El tiempo en: Andalucía
Martes 24/11/2020

Jerez

Ni 20 chalecos antibalas para casi 300 policías locales

El déficit de esta prenda de protección es todavía más acusado en la plantilla del 092 de Jerez

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Agentes de la Policía local

La muerte de una policía nacional de Vigo a causa de los impactos recibidos por un atracador que le disparó a las puertas de un banco ha movilizado a los sindicatos policiales para reclamar al Ministerio de Interior chalecos antibala para todos los agentes. Vanessa Lage, de 36 años, no lo llevaba. Y en Jerez esta prenda de protección que cuesta desde los 400 euros en adelante la tiene apenas la mitad de los efectivos que patrullan, como alertó el Sindicato Unificado de la Policía Nacional (SUP). Pero, ¿qué pasa con la Policía Local?Al igual de lo que ocurre en prácticamente el resto del país, la proporción todavía es más alarmante, de manera que, según datos del Sindicato Independiente de la Policía Local (SIP), a día de hoy  ni llegan a los 20 chalecos antibalas para casi 300 agentes, sumando los dos que traen los nuevos coches y los más antiguos, que casi están obsoletos. El problema es que este déficit no va a ser aliviado a medio plazo como les ocurrirá a sus compañeros de la Nacional con la partida de chalecos antibala que ha prometido el Gobierno central para mediados de año para todos los agentes que estén en la calle.

Teniendo en cuenta que cada vez que hay una emergencia los funcionarios del 092 son los primeros que se movilizan, en el SIP tienen claro que capítulos como el de Vigo pueden darse perfectamente en una ciudad como Jerez. 

“no estamos preparados”
De hecho, hace varios años en la Feria del Caballo un compañero sufrió una puñalada en el abdomen en una reyerta en una caseta. Afortunadamente ahora lo puede contar y salió adelante, pero son conscientes de que estos episodios no siempre tienen que acabar con un final feliz. “Es verdad que no estamos preparados, y que parece que nunca pasa nada hasta que pasa, y a raíz de ese suceso su padre le compró un chaleco antibalas porque se llevaron un susto muy gordo”, explica el portavoz del SIP, Gabriel Cordones. Son conscientes que  tendrán que “luchar” para que en los próximos presupuestos haya una partida por parte de Ayuntamiento para, sino acabar del todo con esta carencia, al menos aliviarla. De hecho en la práctica el uso de esta prenda está “limitada” a los agentes que usen esos vehículos que traen incorporado, con lo que la gran mayoría  está “vendido”.

COMENTARIOS