Actualizado: 11:56 CET
Domingo, 27/05/2018

Jerez

“Esto es vida y qué bien se va; por fin tenemos ascensor”

Los vecinos de número 8 de la Plaza Ubrique, en La Granja, estrenan elevador tras años de espera.

  • Las vecinas estrenando su ascensor
  • Las 19 familias celebraron su puesta en marcha entre aplausos, nervios y algunas lágrimas por los que no han podido disfrutar el servicio

Rocío Alfaro

Una de la tarde. El revuelo en la Plaza Ubrique de La Granja viene del bloque 8, de cuatro plantas, donde los vecinos empiezan a impacientarse en la cuenta atrás para la puesta en marcha de su ascensor. Sus pisos tienen más de cuatro décadas  y disponen desde ayer de elevador, un servicio que si para buena parte de las urbanizaciones modernas resulta liviano, porque sus promociones de viviendas no se conciben sin ellos, para estas 19 familias del número 8 resulta todo un acontecimiento. “Es un día histórico, que aquí ha habido personas mayores que se han llevado años y años sin bajar”, comentaban. Algunos, como el marido de Antonia, han fallecido esperándolo. “Me estoy acordando mucho de él hoy, que llevamos muchos años esperando y él al final no lo ha podido ver”, señalaba muy emocionada. “Venga Antonia, que hoy ya se ha conseguido, hoy es un día para estar contentos”, le decía  Dolores, satisfecha por haber subido en peso “el último cargo de la compra”. A la pena que embargaba a esta vecina, se unían sus miedos por estrenar la nueva infraestructura, que a partir de ahora le ahorrará tener que subir las escaleras hasta el cuarto. “Yo la primera no me monto. Me da miedo. Yo me monto en el ascensor del médico y otros sitios si voy con gente pero aquí...”.

Sólo un momento antes, un técnico de la empresa instaladora les había dado unas breves instrucciones de uso, pidiéndoles paciencia y, especialmente, calma si algún día se quedan encerrados. Finalmente, aunque le costó, lo estrenó en el tercer ‘viaje’, ganándose los aplausos de sus vecinos. “Esto es vida. Qué bien se va. Ya hoy se ha conseguido. Por fin tenemos ascensor”, señalaba otra residente. La mayoría no podía dejar de recordar que podían llevar ya una década con este servicio. “Entonces la subvención era del 90% de la Junta, ahora ha sido del 50%, mientras que el Ayuntamiento ha costeado el 90% de la licencia de obra”, explica Juan Patiño, presidente de la comunidad de propietarios del bloque 8, por lo que en total cada familia ha desembolsado más de 1.500 euros.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad Ai