Publicidad Ai
Publicidad Ai

Jerez

'Sobre todo de noche', el horror de los bebés robados desde el amor de dos madres

Lola Dueñas lidera el reparto del filme de debut en la dirección de Víctor Iriarte

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Víctor Iriarte debuta en el largometraje con 'Sobre todo de noche', una historia poética y sencilla sobre el amor que dos mujeres sienten por el mismo hijo, la que lo adoptó y la que lo parió siendo muy joven, a la que dijeron que el niño había muerto: "Quería abordar un hecho histórico que es oscuro y que, aún en España, es una herida abierta", señala Iriarte.

En una entrevista con EFE, el realizador vasco explica que, nacido en 1976, el relato que tiene de aquella época, el de los años anteriores a la Transición y la llegada de la democracia, "es el que me dieron mis padres, pero creo que ya ha pasado un tiempo suficiente para reobservar otra vez aquello con una distancia crítica".

La elección del tema, explica, responde por un lado a un interés personal tras conocer "varios casos cercanos que me tocaron por dentro", apunta, y porque "es un tema que está ahí y tiene que ver con nuestra memoria histórica".

"Lo que yo quería era observar un hecho histórico, que es oscuro, y que, aún en España, es una herida abierta. Y hacerlo con la propuesta humanista de que estas dos mujeres se lleguen a comprender", en lugar del previsible "desencuentro y choque".

Así, explica, nació la necesidad de filmar una imagen: dos mujeres de unos 50 años al lado de un río, una al lado de la otra, durmiendo una siesta. Y las respuestas que esa imagen iba dando a las mil preguntas que surgieron fueron el caldo de cultivo para que Andrea Queralt, él mismo e Isa Campo construyeran una historia tan sencilla como apabullante.

"Solo tuvimos que escuchar a los personajes", afirma el director, 'obsesionado' no solo con las manos que guían toda la historia sino con los rostros, los mapas y los sonidos. O su ausencia, como el silencio que elige para mostrar imágenes documentales de la Transición y de las fuerzas vivas que gobernaban cuando empezaron a desaparecer bebés en España (300.000 según los datos que aporta Iriarte), entre 1960 y 1990.

"Dejar ese silencio y ese vacío creo que da más fuerza para que esas imágenes nos lleguen de otra forma", señala el director. Y al final de esos recuerdos fílmicos, la voz de la madre a la que dijeron que su niño había nacido muerto: '¿por qué nos dejasteis tan solas?', esa "soledad cósmica" a la que se refiere el personaje de Vera (Lola Dueñas)

Nada más empezar, en medio de un ambiente de cine 'noir' que sigue los pasos a Vera, una voz en off afirma que nos enfrentamos a "una película de violencia". De venganza.

Y así, contada en su mayor parte con las voces en off de los protagonistas, "Sobre todo la noche" se arma en cuatro capítulos enumerados según las cartas que escribe, primero Vera a Egoz y Cora, luego Egoz a Vera, y la última -ya mitad letras, mitad mensajes de audio por Whatsapp- Cora a Egoz.

Son dos mujeres en la cincuentena, Vera (Dueñas) una estenotipista, Cora (Ana Torrent), pianista y profesora de música; la primera, madre natural del niño que adoptó la segunda, Egoz (Manuel Egozkue) y que está a punto de cumplir 18 años; los tres recibieron información falsa sobre el pasado.

"Los personajes estaban tan bien escritos, que son una auténtica joya", considera Dueñas. "En mi personaje la venganza y la rabia está por encima de cualquier otra cosa, es lo que mueve a Vera, lo que le hace avanzar y lo que le hace resistir", señala la ganadora de dos Goya.

Y, a su lado, Torrent explica que "Cora se mueve más por amor, es una mujer muy buena, que da mucho, pero que también tiene dudas, y ha sufrido mucho y ahora se replantea el futuro desde otra perspectiva y tiene miedo, pero hay mucha generosidad".

En su opinión, "lo más bonito de esta película es la narrativa, el reescribir tu historia. Y el hecho de que Iriarte, con ser hombre, haya escrito tan bien sobre una relación entre mujeres y sobre la maternidad yendo a un lugar muy intimo y delicado".

Y las manos: "Quien crea en ello, una es como un retrato: en ella están la línea de la muerte, la línea de la vida, la del amor... y creo que también tiene que ver con el deseo de tocar de estas madres", comparte Iriarte.

"Cuando hay una herida y el abrazo no llega aún, el gesto del tacto con una mano sobre otra es el primer gesto de amor", resume.

La película llega el a las salas el viernes día 1 de diciembre.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN