Actualizado: 00:11 CET
Domingo, 15/12/2019

Jerez

Otra Semana Santa “desastrosa” para la maltrecha caja de los bares

Por tercer año consecutivo, las terrazas vuelven a acusar la inestabilidad meteorológica

  • Otra Semana Santa complicada.

Empezaron bien, como aseguran en los bares del centro, “había ganas de Semana Santa”, pero las “bajas” de las cofradías de la Carrera Oficial a medida que avanzaba la semana, sobre todo desde el martes, volvieron a aguar (nunca mejor dicho), sus perspectivas de cara a una de las citas en el calendario más fuertes del año, junto con el Mundial, para la hostelería de esta zona. El resultado, como indica el presidente de Acoje, Fernando García, ha sido una semana “desastrosa” en la que por tercer año han vuelto a cerrar un balance “malo” por culpa de la inestabilidad climatológica, puesto que lo que se dice llover fuerte no lo hizo hasta la noche del Viernes Santo, pero la “desintegración” de las hermandades y la duda de si salían o no, o si se retrasaban también se ha notado y mucho en la presencia de público en estos establecimientos. “Ha sido una semana atípica, el domingo y el lunes hizo bastante frío por la noche y las procesiones acabaron pronto, el resto de días ha estado la lluvia, la gente corriendo de un lado a otro, y esto crea malestar y los jerezanos acaban marchándose a sus casas”, señala.


Si bien debido a la crisis cada año la inversión que hacen los negocios de cara a esta cita para contratar a personal extra y que no falte de nada en su carta es más discreta, de nuevo el esfuerzo que han hecho los hosteleros no se ha visto recompensado. Esta es su cruz particular desde hace tres años y lejos de suponer una de sus oportunidades para tomar aire en la asfixia permanente en la que viven, el tiempo sigue sin aliarse con ellos. Francisco Brasa, vocal de Asunico, cree que de no haber sido por el agua hubieran salido airosos aún teniendo en cuenta la complicada coyuntura económica. “Para como está la cosa, la primera parte de la Semana Santa había sido buena pero al final hemos fracasado casi todo el mundo porque el agua lo ha estropeado todo.  En la calle había gente y había ganas para lo poco que se mueve la cosa estos últimos años, pero la incertidumbre y el agua lo han estropeado todo”, lamenta.


Una vez concluida la Semana Santa 2013, a la que todavía hoy le queda el regreso del Cristo de la Expiración a su templo y la procesión del Resucitado, sus miras se centran obligatoriamente en la celebración del Gran Premio de España de Motociclismo (del 3 al 5 de mayo). El pasado año, aunque el Ayuntamiento concentró por primera vez  la programación en el centro, de nuevo las lluvias volvieron a deslucir la motorada.

mirar al mundial
“El Mundial y la Feria es lo único que nos queda ya, así que esperemos que este año sí podamos beneficiarnos y que no nos pase lo de la última motorada”, añade Brasa. De esta forma, ahora lo único que les queda es esperar y confiar en que el tiempo no vuelva a colarse también en la fiesta motera que tantas alegrías les dio en su día.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
“Se lo pusieron todo de color de rosa y ahora se siente estafado”
chevron_right
"Llevábamos tiempo avisando de la desigualdad de los desahucios"