Actualizado: 00:02 CET
Domingo, 17/02/2019

Jerez

Montealto reclama más iluminación y vigilancia

La urbanización lleva 50 años quejándose de la falta de luz y raramente ve coches de la Policía

  • Una calle de Montealto

Los vecinos  de Montealto reclaman más iluminación y vigilancia policial en una urbanización de lujo que vuelve a estar en alerta ante los últimos robos con fuerza denunciados en Comisaría en el interior de los chalets sin sus inquilinos dentro. El más grave de todos es el que sufrió el empresario jerezano José Torreglosa en la víspera del Día de la Merced y a plena luz del día, cuando fue abordado por un individuo que se hizo pasar por repartidor de paquetes y una vez dentro lo acorraló, le golpeó y lo dejó inconsciente tras rociarlo con un spray para mientras dormía  hacerse con un botín de más de 600 euros. .
No ha habido más episodios violentos de esta envergadura y la Policía Nacional descarta que se trate de una oleada de robos, pero teniendo en cuenta los antecedentes de esta zona residencial,  donde hace varios años una familia llegó a ser maniatada, los vecinos están con la mosca detrás de la oreja y vuelven a la carga con sus históricas reivindicaciones. El año pasado al fin zanjaron una de ellas, cuando la marea negra llegó a las calles de una urbanización tradicionalmente castigada por los socavones. “En el tema del bacheado el Ayuntamiento ha cumplido y se lo agradecemos, pero llevamos 50 años con la carencia de la iluminación y el mal estado de las aceras”, sostiene el presidente de la asociación de vecinos de Montealto, Manuel Peña. Como el resto de residentes, es consciente de  que la falta de luz en un entorno que por la noche está como la “boca del lobo”, apuntan otros propietarios, se convierte en un aliado para los delincuentes. Y es que salvando las horas  de la salida y llegada de los pequeños a varias guarderías de la zona, la tranquilidad es la tónica predominante.

CADA VECINO A LO SUYO
Tampoco ayuda, asegura Peña, la escasa presencia de la Policía, pese a que la Jefatura del 092 está muy cerca. “No vemos nunca un coche de la Policía Local como  no sea que le coja de camino para llegar a la Comisaría de El Almendral y no pillar los semáforos; es raro que pasen tanto los locales como la nacional”.
De hecho, la asociación de vecinos tienen contratado a un vigilante de seguridad privada que hace rondas “en las horas más complicadas”, alertando a la Policía cuando ve movimiento sospechoso, pero no es suficiente teniendo en cuenta que hay más de 200 casas y es imposible controlar todo lo que sucede en cada calle. “Son 240 casas pero la asociación la pagan 80, hay poca solidaridad”, afirma, ya que en la práctica el vigilante no discrimina ningún chalet porque haya viviendas que no esté integrada en el colectivo vecinal.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Colegio de Abogados de Jerez convoca elecciones
chevron_right
Quejas de los bares del centro por la carrera de San Miguel