de 'La Plazoleta'