Jerez

Sara Baras inaugura una nueva edición del Festival de Jerez

Medio centenar de espectáculos y 1.100 cursillistas de 30 países son algunas de las cifras de un evento que consolida a la ciudad como capital del flamenco

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Presentación del Festival de Jerez.

Presentación del Festival de Jerez.

La alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, ha presentado la 28 edición del Festival de Jerez que comienza este viernes con el espectáculo ‘Vuela’ de Sara Baras en el Teatro Villamarta. En el acto han estado presentes también Cristóbal Ortega, director del Instituto Andaluz del Flamenco; Juan José Ortiz, vicepresidente primero de la Diputación de Cádiz; Francisco Zurita, delegado municipal de Cultura, y Carlos Granados, director del certamen.

María José García-Pelayo ha asegurado que “el Festival de Jerez es una gran pantalla de la ciudad ante el mundo” como lo demuestran  los 1.100 alumnos de más de 30 países que participarán en sus 45 cursos y talleres, además de una amplia programación que agrupa en diversos espacios escénicos 50 espectáculos y que atrae a numerosos visitantes. “Esto demuestra la buena salud y categoría del Festival”, ha precisado.

La alcaldesa ha señalado que “es uno de los grandes eventos nacionales e internacionales vinculados a la cultura” que promueve, a través del flamenco, la creación de una industria cultural, donde “se generan puestos de trabajos”, ha indicado.

En su intervención García-Pelayo puso en valor que el Festival de Jerez no tiene lugar sólo en el Teatro Villamarta, sino que ocupa otros espacios escénicos singulares de la ciudad. Asimismo, ha agradecido la colaboración de otras administraciones para que este Certamen sea posible. “Cuando las administraciones caminamos juntos, podemos volar más alto”.

Por su parte, Cristóbal Ortega, director del Instituto Andaluz del Flamenco, ha calificado de “gran programación” la oferta de espectáculos. “Durante el Festival, Jerez se convierte en el epicentro del flamenco a nivel mundial”. En su opinión, en esta muestra “tiene cabida todo el sector flamenco” y ha destacado que se desarrolla bajo la peculiaridad de la cercanía y vinculada al patrimonio arquitectónico de la ciudad. Cristóbal Ortega ha reiterado el apoyo “firme” de la Junta de Andalucía al Certamen, al que ha augurado “larga vida”.

En su intervención, Juan José Ortiz, vicepresidente primero de la Diputación de Cádiz, ha puesto de relieve que el Festival de Jerez “mantiene vivo el flamenco, una característica de nuestra tierra”, además de impulsar la economía a través del turismo.

Finalmente, Carlos Granados, director del Teatro Villamarta, ha afirmado que, “como jerezano, es un orgullo y privilegio” estar al frente de este proyecto artístico. En cuanto a la programación, ha comentado que en ella figuran “grandes artistas”, así como “un amplio abanico de propuestas”.  A este respecto, ha añadido que en espacios como Sala Compañía “las nuevas generaciones miran al futuro sin complejos”, mientras que en los Museos de la Atalaya el público podrá apreciar la parte “más lúdica y participativa” de la muestra.

Programa

En cuanto al programa, Sara Baras, al frente de su ballet, inaugurará el XXVIII Festival de Jerez el 23 de febrero en el Teatro Villamarta, escenario principal de la muestra, con su nuevo espectáculo Vuela, un homenaje a Paco de Lucía y con el que celebra su 25 aniversario al frente de su compañía.

La bailaora gaditana se embarca de esta manera en un conmovedor tributo al genio de la guitarra. Ideado desde el respeto, el cariño y el amor que ambos artistas compartían, este viaje coreográfico está compuesto por 15 piezas únicas, cada una de ellas orbitando alrededor de una palabra, dando vida a un lenguaje en constante movimiento. Cada coreografía tiene un sentido diferente -seguiriyas, alegrías, fandangos, etc.- acompañada por la música y la guitarra de Keko Baldomero, que también incorpora algunas piezas de Paco de Lucía. En Vuela Sara Baras tiene como pareja a Daniel Saltares, con una escenografía que introduce la pintura de Fernando Quirós y textos de Santana de Yepes.

En este mismo escenario presentarán su último montaje artistas como La Moneta (Vínculos) Joaquín Grilo (Cucharón y paso atrás), Beatriz Morales y Agujeta Chico (De la naturaleza del amor), Úrsula López (Comedia sin título), Mercedes Ruiz (Romancero del baile flamenco) y Manuela Carrasco en su gira de despedida, que será la encargada de clausurar el certamen.

También pasarán por el coliseo jerezano Carlos Rodríguez Ballet Flamenco Company (Homenaje a Picasso-Eterno), Ana Morales (Peculiar), Alfonso Losa & Patricia Guerrero (Alter ego), Farruquito junto a su hijo Juan El Moreno (Alma nueva), David Coria (Los bailes robados) y Estévez/Paños y Compañía (La Confluencia) con sus últimos trabajos.

Los Museos de la Atalaya y la Sala Compañía volverán a abrir un año más sus puertas para acoger cerca de una veintena de espectáculos. En ambos escenarios se incluyen diferentes ciclos que mezclan la presentación de nuevos valores con propuestas más trasgresoras o fusionadas con otras disciplinas.

Karen Lugo, José Maldonado y Juan Gómez Chicuelo inaugurarán la programación de los Museos de la Atalaya con Tres piezas, incluido dentro del ciclo Vermú Flamenco: Muy Personal. Se trata de un proyecto de música y danza que tiende puentes en esa triada que conforma el cuerpo, la mente y el espíritu. El citado ciclo -una de las novedades de la presente edición- potencia el lado lúdico y participativo del certamen, además de su relación con las bodegas de la ciudad, en torno a un vermú jerezano a la hora del aperitivo.

El espectáculo de Maui (Domingos de vermut y potaje) incluso va más allá, puesto que transportará a los espectadores a las celebraciones más castizas en torno a una olla de potaje. Una propuesta singular, pues mezcla el flamenco con el teatro y el humor.

También sonará en este ciclo el arpa de la jerezana Ana Crisman (Arpaora) y la versatilidad artística que siempre aporta la compañía Nómada que, bajo la dirección y dramaturgia de Juana Casado, pondrá en escena Atrapados.

Como actividad complementaria de este ciclo Vermú Flamenco: Muy Personal figuran la proyección del documental Paraíso de cristal, dirigido por Natalie Halla y Susanne Zellinger.

Uno de los estrenos que tendrá lugar en los Museos de la Atalaya lo protagoniza Cynthia Cano. La bailaora de Murcia presentará Locas mujeres. Su puesta en escena cerrará el ciclo Muy personal, donde también figuran Sara Jiménez (Ave de plata), Daniel Ramos (Contracuerpo), Mercedes de Córdoba (Infinita) y Francisco Hidalgo Compañía Flamenca, con Moscas y diamantes, inspirado en la obra pictórica del ecuatoriano Oswaldo Guayasamín.

Ave de plata es la segunda parte de un proyecto de residencia artística que Sara Jiménez inició en la provincia de Huelva y continuó en la de Badajoz. De similares características es el montaje de Mercedes de Córdoba, que dedica a Marga Gil Roësset, escultora, ilustradora y poetisa de la Generación del 27. En cambio, el bailaor Daniel Ramos plantea dibujar sobre su cuerpo medio desnudo las líneas maestras de su baile. El cante será tarea de José de los Camarones con Tenlo por cuenta, nuevo trabajo del artista jerezano.

Sala Compañía

La Sala Compañía se consagra a las guitarras de dos jerezanos: José Quevedo ‘Bolita’ (con su nuevo disco Fértil) y Juan Diego Mateos, que presenta Una promesa, su cuarto trabajo discográfico. Sin embargo, el baile será su principal hilo conductor a través de los ciclos Sol@s en Compañía y Savia Nueva y Universal. En el primero de ellos David Romero estrena Bailante, bajo la dirección de Jesús Carmona, donde se nutre de sus experiencias en aquellos lugares donde le ha llevado el flamenco.

En esta misma tesitura de exhibir por primera vez una propuesta se encuentran Juan Tomás de la Molía con Vertebrado, bajo la dirección de Manuel Liñán, y Fernando Jiménez con Camino, arropado al cante por Jesús Méndez y Felipa del Moreno. Asimismo, la malagueña Irene Lozano exhibirá el esplendor de su Presente, bajo la dirección de José Maldonado.

Esa apuesta clara de la muestra por los nuevos valores se aprecia claramente en el ciclo Savia Nueva y Universal, conformado por Araceli Muñoz y Manuel Jiménez (ganadores del Concurso Internacional de Baile Flamenco de Turín) e Irene Morales y Paula Salazar, también premiados en el Certamen Coreográfico de Danza Española y Flamenco de Madrid.

El cante se convertirá en el principal atractivo de la programación incluida en la Bodega González Byass. Al filo de la medianoche sonarán las voces de Luis Moneo -que presentará su disco Metal fundío- y El Pele. Y del cante se pasa a la guitarra al incluir en este espacio escénico a Rafael Riqueni. El que fuera nominado a los Grammy Latino 2021 por Herencia, cierra ahora su personal trilogía musical andaluza con Nerja, un trabajo dedicado al misterio y encanto de la cueva malagueña.

Esta 28 edición se traslada también al Palacio de Villavicencio, situado en el interior del Alcázar de Jerez. En una de las salas de tan singular e histórico espacio se podrá escuchar el cante sin amplificación acústica de Rocío Luna, última ganadora de la Lámpara Minera de La Unión, además de las virtudes cantaoras de Bernardo Rubichi, Pedro Montoya ‘El Chanquita’ y Jesús Corbacho

El XXVIII Festival de Jerez cuenta con la colaboración institucional de la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte; y del Ministerio de Cultura y Deportes, a través del Inaem; y la Diputación de Cádiz.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN