Actualizado: 17:20 CET
Viernes, 06/12/2019

Jerez

El fenómeno de la vivienda turística se estanca en Jerez

Desde septiembre apenas se han incorporado cinco nuevos inmuebles, cuando entre 2016 y 2017 la cifra se había duplicado

  • Imagen del interior de la oficina municipal de turismo.

La proliferación de viviendas turísticas parece haberse estancado en estos últimos meses, tal y como se desprende de los datos ofrecidos por Airbnb, el mayor portal internacional de alojamiento entre particulares. En concreto, desde el pasado mes de septiembre apenas se han registrado cinco nuevas viviendas turísticas, cuando entre los años 2016 y 2017 el incremento llegó a ser del 112 por ciento.

La ciudad oferta ahora 829 inmuebles para esta finalidad, frente a los 824 del pasado mes de septiembre. La cifra sigue siendo muy importante si se tiene en cuenta que hace apenas cuatro años el número de viviendas turísticas registradas en Jerez era de 124. La oferta se concentra básicamente en el casco histórico de la ciudad, siendo la mayoría de los inmuebles de uno y dos dormitorios. Dos de cada tres viviendas se alquilan completas, mientras que el resto utiliza la fórmula de alojamiento compartido.

Con independencia de que la cifra de viviendas turísticas haya experimentado un estancamiento en los últimos meses, lo que nadie puede poner en duda es que este segmento se erige ya en claro competidor de los establecimientos hoteleros tradicionales.

El propio presidente del Clúster Turístico, Antonio Mariscal, admite que estas viviendas pueden haber comido terreno a los hoteles cuando analiza los datos de pernoctaciones del primer semestre del año, que han experimentado un descenso del 1,13 por ciento.

“La vivienda turística afecta porque es una oferta que antes no existía. Quizá si se sumaran las pernoctaciones en hoteles y viviendas se habría registrado un incremento en este primer semestre”, apuntó Mariscal.

El presidente del Clúster Turístico entiende en cualquier caso que el descenso de las pernoctaciones es imputable a una suma de factores. Lo primero que debe tenerse en cuenta es que los datos registrados el año pasado en España fueron “excepcionales” y difícilmente repetibles. Pero además de ello Mariscal tiene en cuenta que la meteorología no acompañó en ese primer semestre, frenando las escapadas de fines de semana, que es un segmento del que Jerez se beneficia especialmente.


Por otra parte, la coincidencia del Gran Premio con la Feria del Caballo tampoco favoreció -tal y como se puso de manifiesto cuando se conocieron los datos de mayo-. Incluso, en este pasado mes de junio, ha afectado la celebración del Mundial de Fútbol. “Aunque no lo parezca, estas cosas condicionan la planificación de escapadas o vacaciones”, apostilló.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cruz Roja alberga en Jerez a unos 240 migrantes en el 'Kiko Narváez'
chevron_right
“Mi niña es otra. El doctor ha obrado el milagro con Alba”