Jerez

Condado de Huelva podrá utilizar los términos ‘oloroso’, ‘amontillado’ y ‘palo cortado'

La UE publica la petición de modificar unos términos ahora reservados a Jerez y Montilla-Moriles

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Una imagen del interior de un complejo bodeguero. -

El Diario Oficial de la Unión Europea ha publicado tres resoluciones con las solicitudes de la modificación de los términos tradicionales ‘oloroso’, ‘amontillado’ y ‘palo cortado’ en las denominaciones de origen del sector del vino vinculadas a Andalucía.

Las solicitudes se recibieron el pasado mayo y fueron presentadas por la Junta de Andalucía, según ha detallado la Comisión.

En el caso del uso del término ‘oloroso’ la actual definición recoge que es un “vino de licor (vino generoso) de Jerez-Xérès-Sherry y Montilla-Moriles que posee las cualidades siguientes: vino de mucho cuerpo, lleno y aterciopelado, aromático, enérgico, seco o levemente abocado, de color similar al de la caoba, con graduación alcohólica adquirida comprendida entre 16 y 22 grados. El vino ha envejecido al menos durante dos años, por el sistema de criaderas y soleras, en vasijas de roble de una capacidad máxima de 1.000 litros.

Si se aprueba el cambio, se podrá usar la mención ‘oloroso’ en vinos generosos de Jerez-Xérès-Sherry, Montilla-Moriles y Condado de Huelva envejecidos mediante crianza exclusivamente oxidativa, tras la desaparición del inicial velo de flor; con un contenido alcohólico entre 16-22% vol; y de color oro viejo a caoba oscuro, con aromas propios de la crianza oxidativa como frutos secos y madera.

En cuanto al ‘amontillado’, actualmente se define como un “vino de licor (vino generoso) de Jerez-Xérès-Sherry, Montilla-Moriles con DOP, seco, de punzante aroma, avellanado, suave y lleno al paladar, de color ámbar u oro viejo, con graduación alcohólica adquirida comprendida entre 16 y 22 grados. Envejecido al menos durante dos años, por el sistema de criaderas y soleras, en vasijas de roble de una capacidad máxima de 1.000 litros.

El cambio propone que ese término se reserve para vinos generosos de Jerez-Xérès-Sherry, Montilla-Moriles y Condado de Huelva envejecidos mediante crianza bajo velo de flor durante al menos un año, seguida de crianza oxidativa; con un grado alcohólico adquirido entre 16-22% vol y de color entre dorado hasta ámbar intenso, con aromas a frutos secos y madera.

Para el ‘palo cortado’, la definición actual es la de un vino de licor (vino generoso) Jerez-Xérès-Sherry y Montilla-Moriles que comparte las características organolépticas del Amontillado en cuanto a aroma y del Oloroso en cuanto a su sabor y color, con graduación alcohólica adquirida comprendida entre 16 y 22 grados; envejecido en dos fases: la primera biológica, bajo un velo de flor, y la segunda oxidativa.

Se propone el cambio por la de vinos generosos de Jerez-Xérès-Sherry, Montilla-Moriles y Condado de Huelva envejecidos mediante crianza predominantemente oxidativa, tras una inicial fase con velo de flor de al menos tres meses de duración; con un contenido alcohólico entre 16-22% vol.; y de color oro viejo a caoba oscuro, con aromas a frutos secos y madera, pudiendo presentar notas lácticas.

En los tres casos, se establece que se puedan usar también en vinos generosos de licor elaborados a partir de, al menos, un 85% del vino generoso descrito para cada término, siendo obligatorio que en el etiquetado el término en cuestión vaya inmediatamente seguido o precedido de una mención sobre el contenido en azúcar de la mezcla resultante, regulada en los pliegos de condiciones o normativa aplicable.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN