Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 02/02/2023  

Jerez

El fenómeno de los ‘cash’ conquista a los jerezanos

La reciente apertura del \'Supercarmel\'a en el Parque Empresarial genera grandes colas todos los días antes de abrir para poder coger un carro

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los clientes aguardan cola. -

A las cinco y media de la tarde y sin apenas una sombra ya había en torno a 20 personas haciendo cola para entrar en un nuevo supermercado en el Parque Empresarial que ha abierto en Jerez hace unas semanas, un ‘cash’ de los que están ahora de moda. Este concretamente es Supercarmela, una empresa que empezó en 1986 en Arcos y que ya cuenta con 30 establecimientos, aunque sólo dos son como este último.


Quince minutos antes de que abrieran las puertas, a las 17.45 horas, la cola, visiblemente más numerosa, entraba en la zona de los carros de la compra para no quedarse sin ellos. Más parecía que regalaban algo a que lo vendieran. Y es que cuando pasaron treinta minutos desde que los clientes pudieron el pie en la tienda  ya no quedaba rastro de los 110 carros que la empresa tiene a disposición de los compradores. Los que llegaban más tarde tenían que esperar a que los clientes que iban terminando sus compras los soltaran. Con Supercarmela ha llegado además la doble fila, y los atascos en un cruce que nunca ha estado tan transitado como hasta ahora. “Yo me he enterado porque me lo ha comentado un compañero y vengo a probar”, decía un jerezano mientras esperaba para entrar. En general, las personas que guardaban cola estaban allí porque, después del boca a boca, querían comprobar si de verdad valía la pena. Otras, en cambio, iban por segunda vez y buscaban productos concretos. Incluso había quien repetía porque en su primera experiencia se quedó sin carro y optó por marcharse.

diferencia de precios
Pero, ¿realmente merece la pena? “Se nota en los precios si haces una compra grande, porque de diez en diez céntimos que te puedes ir ahorrando, al final sumas bastantes euros”, comentaba otra clienta. Un ejemplo puede ser el de los refrescos de cola, que cuestan 20 céntimos más baratos que en otros establecimientos. Así, “el aceite, el café o algunos refrescos de marca sí merece la pena venir aquí para comprarlos”, decía otra señora. Una vez dentro se puede observar que es cierto que los precios de los productos de marca están un poco más baratos que en otras grandes superficies y aun así hay quien opinaba que “muchas veces en otros supermercados te hacen ofertas y al final el precio es el mismo que aquí”.

En cambio, otros artículos de marcas poco conocidas similares a otros sí tienen un coste más económico. En poco tiempo, la cola que se había formado fuera se formó también dentro alrededor de las cajas para pagar, en una superficie de unos 1.100 metros cuadrados, mientras las calles también estaban llenas de gente comprando y empleados colocando todo en su sitio.De lo que no cabe duda es del éxito que este ‘cash’. Por ello Ernesto, encargado de personal, aseguraba que próximamente harán un nuevo pedido de 50 carros más ante la “buenísima acogida de la clientela”. Como explica, todos los días a las seis de la tarde las colas son iguales, señal de que a la gente, de momento, le gusta.


En Jerez ya existían otras tiendas de este tipo, sólo que  para entrar es necesario tener una propia empresa. Ahora, en Supercarmela  puede entrar cualquiera y comprar los productos para el consumo propio, familiar. Quizá en ello resida, en parte, el éxito de este supermercado . Eso sí, habrá que esperar un tiempo para saber si realmente este fenómeno ha llegado para quedarse.

Un ‘super’con competidor en el mismo ‘barrio’

En el mismo Parque Empresarial en el que ha abierto sus puertas el Supercarmela tiene previsto empezar a funcionar otro supermercado de este tipo que podría hacerle la competencia. Se trata de Supeco, lanzado por Carrefour y donde se venden los productos de su marca. Los grandes carteles ya anuncian su apertura por toda la ciudad.
Sin embargo, el encargado de personal de este supermercado, Ernesto, asegura que no temen que esto les pueda afectar negativamente porque, según dice, no puede competir en precios. “Al ser de una gran superficie podrá competir en mayor número de personal y quizá una nave mejor montada, pero es imposible que pueda hacerlo en precios”, comentaba. De momento, esta fórmula está funcionando y cada vez se está extendiendo más por toda la geografía española. Ahora habrá que esperar para saber si Supeco tendrá la misma acogida que  su competencia.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN