El tiempo en: Andalucía
Martes 26/01/2021

Jerez

Detenido por presunto fraude en la compra de vehículos de alta gama

La Guardia Civil ha desarrollado la investigación en Jerez y Arcos. Hay más de 30 personas afectadas en toda la provincia

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Imagen de la detención

La Guardia Civil ha detenido al responsable de un concesionario de coches de Arcos por los presuntos delitos continuados de estafa y falsedad documental en la compra de vehículos de alta y media gama, defraudando un valor aproximado de 300.000 euros.

Según detalla la Guardia Civil, el encargado del conesionario "falsificaba" la documentación aportada por los clientes, "abusando de su confianza", para obtener financiaciones "fraudulentas" fingiendo la compra de otros vehículos.

Las intervenciones han tenido lugar en Arcos y Jerez, entre otras poblaciones de la provincia, detectando una estafa en la compra de vehículos en la que se encuentran afectados más de 30 perjudicados.

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Ciovil inició las investigaciones tras la denuncia de un afectado al que le habían cargado una cuota bancaria por la compra de un vehículo que ya había pagado. Las propias financieras implicadas denunciaron ante Tráfico la comisión de un presunto delito continuado de estafa y falsedad documental en la compra de 22 vehículos tanto nuevos como semi nuevos, y se pudo comprobar, tras un primer análisis, que los documentos aportados eran falsificados.

La investigación se ha desarrollado a través de la Operación Dentada 2, que ha permitido desarticular una trama dedicada a falsificar documentación personal de clientes que adquirían vehículos en un concesionario y con posterioridad la utilizaban sin su consentimiento para financiar otros vehículos.

Los clientes, según describe la Guardia Civil, acudían a realizar la compra del vehículo en el concesionario y cuando entregaban la documentación personal para abonarlo, el administrador copiaba la documentación, y posteriormente la utilizaba para realizar la financiaciómn de otro vehículo diferente, y para evitar que le llegaran las cuotas a los perjudicados, utilizaba su propia cuenta bancaria. "Creaba la figura de una estructura piramidal, obteniendo financiaciones ilegales por un lado, para pagar las anteriores".

Los perjudicados, al desconocer el uso fraudulento de sus datos y tener un crédito a su nombre por la compra del vehículo, no obtenían la autorización de las financieras para solicitar otros créditos, con el consiguiente perjuicio para ellos.

 

COMENTARIOS