Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/09/2021

Jerez

“Cuando el centro de una ciudad se muere, ésta se acaba”

Entra en la recta final de un mandato en el que ha enarbolado la bandera de la independencia política. Entiende que el paro es el problema número uno de Jerez, aunque no obvia la muerte paulatina que está sufriendo el centro de la ciudad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Sebastián Peña

—¿Cuál es el estado de la Federación?.
— Estamos pasando por una situación económica y afectiva mala, con muy pocos medios. Hemos atravesado rachas de no podernos poner en contacto siquiera con nuestros asociados, porque no teníamos medios. Había compañeros que tenían que poner sus coches para visitar a las asociaciones. Ni siquiera podíamos comunicarnos por correos dada la situación económica. Nos cortaron los teléfonos. Estábamos acostumbrados a movernos económicamente bien, pero la crisis llegó para todo el mundo, incluso para las asociaciones de vecinos que han tenido que que dejar de hacer talleres y otras cosas por la falta de dinero. Aquí ha calado mucho el asunto de las subvenciones. No se han pagado ya que estamos pendientes de recibir la de 2009. Desde el 2010 no ha habido convocatorias y no hay dinero. Tampoco era excesiva la cantidad que se aportaba, eran unos 1.200 euros anuales. Ahora subsisten las asociaciones solo con las cuotas de los socios y ese dinero de las subvenciones se destinaban a esos talleres que han desaparecido. Se sigue pasando mal, sabemos que la situación del Ayuntamiento también es mala, pero se podía haber abonado, como se acordó en su momento, la subvención de 2009. Nosotros hemos cobrado una cantidad ínfima. En resumen que lo hemos pasado mal, que seguimos mal y es algo que lamentamos profundamente.
— Pero el trabajo continúa.
— No hemos parado. Si no paramos cuando la crisis total no lo vamos a hacer ahora. Tenemos débitos como la cuota de la CAVA  y los proveedores se están aguantando, algo que agradecemos. El tema de las subvenciones lo hemos hablado con la alcaldesa. Nos dijo que se iba a pagar antes de finalizar el 2012 pero no ha sido posible. Hemos vuelto a hablar y esperamos pronto un respuesta.  
Fiel a su cita de cada mañana, Sebastián Peña accede a la entrevista en los locales de la Federación de Vecinos Solidaridad en la calle Diego Fernández Herrera. Una buena sede social que “necesita más vida, ya que nosotros estamos todos los días aquí y vienen pocos asociados. Esperan a que nosotros le llamemos y no hace falta porque esta es la casa de todos. Venimos todos los días, por la mañana. Al menos hasta la una y media estamos en el despacho. También se ha descuidado algo el asunto de las reuniones de la directiva, donde estamos unos doce, y las tenemos que reactivar”. Paco, un compañero de la Federación, asiste a la conversación  y apunta algunos datos. Son unas sesenta y seis las asociaciones afiliadas aunque, puntualizaba Sebastián, “todas no están al corriente de sus cuotas. Ya le digo que hemos dejado algunas relaciones porque el combustible cuesta dinero y nosotros no podemos sacar dinero de nuestras casas ya que tenemos pagas muy cortitas. Confiamos en que este año se retomen las relaciones y cojamos de nuevo un poquito de más fuerza”. Un año clave,  por cierto, ya que hay elecciones vecinales. “En junio cumplo cuatro años y hay que hacer elecciones. No sé si me voy a presentar porque ya soy mayorcito. No lo sé. Depende de los compañeros y de lo que suceda de aquí a junio”. Y es que Sebastián tiene claro que “no podemos permitir que la política maneje a la Federación, tenemos que ser independientes aunque cada uno, a nivel personal, tenga sus colores políticos”.  Desde la independencia analizaba también el estado de la ciudad.
— ¿El estado de la ciudad? Estamos comprometidos en el tema de la limpieza, de la seguridad. Tenemos miembros de la Federación en la mesa de Seguridad y Movilidad  que se reune todos los meses. Estamos reclamando el tema de la limpieza...      
— Jerez sigue estando sucio.
— Hay zonas que van poco los barrenderos. Y hay barrenderos, lo que pasa es que hay algunos que no hacen su servicio. Si, por ejemplo, a Las Torres van los lunes, miércoles y viernes, porque todos los días no van, y tienen que limpiar la calle tal, pues hay que limpiarla lo que no se puede es dejar de limpiarla porque la basura se acumula,. Hay algunos sitios donde se ha notado una mayor limpieza, pero hay otros que están muy sucios y ahí estamos nosotros para reclamar .
— ¿Y la seguridad?.
— Yo soy de la zona sur y la zona sur suena mucho en todas las ciudades y no veo grandes problemas, No es el asunto más preocupante, aunque desde Solidaridad estamos luchando por tener cubierto el cupo de policías nacionales, que es del 1,7 por cada mil habitantes. Aquí tenemos estaciones de trenes y aeropuerto y necesitamos una policía con personal suficiente, porque se ha quedado corta, y con los medios adecuados. Estamos contentos con el trabajo del colectivo policial y hemos colaborado en la concesión de las medallas al Mérito Civil tanto al comisario como al inspector Padillo, que está haciendo una gran labor, pero solicitamos más personal, más material y reivindicamos la nueva Comisaría. Donde está ahora no puede ser una comisaría, tal vez sea la única de esas características que exista en España. Necesitamos una comisaría en condiciones. Hay terrenos en la antigua cárcel y eso es lo que pedimos. Confiemos también que este año tengamos esa nueva comisaría, porque la actual está en un punto estratégico en la ciudad que, cuando hay algún evento en el centro, se queda completamente cerrada. 
— ¿Seguimos cerrando asuntos de la ciudad? Por ejemplo, el asfaltado.
— Ahora hay una marea negra que está actuando bien, aunque el centro sigue estando mal. La calle Arcos es peligrosa para los autobuses. En los barrios sí se está actuando y la zona sur, por ejemplo, la están dejando bastante bien, que ya era hora porque estaba muy dejada en cuanto a limpieza y asfaltado.
— Ha mencionado a los autobuses.
— Estuve hablando con un compañero en una tertulia de medios, Francisco Amaya, en la plaza Esteve concretamente cuando ambos íbamos a montarnos en los autobuses, cada uno para un barrio distinto, y parece que ha aumentado bastante el número de usuarios. Que los autobuses que tenemos no son los mejores, porque la gente habla de autobuses nuevos..,.,pero por lo que han costado veinte autobuses demasiado bien están. Desde luego mucho mejores que los que teníamos porque esos daban pena. He visto autobuses pasando por calle Arcos y rozando con el suelo. Eso ya no pasa, la organización también ha mejorado y entiendo que, en estos momentos, gozamos de un servicio aceptable.
— Un Jerez más aceptable es lo que busca ese consejo social que acaba de constituirse y en el que los vecinos tienen participación.
— Nuestra entrada la hemos acogido muy bien, porque llevábamos bastante tiempo solicitando entrar. Algunos me comentan que estas cosas no han funcionado nunca, pero ahora que hemos conseguido entrar esperamos que funcione, Hay nombres de personas de prestigio como el director de la Confederación de Empresarios, Juan Núñez, o Rafael Trujillo, el presidente del Colegio de Administradores de Fincas, o Rafael Padilla o el decano del Colegio de Abogados de Jerez, Marcos Camacho. Lo que ahora hace falta es que todos nos pongamos de acuerdo. Somos veintiuna personas que pueden ser muchas, pero, de momento, hemos podido meter la cabeza y esperemos que seamos capaces de estar a la altura.
— Pero en qué contexto se va a centrar la labor de los vecinos.
— El consejo es un órgano consultivo y plural. Obviamente nuestra preocupación fundamental es el tema del paro. Ahí vamos a dar caña. Creo que es, con mucho, el problema más importante que hay en Jerez.  
— ¿Y cómo se puede solucionar?
— No lo sé...Mire, yo le diría a los políticos que se bajasen sus sueldos y que a todos los que han trincado los echen de las filas de los partidos políticos y paguen lo que se han llevado. Los políticos, algunos políticos, se han llevado el dinero y nos les pasa nada y a un pobre de la calle lo cogen robando en una gran superficie y lo meten en el cajón. Los políticos, los que se han llevado el dinero, se están yendo de rositas y eso no es de recibo. El que se haya llevado algo tiene que devolverlo. Y además con el descaro que lo hacen. Después los hay que están procesados, entran en la cárcel, salen y se les ve en grandes despachos. Eso es una locura, había que cambiarlo todo, dar una vuelta de tuerca. 
— ¿Tal vez una estructura social distinta?          
— Sí, claro. A veces no sabemos ya ni lo que decimos. Decimos cosas que luego nos gusta escucharlas, porque hablamos más con el corazón que con la cabeza, pero el tema actual es bastante desagradable. Que se tenga inmunidad por ser político y si tengo que devolver 200 mil euros los devuelto y me libro de la cárcel...Hay que devolver todo lo que se han llevado porque si ese dinero revirtiese otra vez en la caja...otra cosa distinta sería esto.  Con todo, me reitero a lo que dije antes, el paro es lo más grave. Ahora escuchamos el tema de Bankia, de la fusión de Santander con Banesto y el ere consiguiente. ¿Cuánta gente más va a ir al paro? Esto es increíble. También van a existir bajas en Iberia. No sé cómo ha llegado este descalabro. ¿Tan grave era la situación económica en España? Esto es horroroso.Ahora se van a meter con el Banco de España...Pero aquí en Jerez, que es lo que nos ocupa, el tema del paro ciertamente es el que más nos preocupa y por el que vamos a luchar. 
— ¿Junto con los parados?    
—Esa es otra cuestión. Nosotros vamos a luchar contra el paro, hemos luchado contra él y lo seguimos haciendo, pero cuando se organizan manifestaciones no vemos a los parados. Esa es la triste realidad. Si de verdad hubiese aquí manifestaciones de parados las mismas tendrían una repercusión importantísima, pero se hacen cosas y los parados no aparecen. 
— ¿Tal vez por aquello de la mucha economía sumergida?
— La verdad es que lo pienso y  no encuentro explicaciones. Jerez es una ciudad tan pasiva. Muchas veces creo que la gente está harta de manifestaciones , de jaleos, pero también está ese indicativo de la pasividad de Jerez.
— Un problema añadido que también se nota en la propia Federación.
— Claro que sí. Antes venían los parados por aquí y nos poníamos delante de las puertas de la oficina del INEM que tenemos enfrente de nuestro local. Ahora no vienen. También me dicen que en el consejo social faltan los parados y es cierto, pero es que los parados no se mueven. Jerez, los parados, tenían que estar más levantados contra la Junta, contra el Gobierno..., porque no se trata de echarle las culpas a unos o a otros, hay que repartir las cargas porque cada uno está haciendo lo que le da la real gana         
—La Junta, el Gobierno y el Ayuntamiento. ¿Cómo van las relaciones?
— Vamos a ver. En la época del Gobierno del PSOE prácticamente no existían. Había relaciones con algunos concejales e, incluso, hay algunos con los que seguimos estando bien y con otros ni siquiera nos miramos. Todo era porque molestábamos. Pedíamos información y no nos la facilitaban. Con este Gobierno se pide determinada información y nos la facilitan. No es que tengamos privilegios, pero evidentemente las relaciones son mejores y antes sólo teníamos relaciones puntuales con determinados concejales. Nosotros lo que pedimos siempre es diálogo ya que con el diálogo hemos conseguido las cosas que hemos conseguido.
Se van consiguiendo cosas, se van obteniendo resultados, se hacen reuniones como una próxima que se va a llevar a cabo con Lorenzo Amor, el presidente de ATA, la organización de los Autónomos. El teléfono de Sebastián Peña repiquetea cada dos por tres, le pasan fotocopias de una información sobre una determinada barriada que no le hace excesiva gracia. Y vuelve a salir a la palestra el asunto de la politización de las asociaciones de vecinos, esa de la que quiere huir porque así se sienten más independientes, más valorados.       
— Es que nosotros no queremos nada de injerencias. Queremos partir de nuestra humildad y nuestro trabajo, de solventar los problemas de Jerez, el primero ese del paro que va a estar presente en el consejo social, como antes hablamos, pero sin que nos pongamos metas. Nosotros vamos a estar en ese consejo para aprender, aunque lógicamente expondremos nuestra opinión y nuestros planteamientos, pero siempre convenientemente asesorados como estuvimos asesorados, de manera externa, en el conflicto de la basura. Hicimos una actuación y ahora a los ciudadanos de Jerez se les va a devolver un dinero. Eso es un éxito. Y lo hemos hecho desde la independencia y lo que queremos es que el político ni maneje ni utilice las asociaciones de vecinos. Nosotros estamos metidos en todos los charcos pero procuramos no meternos en los sitios que no nos llaman, ni queremos que aquí entren colores de tipo alguno, el único color nuestro es el color de los vecinos de Jerez.
— ¿Y qué futuro le atisba a Jerez? 
—El que estamos viendo en España, porque en todas partes la cosa está mal. Aquí en Jerez hay otro problema, al margen de los que hemos expuesto, como es que el centro no vende y las grandes superficies cada vez están ampliándose más. El centro se está muriendo y cuando el centro de una ciudad se muere, ésta se acaba. Los comerciantes del centro están pasándolo muy mal. Las industrias no es que no vengan a Jerez es que se van y eso no solo está sucediendo en Jerez sino en otras muchas ciudades, excepto en aquellas que ofrecen alternativas. Aquí cada día se escuchan noticias negativas sobre las industrias y las empresas. El futuro de Jerez, sinceramente, no lo vemos con optimismo y lo que queremos es aportar algo a la ciudad. Nosotros aportamos todo lo que podemos, pero tenemos también nuestras limitaciones.
Sebastián Peña es santo y seña del asociacionismo vecinal. Quiere un 2013 mejor que el que se ha ido. Sabe que toca seguir trabajando y por y para Jerez. Y pide ese resurgimiento del movimiento asociativo vecinal para que Jerez pueda seguir mejorando día a día.
 

COMENTARIOS