Actualizado: 11:04 CET
Sábado, 26/05/2018

Jerez

“El Gobierno local tiene que mojarse más para crear empleo”

Lola rueda, presidenta del Consejo Social de Jerez, reivindica la utilidad de un ente que en diez años aún no ha dado frutos

Cargando el reproductor....
  • El Consejo Social celebrará el día 1 su primer pleno y pretende elevar sus primeras propuestas en junio
  • Se han creado cuatro comisiones de trabajo para hacer propuestas

El Consejo Económico y Social surgió hace diez años, con motivo del inicio de la crisis, como una especie de “comité de sabios” bajo la premisa de trasladar al Gobierno local sus propuestas e iniciativas para contribuir a la recuperación socioeconómica de la ciudad. Sin embargo, en todo ese tiempo ha sido incapaz de consolidar su labor, ni cuando lo creó el PSOE, ni cuando el PP intentó reactivarlo durante el mandato municipal anterior, pese a la “revolución” planteada, tanto en número como en organismos, entes y personalidades representadas. Con el PSOE de nuevo en el Gobierno, y tras los dos primeros años de mandato, la alcaldesa Mamen Sánchez optó por llevar a cabo su propia “revolución” en el ente con el objetivo de hacerlo verdaderamente efectivo. Su primera decisión fue designar, previo consenso con las demás fuerzas políticas, a la persona encargada de asumir la presidencia y de reactivar su funcionamiento desde una nueva óptica. Esa persona es Lola Rueda, que ha establecido una nueva metodología de trabajo y de funcionamiento de un Consejo en el que ha cobrado mayor importancia la acepción de “social” y que el próximo 1 de marzo celebrará, finalmente, su primer pleno, una vez culminado el proceso de nombramientos y la constitución de las comisiones de trabajo desde las que partirán las propuestas que, posteriormente, se elevarán al Gobierno local para su puesta en marcha. “Son propuestas preceptivas, pero no vinculantes”, admite Rueda, pero bajo el empeño de que sean materializables, ya que caso contrario no se entiende el papel que pueda seguir desarrollando el Consejo Social.

El “nuevo” ente pasa a contar con 21 miembros y una marcada presencia de “lo social”, y cuenta asimismo con la incorporación de entidades como la UCA, que ha asumido presidir las comisiones de trabajo, y de AJE (Asociación de Jóvenes Empresarios), por el valor que se le quiere dar a las iniciativas emprendedoras que se puedan impulsar en la ciudad.

El objetivo fundamental pasa, casi exclusivamente, por contribuir a la creación de empleo, que es la solución fundamental a buena parte de los problemas que padece Jerez. En este sentido, Rueda no se arruga a la hora de exponer que el Gobierno local tiene que “hacer más por el empleo, tiene que pringarse más, mojarse más. Yo les pido más actitud y generosidad, y vamos a tratarlo con la alcaldesa”. Lo ha expresado así esta semana durante una entrevista en el espacio El templete de Ondaluz Jerez TV, donde también lamentó la “queja general” permanente que sigue latiendo en la ciudad. “No entiendo la queja general de las instituciones y de los ciudadanos de para qué hacer nada si Jerez está como está. No nos podemos dejar llevar por esa corriente. Todos estamos obligados a ayudar”.

Lola Rueda invita a saber aprovechar lo bueno que tiene la propia ciudad. “Jerez es una ciudad muy creativa. Hay un banco de talento con el que hay que trabajar”, y pone de ejemplo los “21 expertos” que forman parte del Consejo Social y que se han implicado para realizar propuestas “reales y viables”.

En contraposición a esa labor, admitió, por ejemplo, sus dudas con respecto a la ITI. “No es que no confíe en la ITI, no que dude que sea beneficiosa, pero sí me gustaría que fuese una herramienta más ágil, más cercana y más transparente”, en una clara alusión al “exceso de burocracia” que rodea hoy día a la puesta en marcha de cualquier iniciativa.

Del diagnóstico a las propuestas a través de cuatro comisiones

La primera medida del Consejo Social de Jerez fue cambiar la página web, con el objetivo de ofrecer la imagen de una ciudad conectada, y favorecer desde la misma la participación y el debate. La segunda ha pasado por la creación de sus comisiones de trabajo. Son cuatro en total, y esta semana se ha constituido la última de ellas, la de Integración Social. Las otras tres son: Economía y Empleo, Formación y Emprendimiento, y Desarrollo Territorial. La tercera fase entrará en vigor a partir del 1 de marzo, con la celebración del primer pleno del Consejo, en el que se volcarán las primeras propuestas de cada comisión de trabajo. “Queremos que los informes que se aprueben y se eleven después al Gobierno local, incluyan ya una estrategia clara de actuación, para que se asuman por el ejecutivo”, subraya Lola Rueda.

En este sentido, la presidenta del Consejo Social confía en que a mediados de este mismo año se puedan elevar las primeras propuestas reales. “Estamos muy comprometidos, porque sumamos. Además, estoy obsesionada con que nuestro trabajo tenga visibilidad”, expone Rueda, que reconoce que no quiere que el ente caiga de nuevo en el olvido como ocurrió en sus etapas anteriores.

“El Consejo había atravesado por una situación de laguna de dos años, y es un órgano municipal necesario”. Por eso mismo hizo tanto hincapié en cambiar determinadas cosas. La primera de ellas, que el ámbito social ganara mayor representación frente al sector económico y, asimismo, que hubiese más mujeres representadas. “Yo no he venido a quitar a nadie, pero sí pedí a algunas de las instituciones representadas que fuesen generosas y cedieran algunos de sus asientos a otros colectivos que quería ver representados”; un deseo que se ha visto cumplido a día de hoy a la espera solo de que lleguen los resultados.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad AiAndaluca Informacin