Actualizado: 12:59 CET
Martes, 17/09/2019

Jerez

“O entraba o ese hombre moría; decía que era el diablo”

El agente del 091 fuera de servicio y vecino de la víctima que redujo a su hermano para que no siguiera apuñalándolo, el héroe del día en Jerez

Cargando el reproductor....

A Sergio, un policía nacional jerezano que el pasado miércoles disfrutaba de sus vacaciones -estaba fuera de servicio, descansando en su casa con su mujer y su hijo, pues está destinado al Aeropuerto de El Prat de Barcelona, le costará olvidarse cómo vivió la festividad del Día de la Hispanidad de 2016. Una efemérides que le convirtió en cuestión de minutos en el héroe del día en Jerez al intervenir para evitar que su vecino de al lado, en el portal 7 del Edificio Roma, en la avenida de Europa, muriera desangrado por las cuchilladas que le asestaba su propio hermano.


Todavía hay que ver cómo evoluciona la víctima, de 44 años, pero desde el Hospital de Jerez aseguran que su estado es “estable dentro de la gravedad”. “Parece que saldrá de esta”, llegó a asegurar ayer el joven agente ante la presencia del comisario de Jerez, Carlos Serra, y los medios de comunicación tras narrar el trágico episodio que vivió en primera persona.


Humilde y sin dar mayor importancia a su actuación, pese a poner en riesgo su vida, “porque los policías llevamos algo innato en nosotros que en cualquier momento le hace actuar”, lleven o no uniforme, relató que el hermano de su vecino Javier, detenido tras asestarle presuntamente al menos diez puñaladas entre el torso y el cuello dentro de su domicilio, decía mientras lo acuchillaba que “era el diablo y tenía que matarlo y que iba a poder con todos”.


Afortunadamente, ese desenlace no se dio, y el responsable es este joven funcionario que se encontraba descansando en casa con su mujer y su hijo antes de volver a Barcelona en la que hasta ahora ha sido “una de las intervenciones más duras de mi vida”. Era por la mañana y desde que escuchó los gritos que “venían del exterior” automáticamente ni se lo pensó. “Salimos fuera y oímos al vecino contiguo que estaba gritando, le pregunté qué le pasaba y me pidió auxilio”. 

Fue entonces cuando abrió la ventana de su vecino que da a la zona común y vio una escena que tardará mucho en olvidar.  “Vimos como una persona estaba encima de él y estaba asestándole puñaladas. “Estaba todo el suelo lleno de sangre y él (por la víctima) estaba entero lleno, por la cara y por todo el cuerpo, como si le hubiese cogido un toro”.


Tras identificarse y mostrarle la placa en vano, el agente tiró dos macetas de la reja de la ventana “para intentar pararlo” y llamar la atención, pero seguía “invocando al diablo” y decía que “iba a matarnos a todos”. No vio otra opción que derribar la puerta e intervenir. Fue entonces cuando con un extintor del pasillo dio “cuatro empujes” a la puerta de la víctima, la “reventó” y entró en el interior. No le dio a tiempo a llegar a temer por su vida. Solo pensaba que “tenía que parar a la otra persona para que no terminara de matarlo. O entraba o este hombre moría”, narró. 


Llegaron a forcejear
Una vez allí, tras ver la intención de que el agresor “iba a levantarse para agredirme” se tiró encima, forcejaron y le arrebató el arma blanca –un cuchillo de cocina bastante grande con unos 25 centímetros de hoja y doble punta- la tiró, y se lo llevó fuera de la vivienda, se puso encima de él y lo redujo.

Acto seguido llegaron dos agentes más fuera de servicio del bloque y otro vecino, que se encargó de taponar las heridas, y ya más adelante un enfermero, y las unidades de la Policía Nacional y Local. Mención especial tiene la actuación que realizó este último vecino del bloque, Lázaro, que además de ayudar también a sacar al agresor de la vivienda, taponó las heridas de la víctima durante casi media hora, lo colocó en posición de seguridad y habló con él en todo momento "para que no se sintiera solo". 

“Dignificar el uniforme del 091”

El comisario de la Policía Nacional de Jerez,  Carlos Enrique Serra, agradeció ayer públicamente la labor de este policía por “dignificar el uniforme del 091” tras “salvar la vida a otra persona con riesgo para su propia vida y la de su familia” y resaltó  el “tiempo de respuesta brevísimo” de las unidades de la Policía Nacional que acudieron al lugar de los hechos. Está previsto que el presunto agresor, que está acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa, pase a disposición judicial en las próximas horas.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Aula de Memoria Histórica llegará en 2017 hasta Jerez
chevron_right
Rea podría proclamarse campeón este fin de semana en Jerez