Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 15/08/2022  

Jerez

“La Hermandad del Rosario vive prácticamente de milagro”

En pleno auge del mundo de la costalería, aquella hermandad que debería aglutinar a este colectivo apenas cuenta con setenta integrantes, una cifra que dificulta su subsistencia

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Lleva poco más de un año al frente de la Hermandad del Rosario de Capataces y Costaleros, una corporación que arrastra una prolongada crisis como consecuencia de la evolución que ha sufrido el mundo de las trabajaderas en las últimas décadas. Tradicionalmente vinculada a las antiguas sagas de capataces y costaleros profesionales, la corporación trata ahora de acercarse a unas generaciones que poco tienen que ver con aquellas.
José Luis Sánchez admite que, durante mucho tiempo, la hermandad fue “un núcleo cerrado” para aquellos capataces y costaleros profesionales, de ahí que sufriera la transición hacia las cuadrillas de hermanos. “Cuando surgieron estas cuadrillas, los costaleros eran hermanos de su hermandad y nada más y ahora lo que nos encontramos es a muchos costaleros que sacan varias cofradías pero no tienen conciencia de tener a una patrona”, explica.
Precisamente por este motivo, en la Hermandad del Rosario está “todo por hacer”, y ello sin dejar por supuesto de reconocer el trabajo que hicieron en el pasado renombrados capataces como Pepe Domínguez, El Papi, Sacrificio o Diego García de los Santos, que se dejaron “incluso el dinero” en la tarea.
A pesar de la complejidad que supone sacar adelante una corporación con apenas setenta integrantes, José Luis Sánchez está empeñado en darle un revulsivo, y recientemente presentó al cabildo un proyecto de nuevo paso para la Virgen del Rosario. “Las maderas del nuestro están literalmente podridas y tampoco podemos estar pidiendo pasos prestados todos los años. El año pasado nos cedieron el paso del Resucitado y esta vez el de San Blas, de la Hermandad del Desconsuelo. Este es un embolado grande para una hermandad como la nuestra, pero tenemos que hacerlo aunque nos cueste”, aclara.
El caso es que se hace difícil de entender que en pleno auge del mundo de la costalería, la corporación que debiera aglutinar a este colectivo presente una nómina de hermanos tan modesta. “Aquí vivimos casi de milagro, porque si te pones a pensar la Hermandad del Rosario debería ser la que más hermanos tuviera. Estando en el Consejo han pasado por mis manos hasta 2.500 pólizas de seguros de costaleros y otras casi doscientas de capataces y auxiliares. Por esa regla de tres, deberíamos tener dos mil hermanos, pero la realidad es otra bien distinta”, lamenta.
Ello se traduce en serios problemas para garantizar la viabilidad económica de la hermandad, cuyo presupuesto anual “debería rondar los 3.000 ó 4.000 euros” para poder hacer frente a los gastos de la procesión y los cultos y, además, llevar a cabo algún que otro proyecto. “He solicitado a la Unión de Hermandades que nos adelante alguna partida del convenio que está pendiente de firmar con el Ayuntamiento y también estamos haciendo todo lo que podemos para buscar financiación. Trabajamos la caseta de Feria, aunque el sitio no es muy bueno, y estamos dispuestos a participar en cualquier cosa”, asegura.
Y todo ello sin contar con el hecho de que urge acometer algún tipo de actuación en el local de la calle Ancha que viene siendo utilizado como casa de hermandad, que se encuentra en un precario estado de conservación.
A pesar de las dificultades, la Archicofradía del Inmaculado Corazón de María y Madre de Dios del Rosario se echará a la calle el próximo sábado 25, a partir de las 19.00 horas, y coincidiendo por segundo año consecutivo con el encuentro entre el Real Madrid y el Barcelona. La procesión partirá de la iglesia de la Victoria y repetirá el itinerario del año pasado. A falta de una semana, no se ha cerrado todavía la contratación de la banda de música debido fundamentalmente a las estrecheces económicas que padece la hermandad.
Sí se ha confirmado ya a José Puerto como capataz del paso de Madre de Dios del Rosario, y de hecho este pasado miércoles tuvo lugar la igualá de costaleros, con una buena respuesta de aspirantes.
La celebración de los actos del 450 aniversario fundacional de la Hermandad de la Soledad ha obligado a modificar el calendario de cultos. El pasado 7 de octubre se celebró el besamanos, ayer sábado tuvo lugar la función principal y esta semana, los días 21, 22 y 23, el triduo. Susana Esther Merino Llamas, cofrade de la Hermandad del Transporte, ofrecerá al cierre de los cultos las Meditaciones a la Virgen del Rosario, estando además previsto que el mismo día de la salida procesional, a mediodía, se entregue el premio Trabajadera a Rafael Barro, veterano costalero profesional que vivió la época dorada de una hermandad que trata de reinventarse año tras año para poder subsistir.
 

TE RECOMENDAMOS