Actualizado: 01:05 CET
Viernes, 21/09/2018

Jerez

El vino sherry que era Jerez, cincuenta años de un primer triunfo

Este martes se cumplen 50 años de la promulgación de la sentencia del conocido como "Pleito del Sherry"

  • Beltrán Domecq, junto a César Saldaña.

El Consejo Regulador del Jerez celebra este martes un primer triunfo, parcial pero histórico, en la defensa de su nombre frente a otras producciones internacionales que se habían apropiado de él bajo el paraguas de expresiones como "British Sherry".

Y es que este martes se cumplen 50 años de la promulgación de la sentencia del conocido como "Pleito del Sherry", un largo y complejo juicio que a lo largo de los años sesenta enfrentó a los principales bodegueros de Jerez y a su Denominación de Origen con los elaboradores de la bebida por entonces conocida como "British Sherry".

"Es una sentencia que hoy consideraríamos inaceptable porque se ha avanzado mucho, pero que entonces supuso un antes y un después porque reconocía la vinculación del término 'sherry' con Jerez", explica a EFE César Saldaña, director del Consejo Regulador del Jerez.

Sherry era una palabra que los ingleses habían hecho evolucionar del nombre árabe de Jerez de la Frontera y que sirvió, y aún sirve, como paraguas a numerosos países para sacar adelante sus propias versiones de los vinos de Jerez, una bebida que desde tiempos remotos se había exportado por todo el mundo.

Fue así como surgieron desde British Sherry a South African Sherry y una lucha de la Denominación de Origen del Jerez, que se creó en 1935 y fue la primera de España, que aún no ha acabado.

La constitución de la Denominación de Origen defendía el nombre de estos vinos en España, pero el problema, recuerda César Saldaña, estaba fuera.

La sentencia en 1967 del "Pleito del Sherry" tardaría en aplicarse. De hecho no fue hasta principios de los 90 cuando, tras más pleitos, los bodegueros de Jerez consiguieron que el resto de los vinos tuviera que abandonar la palabra sherry.

Así devinieron otras denominaciones como "British fortified", "Cape", en Sudáfrica, o "Apera" en Australia, de la misma forma que el espumoso catalán tuvo que abandonar la palabra champagne y pasar a llamarse "cava".

La entrada de España en la Unión Europea y diversos acuerdos comerciales han servido para apuntalar el camino que abrió aquella sentencia hace cincuenta años para los vinos de Jerez.

Pero la batalla continúa.

"Esta efeméride recuerda que la lucha sigue", explica César Saldaña. Su primer reto es EEUU, donde por cada botella de Jerez auténtico se venden siete botellas de sherry fabricado allí.

Conscientes de que además el estadounidense es un mercado que crece, el Consejo continúa allí la batalla por su denominación de origen, pero también en otros lugares como Nueva Zelanda, México o Argentina.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluca InformacinAndaluc�a Informaci�n