Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/09/2021

Jerez

La plantilla del alumbrado público se ‘apaga’ de nuevo

Los trabajadores acumulan tres nóminas impagadas y empiezan a estar justos de material y este lunes se reúnen con Saldaña para intentar dar salida a su situación

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai

Hace justamente un año, más de un 30 por ciento de las calles de Jerez se apagaban debido a la falta de liquidez de la unión temporal de empresas UTE Jerez (Auditel y Editel), responsable del mantenimiento del alumbrado público, para hacer frente al arreglo de las averías. Ahora la situación no ha llegado a estos extremos, pero a los trabajadores ya se le deben tres nóminas, los robos cada día van a más, el material para reponer ya está justo y decenas de calles empiezan a apagarse. En el último mes las sustracciones de cables se han  disparado, concentrándose una buena parte de ellos en el entorno de Hipercor, Las Flores, San José Obrero, donde robaron más de 2.000 metros de una sola tacada, y otros puntos. “Esto es continuo; no hay quien lo pare”, señala Miguel Jiménez, delegado sindical, que destaca la “habilidad” de los que se ganan la vida con estas “faenas”, que se organizan durante el día para hacer la jugada una vez que llega la noche. “Ha habido barriadas más deprimidas en las que los propios vecinos desde las ventanas nos han dicho que estábamos reponiendo el cable para nada, porque por la noche se lo iban a llevar”.
La plantilla, compuesta por una veintena de trabajadores, no sabe a qué atenerse, sobre todo después de que en el último mes estos robos se hayan disparado y pese a sus intentos no den abasto para reparar las averías.En este complicado horizonte, la empresa ha mostrado su firme decisión de marcharse el 1 de febrero ante la deuda de un millón de euros contraída por el Ayuntamiento, por lo que tienen claro que es ahora o nunca y que tienen menos de 20 días para   buscar una solución. De no conseguirlo, como mantienen, su “último recurso” sería emprender medidas de presión y recurrir a la huelga. No hay que perder de vista que de ellos depende el mantenimiento del alumbrado público, con lo que las consecuencias no tardarían en llegar.
Ante esta delicada coyuntura, los delegados sindicales vuelven a reunirse este lunes con el primer teniente de alcalde, Antonio Saldaña, para poner sobre la mesa este nuevo conflicto y tratar de ver las fórmulas para que el Consistorio empiece a saldar la deuda con UTE Jerez.
Habían depositado sus expectativas el concurso público para el suministro eléctrico y el consiguiente ahorro que acarrearía el Plan de Optimización Energética, pero al quedar desierto y no conocerse aún los planes del Gobierno municipal, su futuro se oscurece aún más.

COMENTARIOS