Actualizado: 01:58 CET
Jueves, 26/04/2018

Jerez

Los pantanos se resienten de la ausencia de lluvias

El nivel de ocupación de los embalses de la zona del Guadalete se encuentra 15 puntos por debajo de la media de los últimos diez años

  • Presa del pantano de Bornos.

La ausencia casi total de lluvias que está caracterizando el presente ejercicio se deja ya sentir en los pantanos de la cuenca del Guadalete, que se encuentran ahora al 56,48 por ciento de su capacidad, diez puntos por debajo del nivel que se alcanzaba hace ahora un año y a quince de la media de la última década.

En concreto, los pantanos embalsan ahora 775 hectómetros cúbicos de agua, 134 menos que en abril de 2016, lo que supone una pérdida del 15 por ciento de las reservas, cuando se alcanzaban los 909 hectómetros. La situación es aún más preocupante si se tiene en cuenta que ya el año pasado los pantanos embalsaban menos agua de lo que venía siendo habitual. No en vano, la media de la última década sitúa el nivel de agua embalsada en 990 hectómetros cúbicos.

El de Guadalcacín es el pantano de más capacidad. Actualmente embalsa 428 hectómetros cúbicos, encontrándose al 53,50 por ciento. Hace justo un año, por el contrario, alcanzaba el 63,25 por ciento. Eso significa que en los últimos doce meses ha perdido 78 héctometros cúbicos de agua.

Por detrás se encuentra la presa de Zahara, que con sus 155 hectómetros cúbicos de agua está al 69,51 por ciento de su capacidad, cuando hace un año rebasaba el 80 por ciento.

El pantano de Hurones embalsa 95 hectómetros cúbicos, frente a los 104 de abril de 2016, cubriendo estas reservas el 70,37 por ciento de la capacidad total de la presa. También están siendo significativas las pérdidas en la presa de Bornos, que ha pasado de 107 a 84 hectómetros cúbicos de agua en los últimos doce meses, encontrándose ahora al 42 por ciento de su capacidad.

Como es habitual, el pantano de Arcos se mantiene en niveles máximos dado que es el menor superficie del conjunto de embalses de la zona del Guadalete. La presa mantiene los trece hectómetros cúbicos de agua que tenía en la primavera del año pasado, en lo que sería su media habitual.

El campo espera con ansia la lluvia

La agricultura y la ganadería también se están resintiendo de esta ausencia de precipitaciones. Según COAG, el campo necesita lluvias de 30 litros por metro cuadrado para el cereal.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Andaluca Informacin Andaluca Informacin