Actualizado: 21:33 CET
Lunes, 17/12/2018

Jerez

La doble ‘misión’ de la bola de Navidad gigante de la Plaza Belén

La esfera luminosa con tres pases musicales diarios se ha convertido en el gran atractivo en menos de una semana. Se echa en falta bares y más infraestructuras

  • La esfera tiene 12 metros de altura y ofrece tres pases diarios de música.
  • Hay ciudadanos que critican que esta esfera no se haya colocado en la Plaza del Arenal u otras zonas del centro de mayor tránsito

Como era de esperar, en menos de una semana la bola gigante luminosa instalada en la Plaza Belén, con tres pases musicales diarios de cinco minutos, se ha convertido en el gran atractivo de las navidades jerezanas. Desde que el pasado viernes, coincidiendo con el encendido del alumbrado, empezara a funcionar, son cientos los jerezanos que se han acudido expresamente hasta la renovada plaza para  presenciar este espectáculo de luces y sonidos y, por supuesto, captarlo en su smartphone para subirlo a sus redes sociales y si hay selfie de por medio, mejor que mejor. Hasta ahí, no hay ningún problema, pero nunca llueve a gusto de todos y paralelamente son muchas las voces que echan en falta más contenido en este enclave y lamentan la falta de previsión del Ayuntamiento en este sentido. “Si quería llevarse la bola ahí nos parece bien, pero ahí lo único que hay es un parque infantil; está todo muy desangelado, porque hay que ir expresamente hasta allí y luego no te puedes tomar nada ni hay mucho  más que hacer. Se echa en falta un bar donde tomarte algo  o un quiosco”, lamentaba ayer una madre que había ido con sus dos pequeños.  

En esta misma línea se expresaban otro grupo de jóvenes que aseguraban que no iban a volver más porque ya con un día que hubieran ido hasta allí tenían suficiente. ¿Pero esto por qué no se ha puesto en el centro?, comentaban entre ellas otro grupo de chicas a quien la Plaza Belén, aunque en el corazón del centro histórico, les suena demasiado lejana. Es más, una de las preguntas más repetidas estos días en redes sociales cuando se difunden los vídeos del espectáculo es por la ubicación de este enclave, mientras muchos siguen sin entender por qué no se ha colocado en la Plaza del Arenal u otros puntos más de tránsito como El Mamelón, Cristina y su entorno.

De hecho, en el pliego de condiciones de la contratación de esta esfera se apuntaba a la Plaza del Arenal -donde ya se está montando la pista de hielo- como ubicación original, aunque finalmente el Ayuntamiento decidió su traslado para potenciar la Plaza Belén como epicentro de la programación navideña, con un ciclo destinado a los pequeños, con nieve artificial y hasta un cotillón infantil, por lo que a buen seguro el ambiente irá a más durante las vacaciones escolares. Por su parte, en el seno de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico van todavía más allá y hablan de la doble función que está cumpliendo la esfera de 12 metros de altura y y casi 70.000 puntos de luz, pues gracias a ella son muchos los jerezanos de la periferia e incluso turistas que “están viendo la verdadera realidad del centro histórico; es bueno que vean como está todo lo que viene antes y después de la bola, y que entiendan por qué convocamos una manifestación cada año”, señala el presidente del colectivo, Alejandro González, que también ve positivo que los ciudadanos se impliquen con Intramuros y conozcan el itinerario, pues le consta que a estas alturas hay vecinos de Jerez que no saben dónde esta esta plaza.

La verdadera realidad

En la misma tónica que los ciudadanos que estos días se trasladan hasta allí, González lamenta que el contenido que se está dando a esta plaza no sea directamente proporcional a las infraestructuras con las que debería contar y que entiende que el Gobierno local debería haberlo tenido en cuenta. “Lo malo es que está viniendo un montón de gente y va a seguir viniendo más y no hay infraestructura necesaria: faltan urinarios públicos, se ponga o no la bola, llevamos tiempo pidiéndolo, se debería haber previsto también sacar a concesión un quiosco como el de El Retiro para las familias que vienen”, señala.   Eso sí, lanzan aviso para navegantes: “que no se sature la Plaza Belén, que ha estado 15 años sin nada”, apostando porque el contenido venga de colectivos “de fuera” y no de los barrios cercanos. “No tiene mucho sentido que la Plaza Belén acoja la zambomba de Santiago, va contra el espíritu de las zambombas, que deben ser identificativa de sus barrios”. Por cierto, el viernes la Plaza Belén celebrará la zambomba de la  Hermandad de la Redención. Habrá barra y la actuación del coro Gloria Bendita. 

COMENTARIOS

chevron_left
Jerez se suma a la ola de protestas ‘antifascistas’
chevron_right
Cuatro preguntas sobre la demoscopia y las elecciones andaluzas