Actualizado: 09:08 CET
Miercoles, 29/01/2020

Jerez

El Zoo de Jerez lleva a cabo la suelta de 38 nuevos ibis eremita

La suelta forma parte del programa de reintroducción de la especie que desarrolla el Ayuntamiento junto a la Consejería de Medio Ambiente

  • La suelta de los Ibis en la Sierra del Retín

El Zoobotánico Jerez, adscrito a la Tenencia de Alcaldía de Sostenibilidad, Movilidad y Participación, que dirige José Antonio Díaz, ha llevado a cabo durante los pasados días 10, 11 y 12 de enero, la suelta escalonada de un total de 38 ibis eremitas en la zona de La Janda. Esta suelta, que se realiza con el objetivo de reforzar la población sedentaria existente en la comarca, forma parte del programa de reintroducción de la especie, ‘Proyecto Eremita’, que lleva a cabo el Zoobotánico junto con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Las aves son juveniles de primer o segundo año procedentes de zoos europeos colaboradores como Alemania (zoo de Opel), Suiza (zoo de Goldau), Francia (zoo de Upie, Mulhouse y Sigean), República Checa (zoo de Ostrava), así como aves del zoo de Jerez. Las aves llegaron en los meses de octubre y noviembre del 2017 y han permanecido en aclimatación en el aviario de la sierra del Retín hasta el día de la suelta.

Con estas 38 nuevas aves aumenta el número de ejemplares y la diversidad genética de la población en libertad que cuenta ya con más de 80 individuos.

Proyecto Eremita

El ibis eremita es una especie que desapareció en la península hace 500 años. El Proyecto Eremita se inició en el año 2004 como estudio de métodos de suelta de aves procedentes de cautividad con el fin de establecer una población sedentaria, estable y autosuficiente en la zona de la Janda en Cádiz. En el año 2008 se produjo la primera reproducción en libertad y desde entonces han construido nido y criado cada año. Son aves coloniales que crían en acantilados rocosos o construcciones humanas. En la actualidad se reproducen en tres puntos: en los cortados rocoso de la Barca de Vejer, en un tajo cercano a unos 500 metros conocido como tajo de la Mora y la torre de Castilnovo, una torre almenara localizada en la playa de Conil.

Considerando la situación crítica de la especie, los resultados positivos obtenidos en el “Proyecto Eremita”, la sensibilización de las personas en la zona de suelta y la evidencia histórica de la especie en nuestro país, se elabora y presenta el “Proyecto de reintroducción del ibis eremita en Cádiz” que es finalmente aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente en Julio de 2013.

Actualmente la incipiente población de Cádiz está sujeta a seguimiento, vigilancia de la reproducción, anillamiento de pollos en nido y monitorización de las liberaciones anuales con el fin de conseguir un número de individuos suficientes que garanticen el futuro de la especie en nuestra región.  

Conservación de la especie

El ibis eremita (Geronticus eremita) se considera una de las aves más amenazadas del mundo, catalogada como “en peligro crítico de extinción” por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN). Solo quedan 600 individuos distribuidos en el suroeste de Marruecos con 115 parejas reproductoras. Hoy en día la conservación de esta especie depende en gran medida de la protección de la última población salvaje en Marruecos así como de los programas de reintroducción de ejemplares procedentes de cautividad en zonas donde la especie se había extinguido. Actualmente existen dos programas de reintroducción del ibis eremita, uno es el “Proyecto Eremita” para establecer una población sedentaria en el suroeste de España y otro el “Waldrappteam Project” que ayudados de ultraligeros acompañan a grupos de aves acostumbradas a volar con ellos desde Austria y Alemania hacia Italia con el fin de crear poblaciones migradoras. En un futuro se plantea también la reintroducción en Argelia donde la especie se extinguió a finales de los años ochenta.

La reintroducción de ejemplares procedentes de la cría en cautividad es una herramienta útil para aumentar el número de individuos y el área de distribución de la especie en libertad. El Proyecto Eremita en el sur de España ha demostrado que es posible establecer una población estable y sedentaria en el lugar de suelta a partir de aves procedentes de la cría en cautividad. El ibis eremita ha tenido una buena acogida en la zona por parte de la población local. Esta metodología puede ser aplicada a futuros proyectos de reintroducción en zonas donde la especie se haya extinguido, como puede ser el caso de Argelia.

Zoobotánico Jerez

Actualmente los zoos modernos participan en programas europeos de cría en cautividad de especies amenazadas, conocidos como EEP. En el caso del ibis eremita este programa de cría ha permitido al Zoobotánico Jerez-Ayuntamiento de Jerez, junto con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía poner en práctica la reintroducción de la especie en la zona de La Janda, con el fin de establecer a nivel mundial una nueva población sedentaria. El Zoobotánico Jerez mantiene así su compromiso con los planes de investigación y conservación de especies amenazadas, uno de los fundamentos y filosofía de trabajo que da sentido al zoo jerezano.       

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Ayuntamiento y Junta hacen balance de las obras en centros educativos
chevron_right
Más esfuerzos y concienciación para prevenir los incendios en el hogar