Actualizado: 01:42 CET
Domingo, 16/12/2018

Jerez

Carlos Ríos es la ilusión

“Me gustan los retos. Las cosas difíciles hacen que el reto sea más meritorio”

“Me gustan los retos. Está a siete puntos. Las cosas difíciles hacen que el reto sea más meritorio”, añadiendo que “se viven situaciones en las que la experiencia es importante. No es lo mismo llegar al Xerez siendo un entrenador acostumbrado a estar arriba, que un técnico como yo que sabe lo que es llegar a un equipo con estos problemas”.  Son palabras textuales de Carlos Ríos en la jornada de ayer a la web xerezmania antes de que se hiciese oficial su nombramiento como entrenador del Xerez hasta final de campaña, con la opción de  continuar si logra la permanencia. Una permanencia que logró en el Recreativo, lo que le sirve como aval ya que “puedo ayudar, tengo experiencia en dos equipos en esa situación”.
Carlos Ríos ha presenciado en numerosas ocasiones al Xerez esta campaña, ya que en distintos encuentros se le ha visto en las instalaciones de Chapín por lo que tiene un conocimiento amplio de la plantilla y además conoce perfectamente la idiosincracia tanto del club como de la afición. No entra en un sitio que le sea desconocido, lo que es un tanto a favor de su contratación. Ayer además departió largamente en el Edificio Jerez 2002 con Joaquín Morales, Rafael Mateos, Javier López Ballesteros y Miguel Ángel Rondán con los que estuvo reunido durante varias horas, analizando la actual situación del equipo en el que hoy se pondrá manos a la obra.  Después del entrenamiento matinal será presentado de forma oficial como nuevo técnico azulino.
Ríos empezó a entrenar en las categorías inferiores del Atlético Sanluqueño, club que entrenó años más tarde como primer entrenador de la primera plantilla, y después trabajó en la Balona, para fichar por el CD Alcalá  con el que logró el ascenso a Segunda División B. También ascendió a Segunda B al  filial del Almería y firmó por el Recreativo B, supliendo en octubre de 2010 a Pablo Alfaro, destituido en el primer equipo. Logró con solvencia el objetivo de la permanencia en una temporada muy complicada en lo deportivo y en  lo económico. Tras renovar, el 22 de junio de 2011,  rescindió unilateralmente el contrato que le vinculaba, al no estar de acuerdo con las actuaciones de la dirección deportiva.  El 23 de diciembre de 2011 se convierte en nuevo entrenador del FC Cartagena mejorando los resultados de sus antecesores, pero finalmente fue destituido. El cuadro departamental terminaría descendiendo de la mano de Javi López, ex técnico xerecista.
A partir de ahora la labor de la dirección deportiva se centrará fundamentalmente en cerrar la plantilla, con el hueco que dejó libre Silva (Casquero firmó finalmente por el Sporting tal y como en su momento adelantó Viva Jerez) y ver si finalmente se pide la baja federativa, por lesión de larga duración de José Mari.

COMENTARIOS

chevron_left
Una Ley con sentido común
chevron_right
A perdigonazo limpio en Las Palmeras de Sanlúcar