Actualizado: 16:50 CET
Jueves, 15/11/2018
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

“Tengo ‘mono’ de vivir”, el grito de esperanza de Alba

Ya se siente y mueve las piernas y su madre confía en que con la rehabilitación empiece a recuperar musculatura poco a poco

  • Alba Pacheco antes de abandonar la clínica donde se operó

“Va a ser un camino duro, lo sabemos, pero lo fundamental es que mi hija vuelva a vivir. Tengo mono de vivir, nos dice ella”. Quien habla es Carolina Pacheco, la madre de Alba Pacheco, que esta semana ha regresado, por  fin, a su domicilio tras recibir el alta como consecuencia de la delicada operación a la que se sometió en la Clínica San Rafael de Cádiz. Llevaba desde los 16 años paralizada de cintura para abajo, y durante los últimos cuatro meses ingresada en el Hospital de Jerez sin mayor solución a sus terribles dolores que el suministro de medicinas. Así, hasta que apareció el doctor Mario Velarde, el prestigioso neurocirujano, quien, tras examinarla, se ofreció a operarla de la columna.

La intervención, lo reconoce Carolina, “ha sido un éxito. El doctor es su ángel de la guarda, como dice Alba, y verla ya en casa y con los primeros síntomas de recuperación después de dos años... Está muy bien. Ya mueve las piernas, que antes no se las sentía. Los dolores desaparecen, e incluso dice que se siente el vientre, que antes no lo sentía”. El propio Velarde les recomendó que lo mejor que podía hacer era regresar a casa, “que estuviera en su entorno, porque puede ayudar a la recuperación”, y aunque en estos primeros días todavía se marea un poco, mantiene la sonda y, según su madre, padece un poco de síndrome de abstinencia, “a causa de los dos años que le han estado suministrando opiáceos”, están muy esperanzados con los avances registrados.

Alba Pacheco en la clínica donde se operó

“El doctor Velarde habla conmigo todos los días y vendrá a visitarla a casa, ya que él mismo se encargará de la retirada de los puntos”. La otra visita médica que va a recibir es la del personal de rehabilitación, “que vendrán a casa del ambulatorio hasta que podamos llevarla” para ayudarla a recuperar musculatura, como consecuencia de los dos años que lleva tumbada en una cama.

Por otro lado, Carolina se muestra “muy agradecida” a toda la gente que está colaborando para que puedan afrontar el pago de los 20.000 euros de la operación. “Jerez es muy solidario y nos lo están demostrando”. A este respecto, hay una cuenta abierta para recibir donativos y el día 26 se celebra en el Club Nazaret un festival flamenco benéfico en el que se recaudarán fondos para que la familia pueda hacer frente al citado pago.

Cartel del festival benéfico

Cartel del festival benéfico

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Mamen Sánchez sale en defensa de su directora de gabinete
chevron_right
El Ayuntamiento de Jerez multa a Urbaser con 40.000 euros