Jerez

El Ayuntamiento de Jerez insta al Estado a garantizar la protección de la Cartuja

La Administración local tiene conocimiento de que las hermanas de Belén ultiman ya el abandono del monasterio

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Monasterio de la Cartuja. -

El ya inminente abandono de las hermanas de Belén del monasterio de la Cartuja ha llevado al Ayuntamiento de Jerez a instar al Estado, como propietario del bien, a adoptar las medidas que estime oportunas para garantizar su protección y conservación.

El primer teniente de alcaldesa, Agustín Muñoz, ha advertido de que estamos ante un bien “que hay que proteger”, considerando a este respecto que es la Administración central quien tendrá que “poner remedio cuanto antes” para evitar cualquier tipo de acción que pueda poner en riesgo la preservación de este Bien de Interés Cultural (BIC).

Muñoz no entra en el futuro destino del monasterio, pero sí cree imprescindible “que se analice en qué situación está y se evite cualquier tipo de daño” en este conjunto monumental. “Lo que defendemos es que se le dé un uso y que el bien se mantenga y se mejore”, añade.

En este sentido, el Ayuntamiento está dispuesto a “escuchar” las propuestas que pueda tener el Gobierno central sobre el futuro que aguarda al monasterio de la Cartuja una vez que las hermanas de Belén lo abandonen, algo que ya se antoja inminente.

Meses atrás, la Diócesis de Asidonia-Jerez ya expresó su voluntad de seguir gestionándolo “en virtud de la cesión que tiene concedida por Patrimonio del Estado” y “con la finalidad de mantener la vida espiritual y pastoral, así como poner en valor el patrimonio cultural y artístico del recinto”.

Más allá de ese deseo, a nadie escapa que se antoja sumamente complejo que una orden religiosa pueda hacerse cargo de un monasterio de estas características, por lo que lo más probable es que la Diócesis se vea de algún modo obligada a renunciar a esa cesión, quedando el bien en manos del Estado, que es su propietario.

Las hermanas de Belén comunicaron el pasado mes de noviembre a la Diócesis de Asidonia-Jerez su decisión de abandonar el monasterio de la Cartuja “en el transcurso del año 2024”, ya que “tras un periodo de reflexión y oración” habían llegado a la conclusión de que no se daban “las condiciones favorables para su clima de silencio, soledad y vida escondida”.

Esta postura fue adoptada “tras un periodo de reflexión y oración” y después de que la comunidad recibieran “las visitas de la priora general y sus consejeras”.

La Diócesis de Asidonia-Jerez aseguró entonces haber realizado “todas las gestiones posibles para evitar la marcha de las hermanas, incluso buscando lugares alternativos donde fundar un nuevo monasterio”, pero no se encontraron “soluciones adecuadas o viables”.

 

 

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN