Actualizado: 00:41 CET
Lunes, 28/09/2020

Jerez

Pedro Lobatón Santos, árbitro agredido: "Es lamentable, pero más que suceda en el fútbol base"

?Seguiré arbitrando. La gente debe cocienciarse de que esto es un deporte?

  • El colegiado Pedro Lobatón Santos, a la izquierda, ayer en la sede del Comité de Árbitros
  • Fue golpeado en la cabeza tras pitar un partido de cadetes.
  • En 2006, el familiar de un jugador del Algeciras infantil le dio un cabezazo
  • "Muchas cosas de las que pasan es por culpa de los propios padres"
Pedro Lobatón Santos, árbitro casi por devoción. trata de olvidar cuanto antes el lamentable episodio que le tocó vivir el pasado sábado en el campo algecireño de Las Palomas cuando fue agredido por dos aficionados locales tras el partido de cadetes del Algeciras y el Sporting San Fernando.

Ayer atendió amablemente a EL FARO INFORMACIÓN en la sede que el Comité tiene en la ciudad, donde recibió los apoyos de todos sus compañeros y de la Asociación de Clubes.

Lobatón afirmó que “me ha tocado otra vez”, en referencia a los hechos sucedidos el 21 de enero de 2006 en un Elcano-Algeciras de infantiles cuando un familiar de un jugador albirrojo le pegó un cabezazo tras increparle su actuación (aunque ya tuvo alguna experiencia desagradable pitando en un partido de Segunda Regional en Los Barrios).

“Llevaba tres meses sin pitar por culpa de una lesión que tuve en las pruebas de ascenso -está pitando en la Andaluza-” y aseguró que, pese a lo ocurrido, “tenía y tengo muchas ganas de arbitrar porque he estado mucho tiempo parado. Tengo mono. Los compañeros y los directivos me han ayudado para poder volver cuanto antes y por eso pitaba este partido de cadetes”.

Lamentablemente “estas cosas  siempre pasan en el fútbol base por culpa de los padres, y algunos compañeros este fin de semana han tenido algún problemilla más (al parecer, al final de un partido de alevines entre Los Barrios y Elcano) con aficionados. Yo no he tenido ninguno en la Primera Andaluza. Te encuentras algunas cosillas, pero te respetan”.

Los hechos
Lobatón relató cómo fue todo. “Ya había pitado el final del partido y me iba al vestuario hablando con el delegado del Algeciras comentando las expulsiones -mandó a la caseta a cuatro rojiblancos-. En ese  momento saltaron al campo varias personas y fue cuando este individuo se dirigió a mí algo exaltado y me dio dos puñetazos por la espalda, en la cabeza. Fui al hospital donde el médico me diagnóstico un chichón y los golpes en la nuca”.

Sobre si esta vez tuvo más miedo que en 2006 apuntó que “la otra vez, la del cabezazo, al menos estábamos hablando cara a cara cuando me agredió, esta vez no ha sido así, sino por la espalda”.

Gracias a otras personas que allí estaban han podido identificar al agresor. “El chófer del autobús del San Fernando vio a una de las personas del tumulto, al que supuestamente me pegó, salir corriendo y montarse en el coche. Tomó la matrícula y eso es lo que se ha recogido en la denuncia”.

A pesar de todo “tengo muchas ganas de seguir arbitrando. La gente se tiene que concienciar de que esto es un deporte, que es fútbol, no otra cosa. Yo se lo comentaba a los jugadores, que se dedicasen a jugar y dejaran de discutir entre ellos”.

“Yo me considero un deportista como los jugadores. Entreno cuatro veces a la semana, estudio las normas, el reglamento...”, dijo.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Tarek, jugador del Palmones agredido: "Es la primera vez que pasa algo así"
chevron_right
Los ?niños milagro? darán nombre a un centro de salud