Actualizado: 21:56 CET
Martes, 18/12/2018

Jerez

Condenan a un camionero gallego por estafar a otro de Jerez

Le había vendido un camión con el tacómetro trucado. Le dijo que tenía 445.000 kilómetros cuando en realidad tenía 720.000

  • Disputa por un camión

La Audiencia Provincial de Lugo ha condenado a E.C.C. a un año y 9 meses de cárcel por un delito de estafa, tras vender a un camionero de Jerez  un vehículo con el tacógrafo trucado en el que hacía constar que tenía 445.000 kilómetros cuando en realidad tenía 720.000.

En una sentencia del 4 de junio, la Audiencia revoca así el fallo dictado por el Juzgado de lo Penal 2 de Lugo que absolvió al denunciado y estima el recurso de apelación presentado por el comprador denunciante, M.P.G., representado por el abogado Francisco Cabral y que pagó 30.680 por el vehículo en febrero de 2012.

La Audiencia señala que pericialmente quedó demostrado que "el precinto frontal del tacógrafo fue manipulado" y que en el momento de la compraventa el camión tenía más de 700.000 kilómetros por la documentación aportada por el denunciante tras varias averías que le obligar a acudir al taller y donde se descubrió el "engaño grave".

Relata que aunque en el juicio el acusado aportó documentación que hacía constar que el camión tenía más de 700.000 kilómetros, en el anuncio en internet indicaba que tenía 445.000 kilómetros y facturas de taller de revisiones a las que lo sometió el comprador indican cifras próximas a ésta, por lo que la "única conclusión racional es que fue el acusado, u otra persona por su orden, la que manipuló el kilometraje" para aparentar que tenía menos, una "cuestión esencial" que el denunciante valoró para comprarlo.

El tribunal considera que el comprador actuó "con la diligencia normal" al desplazarse a Lugo para examinar el vehículo antes de comprarlo "sin que resulte exigible que hubiera de comprombar la ausencia de manipulación en el tocógrafo".

Justifica la condena a E.C.C. de un año y 9 de meses de cárcel al superar el importe defraudado los 10.000 euros, el "natural quebranto" causado al denunciando que compró el camión para su trabajo, lo "torticero de la metodología desarrollada por el acusado así como su trayectoria delictiva previa", ya que según el abogado del denunciante ha habido otras denuncias por hechos similares contra este acusado si bien es la primera vez que se le condena.

Además, deberá indemnizarle con la diferencia de precio entre un camión con 720.000 kilómetros y 445.000, además de 9.889 euros que gastó en reparaciones y 500 euros que abonó de fianza y no se le dedujeron del precio.

El abogado Francisco Cabral se ha mostrado "especialmente orgulloso y satisfecho" por una sentencia con la que "la sociedad se protege de personas tan nocivas y especialmente repulsivas pues abusan y atentan contra gente honrada sin el menor escrúpulo". 

COMENTARIOS

chevron_left
Un alumno de Jerez se queda sin selectividad tras sufrir un atropello
chevron_right
Pedro Carrión sigue una temporada más