Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

“Nos tenemos que quedar con la satisfacción de hacer feliz a la gente”

El capitán celebra el ascenso a Segunda Federación después de “los tres años más difíciles de mi carrera”

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Migue García, en el plató de 7TV Jerez. -

Migue García, capitán del Xerez CD está “disfrutando todavía” del ascenso y, al mismo tiempo “haciéndome a la idea de lo que hemos conseguido”. Los xerecistas lograron el domingo el ascenso matemático y lo celebraron por todo lo alto. Una fiesta que fue “impresionante, había muchísima gente. La gente muy feliz, que es lo que nos deja contentos. Esa gente que ha estado disfrutando y que lleva muchos años sufriendo. Lo hemos soñado muchas veces y era tal y como imaginábamos. Jerez y el xerecismo disfrutan de esto y estamos muy contentos por ellos”, decía en el programa Minuto 91.

Y es que ver a tanta gente festejando “te pone los pelos de punta” y “que estén felices por algo que has hecho tú, te enorgullece. Es increíble poder vivir esto”. Ya la semana pasada “quisimos ser prudentes, pero no pudimos contener la euforia. Lo celebramos con mucha intensidad. Pero esta vez también ha sido muy intenso”.

El ascenso “Ha costado. Ningún ascenso es fácil. Éramos conscientes de que hasta el final íbamos a estar dándolo todo. Se ha conseguido en la última jornada. Le ha costado mucho al club, que lleva mucho tiempo intentándolo. Al final cuando cuesta sabe mejor”. Eso sí, tiene claro que “merece la pena el esfuerzo. Trabajamos para conseguir estos éxitos. No siempre se consigue. Estamos muy felices”.

“Estamos muy cansados porque ha sido una semana larga e intensa, pero una semana muy feliz. Todo el mundo está muy feliz y la ciudad ha recuperado esas ganas de fútbol”, decía el capitán que se queda también con el momento de salir al balcón del Ayuntamiento: “Fue épico. Esto se vive muy pocas veces en la vida. Se siente muchísimo. Ver a la gente ahí abajo mirándote es increíble. La calle estaba llena y fue impresionante”.

Quedar campeón “ha sido muy merecido. Hemos estado mucha parte del año líderes. Hemos tenido una mala racha al final, pero es algo normal. Esa presión y esa obligación de conseguir los tres puntos te puede generar cierta ansiedad que no tienes otros partidos. Hemos sido el más regular y hemos demostrado ser merecedores de quedar campeones”.

Y para él, en el plano personal, ya era hora de conseguir un ascenso. “Vine hace tres años con ese objetivo”, comentaba. “En el momento que firmas aquí sabes que el objetivo prioritario es el ascenso de categoría. Ha costado tres años. Tres años complicados para mí. Ha llegado y no puedo estar más feliz”.

Igualmente han sido “los tres años más complicados de mi carrera. No he tenido suerte con las lesiones. Han sido una tras otra. Llevarte esta alegría por fin después del sufrimiento ha venido en el mejor momento. Esto es una inyección de moral que necesitaba. Espero recuperarme bien y poder disfrutar dentro del campo, que es lo que mejor sé hacer”.

Todo este ascenso lo ha vivido desde fuera “a veces con el gusanillo. A veces se sufre mucho desde fuera. Adquirí un compromiso cuando me lesioné que era ayudar desde fuera del campo. He intentado aportar mi granito de arena. Lo he disfrutado y a la vez lo he sufrido, pero hemos acabado con un final feliz. Me he comportado como soy. E intentado ayudar a mis compañeros. Tengo ese compromiso”.

Una de las claves “ha sido la unión del vestuario. El míster hizo un trabajo magnífico desde el principio y después los veteranos hemos ayudado en ese sentido. Buscábamos eso desde el principio porque pensábamos que nos iba a dar el ascenso. Nos ha dado un plus y hemos hecho un vestuario espectacular. En los momentos difíciles los veteranos somos los que tenemos que arrimar el hombro”.

Y el capitán xerecista se queda “con la felicidad del xerecismo. Con gente que llevo viendo sufrir estos años. Esa satisfacción de hacer feliz a esa gente es con lo que nos tenemos que quedar. Se lo merecían y aquí lo tienen”.

Mirando ya al año que viene espera seguir en el Xerez CD. Comenta que “son cosas que ahora en verano tocan. No puedo decir nada porque la predisposición del club es buena y la mía también. No creo que haya ningún problema”.

Por lo demás, su rodilla evoluciona “muy bien. Los plazos se están cumpliendo. Me siento con ganas y fuerte. Espero seguir trabajando en verano para poder volver en pretemporada lo más fuerte posible”.

Y el año que viene le encantaría volver a conseguir un ascenso, esta vez desde el campo: “Ojalá. El Xerez su único objetivo es ese, ascender. Veremos la plantilla y el objetivo que se marca el club, pero seguro que será ese porque no cabe otra cosa aquí en Jerez”.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN