Actualizado: 13:41 CET
Lunes, 10/12/2018
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

“Quería escribir una ficción que no se hiciese realidad”

El periodista Germán Fonteseca presenta esta próxima semana su primera novela, Mariposas negras

  • Germán Fonteseca

Compañero, amigo, sabía que tenías que dar una nueva vuelta de tuerca a tu vida y que, en absoluto, te ibas a olvidar de la palabra hecha letra..., aunque, si te soy sincero, no te veía como novelista.  

—¿Que te voy a contar a ti? Mira he escrito, hemos escrito, muchas ficciones que se han convertido en realidad  y tenía ganas de escribir una ficción que fuese ficción. Me lo planteé y aquí está Mariposas Negras. 

¿Ese título?

—Buscaba un título que fuese atractivo y llamase la atención. Hay un personaje de origen sudamericano que cuenta una vieja leyenda de la cultura precolombina  en la que las mariposas negras anunciaban tragedias, destrucciones y en esta novela, mi primera novela que no primer libro, se ve un poco esa misma tragedia y de ahí ese título. 

“Cristina Álvarez es una mujer de origen humilde que ha logrado una buena posición social y económica, aunque motivada por una ambición desmedida planifica la muerte de su marido, Abelardo Escocerria,con el propósito de quedarse al frente de la empresa familiar. Cristina desconoce los hilos que mueven el entramado societario de su esposo o quiénes son las personas que los manejan, por lo que al empezar a mover sus fichas entra en un juego del que desconoce las reglas por las que se rige. Todos están convencidos de que son dueños de la situación, sin intuir siquiera que hay fuerzas ajenas a la lógica y que escapan a la razón, capaces de alterar el curso de la partida, que no es otra cosa que la vida de Cristina, Abelardo y quienes le rodean”. Este es el argumento de esta novela que se va a presentar el próximo día 22.

—He querido hacer algo que se pueda leer con facilidad. Con un lenguaje sencillo, directo. Frases cortas, Mucho diálogo. Lenguaje asequible, rápido, sin grandes complejidades y hecho así a conciencia. Es casi un artículo de periódico. He querido ir al grano. En cuanto a  Cristina, efectivamente es una mujer con excesiva ambición y que puede casar perfectamente con el Madrid actual con las tres patas de los entramados políticos, económicos y social. Creo que he tardado nueve meses en que la novela vea la luz, aunque el primer manuscrito estaba hecho en tres meses. Lo guardé. Lo saqué y lo volví  a reescribir aunque conservando la estructura básica. Va a tener un final sugerente. Frases cortas y lectura fácil de una novela que, si vemos los informativos de los últimos días, puede incluso quedar superada por la realidad que estamos conociendo.  

Los libros ya están en casa. La presentación a punto, las ventas pendientes. ¿Qué esperas?

—Que sea la primera de algunas más. De hecho ya hay una segunda novela escrita, que en estos momentos está reposando y que pondré en valor a primeros de año.

Periodista por vocación y convicción, aventurero, capaz de liarse la manta a la cabeza y marcharse a la Sierra de Salamanca, a un desconocido Cepeda, trabajador, meticuloso en su vida del día a día, Germán se ha metido en este negocio de los libros por libre...

—Porque entiendo que es lo mejor. Mientras esta primera novela estaba en el cajón, la segunda la envié a editores. La acogieron bien. Algunas editoriales hacían la producción pero yo tenía que organizar la presentación y las ventas de la presentación eran para ellos y, según la venta del día, así sería después la distribución, sabiendo, por experiencia, que en el acto podrían recuperar lo invertido y después si te he visto no me acuerdo. Otras me pedían de entrada cinco mil euros y, en definitiva, vi que lo mejor era ir por libre y sentirme contento ya que lo que busco, por encima de todo, y te lo digo de verdad, que ya me conoces, no es la venta sino conseguir lectores. Eso entiendo que es la premisa fundamental. 

El acto de presentación se va a llevar a cabo en la sala de exposiciones Espacio Abierto, en la calle Alvar López. Allí nos recibió, con su libro, con su barba, con su pelo rapado, con esa madurez que dan los muchos años de trabajo en el mundo de la prensa y con esa ilusión que trasmitía en unos ojos que ya adivinan esa presentación...

—Donde voy a estar acompañado, a partir de las 20. 30 horas, de una compañera y amiga de los medios como es Isabel Noci, de Canal Sur, y de Casto Sánchez Mellado, profesor, licenciado en Filología Hispánica y profesor de Lengua y Literatura Española, director general que ha sido, en diferentes etapas, en la Junta de Andalucía, delegado provincial de Educación y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Jerez entre otras muchas otras cosas.

Estás en Jerez como podías haber estado en tu León de nacimiento o en Sevilla.

—Sabes que me gusta moverme. Pero de Jerez es mi mujer, de Jerez son mis hijos y a Jerez llegué, si mal no recuerdo, en febrero del año 1987 y aquí me he quedado. Aquí he hecho toda mi carrera profesional.

Desde Onda Jerez a Publicaciones del Sur.

—Onda Jerez Radio y Televisión, Radio Arenal, Periódico del Guadalete, Información Jerez, Viva Jerez y en Sevilla estuve en Radio Triana o en el El Correo de Andalucía entre otros.

También algún tiempo en prensa en la Administración y después de abandonar, sin abandonarlo, el periodismo se fue a Cepeda...

—De esa experiencia me queda un poso fuerte. Descubrí una España diferente que en nada se parece a Andalucía. Una España muy honda que necesita un desarrollo importante y no sólo económico. Duré tres años porque no quería traerme a Jerez a mi hijo pequeño que estaba estudiando en Salamanca. Me hubiese venido antes  pero, a pesar de ello, te puedo decir que la experiencia fue tremendamente positiva.   

Espero, amigo, compañero de tantas y tantas tardes y noches de confidencias a la luz de la redacción, ora en calle Córdoba, ora en calle Oso, ora en la calle de la Investigación en el Parque Empresarial, que la novela sea el éxito que te mereces por el esfuerzo que, me consta, has realizado y porque has querido contar esa ficción-ficción que no se va a convertir en realidad porque los personajes son solo producto de tu imaginación.

—Es mi tercer libro, pero el primero como novela. Ya sabes que escribí uno con Salvador Pizarro sobre los ostomizados, que colaboré en el libro de Antonio Padillo sobre su biografía profesional como Policía y ahora me he embarcado en esta historia que puede tener una comparación con lo que estamos viviendo en nuestra sociedad de hoy en día. 

La presentación está ahí, el jueves, en la calle Alvar López en un espacio nuevo de un Jerez cultural que se busca a sí mismo. Como Germán Fonteseca se quiere encontrar consigo mismo escribiendo para los demás y para sus propias vivencias, pero ya no desde las páginas de un periódico, como ha hecho muchos años, sino de una novela que quiere que sea el comienzo de una carrera distinta, aunque bajo el signo de contar cosas, esas cosas que él lleva contando desde hace más de treinta años.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El centro histórico ultima su tercera manifestación en tres años
chevron_right
La campaña de la aceituna, entre las mejores de los últimos años