Actualizado: 23:01 CET
Viernes, 20/04/2018

Jerez

Vuelve la alarma al CEIP La Paz

Las familias creen que Urbanismo, que descartó riesgo de derrumbe por la obra, ha acabado retractándose

  • El muro de la discordia

Los padres del CEIP Nuestra Señora de La Paz, en La Asunción, vuelven a estar en alerta por el muro del patio que separa el centro de los terrenos de la antigua cárcel donde se acomete la obra de la nueva comisaría de la Policía Nacional. En enero, cuando  las nuevas grietas de esta infraestructura que está levantada desde 1962 movilizaron a las familias, Urbanismo descartó riesgo alguno de desplome tras una inspección técnica. Una resolución que no convenció a los padres, que exigieron por escrito un documento que garantizara que no había peligro que nunca han recibido.

Ahora, para su sorpresa, una circular que la dirección remitió el pasado viernes les ha informado de que se va a reducir la altura del muro de dos metros y medio desde su coronamiento, estimando que lo dejen a dos metros desde la base. 

Sin embargo, lo que más sorprende a los padres es que, tal y como reza en el escrito, esa reducción no será practicada a todo el muro, sino solo desde la zona que corresponde a la obra que actualmente se está llevando a cabo, es decir, la mitad del muro actual, hasta uno de sus extremos que coincide con el patio de Educación Infantil. No les han dado plazos,pero en la nota informativa, les comunican que este lunes procederán a instalar el vallado de seguridad en el patio, con lo que sospechan que el inicio de los trabajos va a ser inminente. Se trata de una nueva coyuntura que a las familias no les gusta nada. Entienden que Urbanismo se ha “retractado” y que una “manipulación a medias” del muro puede ser fatal.
“Si lo van a quitar, que lo retiren entero, pero no a medias, porque si le meten mano va a ser peor. Nos habíamos queda más tranquilos porque Urbanismo se había comprometido a que era seguro, ahora se están contradiciendo”, denuncia uno de los padres afectados.

Recoger firmas
Según apunta, tal es la alarma que hay entre las familias, que ya hay propuestas de padres para “parar la obra si hace falta”, mientras que la nueva Asociación de Padres y Madres (AMPA) ya está movilizándose para mantener una reunión con el Ayuntamiento, que finalmente tendrá lugar el próximo martes. “Estamos dispuestos a hacer cualquier cosa, a recoger firmar en change.org...estamos muy alarmados”, advierten.

Por ello, mientras esperan  acontecimientos, los padres han remitido un escrito al Ministerio del Interior para ponerles al tanto de la situación. Tienen claro que el Gobierno central tiene “mucho que decir en el tema” y, de hecho, sospechan que las grietas detectadas en el muro a comienzos de enero cuando la obra estaba a pleno rendimiento, guardan relación con la ralentización de los trabajos desde entonces. En este tiempo, como indican en el escrito enviado, “se ha observado como en más de una ocasión se han visto a diferentes operarios  haciendo fotos del muro”, lo que ya les hacía presagiar que las cosas no estaban tan claras como desde el Ayuntamiento de Jerez les hicieron ver. 

Tal y como sostienen en la misiva, ahora entienden que “nadie iba a firmar ese documento que certificaba la seguridad de un muro resentido por los trabajos realizados, que está en pie desde 1962 y que encima da al patio de un colegio”.

COMENTARIOS

Andaluca Informacin Andaluca Informacin