Actualizado: 10:34 CET
Miercoles, 13/11/2019

Jerez

Descubre a los nuevos residentes del Zoobotánico de Jerez

El Zoo recibe nuevas crías de liebre de la Patagonia, chajá y muflón, entre otras especies

Nuevos inquilinos en el Zoo de Jerez

1

2

3

El Zoobotánico de Jerez ha asistido en este último mes de marzo al nacimiento de nuevas crías de diversas especies cuatro maras o liebres de la Patagonia, chajá, un faisán del Palawan, un muflón de Atlas y cuatro gacelas Dorca.

Chajá común (Chauna torquata)

Es el segundo en tamaño de su especie. Tiene un espolón en el ala normalmente escondido y una banda blanca que le rodea el cuello, más o menos visible según la postura. Se alimentan de las partes verdes de las plantas acuáticas suculentas, semillas, hojas y tallos. Se reproducen en primavera y son muy territoriales.

Mara o liebre de la Patagonia (Dolichotis patagonum) 

Es un roedor de gran tamaño que puede alcanzar los 16 kilos de peso. La estructura corporal y la forma de desplazarse a saltos, recuerda a las autenticas liebres. Su pelaje es denso y grisáceo y son herbívoros.

Muflón de Atlas (Ammotragus lervia)


Es la única oveja salvaje africana. De su aspecto destaca una corta crin tiesa, desde el cuello hasta la mitad del lomo, y un fleco bien desarrollado, de largos pelos suaves colgando de la garganta, del pecho y de las patas anteriores, envolviendo los cuartos delanteros. Son grandes trepadores y saltadores, casi invisibles entre las rocas cuando permanecen inmóviles. Poseen un oído muy agudo. Su dieta fundamentalmente es de hierbas, hojas y pastos y su época de reproducción va de Octubre a Noviembre.

Faisán Palawan (Polyplectron napoleonis)

Su origen es de la Isla de Palawan, en Filipinas. Vive en los bosques, hasta una altura de 800 metros. La especie es considerada monógama. Existen varias subespecies. Está protegido.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Poemas y cartas de amor desde los institutos de Jerez
chevron_right
El 22 de abril puede ser un gran día