Actualizado: 21:27 CET
Jueves, 14/11/2019

Jerez

Se empotra contra un turismo al huir en sentido contrario por la A-4

El kamikaze, que cuadruplicaba la tasa de alcoholemia, fue detenido tras el siniestro. Los ocupantes del turismo, una familia con dos menores, heridos leves

 La Policía Local ha detenido esta tarde a un conductor, cuyas iniciales no han trascendido, que emprendió una huida en sentido contrario por la A-4, a la altura de Ikea, provocando dos accidentes de tráfico, el último de ellos de gravedad, al impactar frontalmente contra un turismo ocupado por una familia de cuatro personas, con dos menores, sin que ninguno de ellos haya resultado herido grave.

Según confirman fuentes policiales, los hechos se produjeron pasadas las siete y media de la tarde, una de las horas de más tránsito de vehículos en esta zona, cuando este individuo causó un primer siniestro en el puente cercano a la salida del Ikea de Jerez. La cosa no acabó ahí, pues acto seguido el kamikaze se adentró en la autovía y ni corto ni perezoso comenzó a circular en el carril que va de Jerez a Cádiz pero en dirección contraria, es decir, rumbo al al Aeropuerto de Jerez, ante la incredulidad y el miedo de los conductores que a esa hora, que no eran pocos, circulaban por este enclave.  

Así recorrió casi un kilómetro, según indican las mismas fuentes, hasta que chocó frontalmente con otro coche ocupado por una familia, cuyos miembros, afortunadamente, sólo presentan heridas leves por el impacto, sin contar con el enorme susto que se llevaron cuando se vieron con ese coche encima. El responsable del accidente, por su parte, fue detenido en ese instante por la Policía Local, que trasladó las diligencias a la Guardia Civil de Tráfico, que se encargará ahora del atestado y de las investigaciones pertinentes. No obstante, las pruebas de alcoholemia realizadas en el lugar tras su detención dieron positivo, cuadruplicando la tasa permitida.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron efectivos de la Policía Local, que practicaron la detención y de la Policía Nacional y la Guardia Civil, ocupándose estos últimos de regular el tráfico hasta la retirada de los vehículos, lo que provocó largas colas en la zona en una plena hora punta de salida de los trabajos. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Amplio respaldo a la concentración organizada en la plaza del Arenal
chevron_right
El cobro “ilegal” de los vados acabará en los juzgados