Actualizado: 02:27 CET
Miercoles, 12/12/2018

Jerez

El periodismo local y regional como sinónimo de futuro

Publicaciones del Sur conmemora su 30 aniversario y los 208 años de la aprobación de la libertad de imprenta con unas jornadas para debatir sobre el periodismo

Las Jornadas de Periodismo en el Centro de Congresos de San Fernando.

1

Una vista general de una de las dos salas que se llenaron para presenciar las jornadas

2

Patricia Cavada, Jiménez Barrios y José Antonio Mallou

3

El Ayuntamiento de San Fernando reconoció los 30 años de Publicaciones del Sur

4

Manuel Jiménez Barrios durante su intervención

5

La conferencia inaugural de Miguel Angel Aguilar

6

Miguel Angel Aguilar junto a Fernando Pérez Monguió

7

Miguel Angel Aguilar junto a Fernando Pérez Monguió

8

Juan Ochoa, Carmen Torres y Marta González Novo intervinieron en la primera mesa redonda

9

Marta González Novo

10

Juan Ochoa

11

Carmen Torres junto a Manuel J. Florencio

12

13

Ana Romero

14

Teodoro León Gross

15

José María Izquierdo

16

Fernando Santiago

17

18

Autoridades y ponentes antes del comienzo del acto

19

El vicepresidente de la Junta y autoridades provinciales

20

Los presidentes de las Asociaciones de la Prensa de Cádiz y Jerez, en el acto

21

El alcalde de Sanlúcar, Víctor Mora, también acudió a las Jornadas

22

Parte del personal de Publicaciones del Sur asistente al acto

23
  • Las nuevas tecnologías, el futuro del papel, la labor del periodista, los contenidos de pago o las ‘fake news’, fueron los ejes del interesante debate
  • “La única causa del periodismo es la libertad”, dijo Miguel Ángel Aguilar
  • La prensa local es el contrapunto al periodismo practicado a nivel nacional

El mundo del periodismo vive sometido en estos momentos a un periodo plagado de incógnitas a las que pretende dar respuesta desde una certidumbre -el influjo de las nuevas tecnologías- que ha sido asumida como inevitable y con la que está obligado a convivir. El debate es tan amplio como apasionante, y abarca desde el futuro del papel al pago por contenidos, desde la nueva forma de consumir la información a la manera de rentabilizarla, desde el correcto ejercicio de la profesión al predominio de las fake news..., en la búsqueda de un equilibrio que puede encontrar su respuesta en el ámbito de la prensa local y regional. Ésa fue, al menos, una de las principales conclusiones alcanzadas por los ponentes participantes en las Jornadas Nacionales de Periodismo de San Fernando, organizadas por Publicaciones del Sur con motivo de su 30 aniversario, y coincidiendo con los 208 años de la aprobación de la libertad de imprenta. Y fue, por supuesto, una gran noticia para un grupo de comunicación que ha basado su filosofía de empresa durante tres décadas en el desarrollo de la prensa local y regional.  

En concreto, las Jornadas, que contaban con el patrocinio de Fundación Unicaja, abordaron la libertad de prensa en el tiempo de la posverdad, la visión de la profesión periodística desde los grandes medios y el presente y el futuro del periodismo en el ámbito local y regional, y contaron como maestro de ceremonias inaugural con Miguel Ángel Aguilar, en cuyo camino inicial como astrónomo terminó interponiéndose el periodismo para convertirlo en testigo directo y militante de la caída del franquismo y, hasta hoy, en una de las figuras más relevantes de la prensa española de la última mitad de siglo.

A Aguilar le tocó contextualizar la realidad del presente en lo concerniente a los medios, pero también a la sociedad, con mención especial a la juventud actual, ampliamente representada, estudiantes de Comunicación incluidos, en los dos auditorios que se habilitaron en el interior del Centro de Congresos Cortes de la Isla de León donde se celebraron las jornadas.

De hecho, una de sus primeras intervenciones iba dirigida a ellos, y fue concluyente: “La gente joven está hoy día desorientada. Que no os engañen, que la libertad, la Transición, no nos tocó en una tómbola; hubo que dar la cara -en alusión a los periodistas que luchaban contra la dictadura- y nadie pasó la cuenta”. Las alusiones también tuvieron un empeño pedagógico: “A veces sucede que solo se aprecia aquello de lo que se ha carecido, y los jóvenes no le tienen aprecio a la libertad porque siempre la han tenido. Pero esto no es como lo de antes, que no os digan que es igual”.

Para Aguilar, el problema de fondo se encuentra en el hecho de estar viviendo en un momento de “inundación informativa, y cuando hay una inundación, lo primero que hace falta es agua potable”. En este sentido -y esto ya iba para los periodistas y aspirantes a serlo-, reivindicó que “la prensa se tiene que convertir ahora en la planta potabilizadora, y separar los hechos de los intereses espúreos. Hay que poner las cosas en contexto, porque hay intereses cruzados que se valen de las ventajas de las nuevas tecnologías para confundirnos con mentiras, con las fake news, y el periodismo tiene que servir a la verdad”.

El veterano periodista se desvinculó asimismo de esa nueva tendencia de los que quieren “un periodismo de causas”, porque “la única causa del periodismo es la libertad, y sería una traición imperdonable no poner en ello todo el empeño”. Y, aunque reconoció que en España se practicó en su momento un “periodismo militante, porque había que luchar por la libertad de prensa”, entiende que ahora ya no es necesario.

Su discurso, por otro lado, fluyó inevitablemente en numerosas ocasiones a la gran cuestión de relevancia: las nuevas tecnologías, a las que comparó con la energía nuclear, que puede ser buena o mala “según el uso que les des. Buenas en manos de buenos periodistas y malas en manos de quienes quieren encubrir la realidad”.

Pese a la influencia de las redes sociales y del creciente número de ediciones digitales, Aguilar se mostró convencido de que “quedará algún periódico de pago, y será un prestigio exquisito”. De la misma manera que defendió que el periodismo que se practique, sin importar el soporte, debe ser de pago, porque “el periodismo de pago solo se vende a sus lectores”, y en la situación actual de “precariedad” de muchos medios, “eso lleva a la sumisión”. Para ello, entiende que el periodismo debe ser “sostenible, pasar los costes a los lectores y vivir en la dignidad. Sobrevivir con precariedad lleva a la sumisión”. 

De lo local a lo universal

Marta González Novo, de Cadena Ser Madrid, Carmen Torres, periodista de El Independiente, y el comunicador y locutor Juan Ochoa, se encargaron de narrar sus experiencias en la capital. A este respecto, las dos periodistas discreparon en cierto sentido a la hora de entender el tipo de periodismo que se practica actualmente en Madrid, donde “se habla más de especulaciones que de información”, argumentó Torres para defender el ejercicio del “periodismo local como escuela fundamental, el más genuino”, aunque el debate también se trasladó a la forma de hacer periodismo: “Estar en el sitio ya no te da la ventaja. Es más importante el contexto que aportes a la información”, dijo la periodista de El independiente.

A este respecto, Juan Ochoa incidió en que “lo importante ya no es el dónde, sino qué contar, ya que gracias a la conectividad podemos llegar a cualquier lugar del mundo”, por lo que invitó a reivindicar la autenticidad de lo que se hace. Un mensaje especialmente dirigido a los estudiantes de comunicación, a los que animó a “encontrar el camino” y a que si alguien les da la oportunidad, “aprovechadla”.

Marta González Novo invitó igualmente a “estar atentos a las señales, y a tener pasión, ilusión y sueños”. En su caso, recordó que su idea era  estudiar Literatura, “pero apareció alguien en mi vida y me dijo que lo más parecido a eso era estudiar periodismo”.

Prensa local y regional

La clausura de las Jornadas correspondió a los periodistas José María Izquierdo, Ana Romero, Teodoro León Gross y Fernando Santiago, que entraron de lleno en la gran cuestión del futuro de los medios desde varios puntos de vista: el fin del papel, el pago por contenidos y el protagonismo de la prensa local y regional.

Izquierdo comenzó por ahí y aseguró que “en el periodismo local y regional es posible sobrevivir”, aunque bajo la advertencia de que no lo hará en papel impreso, ya que “está condenado a muerte”. Lo que en su opinión no debe cambiar es la forma de ejercer la profesión: “El periodismo es investigar, jerarquizar las informaciones”, frente a la avalancha informativa que se vive hoy día, en muchos casos carente de control.

Ana Romero fue categórica: “El futuro es la prensa local y regional, y reivindico lo local porque ahí se encuentra la esencia del periodismo. El periodismo al que aspirábamos cuando nos marchamos a Madrid ya no existe”, dijo, por lo que “veo la pervivencia de dos o tres periódicos nacionales, de calidad, y un brillante futuro en la prensa local y regional”, pero en el que “los lectores tendrán que pagar”.

Fernando Santiago también defendió el pago por acceder a contenidos periodísticos en internet, entre otras cuestiones porque eso “facilitará que las informaciones sean más libres, sin depender de grandes empresas. Ese día el periodismo habrá alcanzado su auténtica naturaleza”. Por otra parte,  defendió el peso de la prensa local, pero sin darle tanta importancia a la política, “porque hay otros contenidos que interesan más a la gente”.

Teodoro León Gross llevó el debate un poco más allá. En primer lugar para resaltar que “lo que importa es el periodismo, no si hay o no papel. Si damos por muerto al periodismo, terminará muriendo”. Y desde ese punto de partida dijo ver “una etapa dorada desde lo digital”, así como la “oportunidad” del ámbito local , porque “es donde puedes ser diferente”, aunque concluyó que “el próximo periodismo local no se parecerá al conocido”.

 León Gross  aludió asimismo a la necesidad de “contextualizar y jerarquizar”, y a iniciar el camino al pago por contenidos periodísticos, para lo que aludió a Netflix, que nos “ha hecho un favor, porque vale la pena pagar por comprar buenos contenidos”. De una u otra forma, aventuró a concederle “vida” al periodismo, aunque bajo otra gran certeza: “si no somos útiles, dejaremos de ser necesarios”.

Aniversario por partida doble

Este sábado se cumplen 208 años desde la promulgación de la Libertad de Imprenta por parte de las Cortes de Cádiz. La cita del viernes conmemoraba dicha fecha, pero también la de los 30 años de Publicaciones del Sur, que también nutre sus raíces en San Fernando. Como apuntó la alcaldesa de la ciudad, Patricia Cavada, “aquí también se puso la semilla de un grupo que hoy día es líder en periodismo de proximidad”.

El consejero delegado de Publicaciones, José Antonio Mallou, destacó cómo un grupo “cien por cien andaluz”  ha ido creciendo “desde lo local a lo regional, desde el papel prensa a internet, desde la televisión tradicional hasta los nuevos contenidos audiovisuales, bajo un latente compromiso con nuestra tierra, conscientes de que una prensa libre y valiente es fundamental para hacer posible las aspiraciones de los pueblos”.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios,  resaltó cómo el grupo ha logrado “sobrevivir en la jungla, en un mundo tan competitivo, gracias al nivel de sus profesionales”.

Ana Romero: “En lo local está la esencia actual del periodismo”

La periodista y escritora chiclanera, recordó sus inicios en el mundo del periodismo a finales de los años 80 y cómo forjó su “alma de reportera” en Cádiz. Tras una larga trayectoria en el diario El Mundo, en el que trabajó desde su fundación, “ahora hago periodismo en libros”, aunque “reivindico lo local, que es donde está la esencia. Las historias locales me convirtieron en reportera”.

Ana Romero

Teodoro León Gross: “El ecosistema digital viene con oportunidades”

El periodista malagueño ahondó en el origen de la crisis que arrastra parte de la prensa en estos momentos. “Los editores dejaron de invertir en los periódicos, porque la máquina funcionaba muy bien, pero la gente terminó por pensar que no les representaba a ellos, sino al sistema. El ecosistema digital ha acabado ahora con aquello y viene con oportunidades”.

José María Izquierdo: “Lo de Villarejo no se puede publicar sin comprobar”

El veterano y prestigioso periodista madrileño hizo alusión en una de sus intervenciones a lo sucedido con las publicaciones de los audios del excomisario Villarejo .”Eso no se puede hacer. Ya nadie comprueba nada antes de publicar una información, porque nadie se quiere quedar detrás en las redes sociales”, como si el único fin fueran las visitas y no la calidad de la información.

José María Izquierdo

Fernando Santiago: “Hay que conseguir que se pueda pagar por los contenidos”

El periodista gaditano abordó la cuestión del pago por el acceso a los contenidos informativos en internet, y puso como ejemplo la experiencia reciente de Netflix y HBO, “que han conseguido que la gente empiece a pagar por consumir sus contenidos de calidad, y el periodismo también tiene que conseguir que se pueda pagar por leer las informaciones que se publican en sus webs”.

Fernando Santiago

Juan Ochoa: “Hay que distinguir entre periodistas e influencers”

Es la voz que presenta los contenidos publicitarios en Carrusel Deportivo de la Cadena Ser y nació en San Fernando. Desde su experiencia en el mundo de la comunicación, invitó a los jóvenes a saber distinguir “entre periodistas e influencers. Los primeros cuentan lo que ocurre, los segundos cuentan lo que les interesa para beneficio propio”. 

Juan Ochoa

 

 

COMENTARIOS

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El convento de Madre de Dios, nueva sede del Seminario en Jerez
chevron_right
Borrell subraya en Jerez la importancia de la relación trasatlántica