Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 18/06/2021

Jerez

El Campo de Gibraltar paró como si fuera un día de fiesta

Los sindicatos lograron gracias a los servicios mínimos y los piquetes paralizar los centros neurálgicos de la comarca a pesar de la indiferencia del

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Unas 300 personas se dieron cita en la Plaza Alta para secundar la protesta.
Al igual que en el resto del país, los sindicatos también lograron parar el Campo de Gibraltar. Prácticamente la actividad durante la jornada de ayer fue nula en los centros neurálgicos de las principales ciudades, las grandes industrias y el Puerto de Algeciras. Pero un paro que no fue apoyado masivamente por la población, que buena parte de ella lo vivió resignado ante la fuerza de los servicios mínimos pactados y de los piquetes informativos.

Solamente los centros comerciales y los pequeños comerciantes se atrevieron a abrir sus negocios en los ratos que pudieron esquivar a los piquetes.

No obstante, los sindicatos se mostraron altamente satisfechos con los resultados, aportando datos de seguimiento en torno al 90 por ciento e incluso del 100 por ciento en sectores que no contaban con servicios mínimos. Por contras se contabilizaron algunos incidentes y momentos de tensión, que desembocaron incluso en una detención en Algeciras.


El detenido fue un sindicalista quien, como confirmaron fuentes oficiales, fue sorprendido in fraganti cuando rociaba con un pegamento extrafuerte y silicona la puerta de entrada a un colegio. Al ser requerido por los agentes, el hombre ofreció resistencia y fue desplazado a las dependencias policiales, de donde poco después salió en libertad con cargos por daños y atentado contra la autoridad. Las fuentes policías aseguraron, no obstante, que la acción no provocó heridos.

Asimismo, el cuerpo nacional informó de varias identificaciones más por sabotear la entrada de algunos establecimientos.

Incidentes en acerinox
Los incidentes más graves tuvieron lugar en Acerinox en dos de los turnos de entrada, el nocturno y el matinal, este último entre las 5.00 y las 6.00 horas de ayer, cuando piquetes informativos presuntamente externos a la planta barreña, instigaron a los trabajadores que se encontraban realizando servicios mínimos.

La discusión inicial podría haber dado lugar, según diversas fuentes consultadas, a episodios violentos, si bien no se tiene constancia de que haya habido heridos. Otras fuentes señalan que en la entrada del turno matutino únicamente hubo algún empujón.

La secretaria comarcal de CCOO, Inmaculada Ortega, y el portavoz comarcal de UGT, Ángel Serrano, reconocieron altercados en Acerinox pero aseguraban, como en el caso del representante de UGT, que fueron disputas “entre compañeros”.

Asimismo, fuentes consultadas por este diario dieron parte de que a primeras horas de la mañana personas pertenecientes a los sindicatos cortaron uno de los carriles de la autovía mediante la quema de neumáticos.

Los grandes centros comerciales, caso del Centro Comercial Las Palomas o el Centro Comercial Bahía de Algeciras, y los polígonos comerciales de La Menacha, Cortijo Real o Palmones, fueron otros puntos de conflicto importantes.

piquetes en el comercio
El Centro Comercial Bahía de Algeciras se vio obligado a cerrar una de sus puertas durante poco menos de una hora después de que un centenar de sindicalistas, en cuyo conjunto se encontraban los líderes sindicales comarcales de UGT y Comisiones Obreras (CCOO) y el representante de Educación de CGT, Rafael Fenoy. Hubo momentos de tensión. Al marcharse los sindicatos, las puertas del centro comercial volvieron a abrirse y permanecieron así el resto de la jornada.

Finalmente, los sindicalistas se desplazaron a la Plaza Alta, donde tenían prevista la concentración a las 12.00 horas. Acudieron, según la Policía Local, unos 300 simpatizantes de la huelga, 900 para los sindicatos. La líder de CCOO se felicitó especialmente por “el cierre del Puerto, la Petroquímica, Acerinox y el cierre de comercios pertenecientes a pequeños empresarios”.

Fuentes municipales señalaron que la movilización posterior de los sindicatos después de la concentración de la Plaza Alta podría haber incurrido en una ilegalidad, ya que sólo la manifestación de CGT contaba con permiso, además de la concentración de la Plaza Alta. Este desplazamiento de los trabajadores desde la plaza obligó a reestructurar el dispositivo de la Policía Local.

Coacción a los trabajadores
Ortega hizo referencia durante su intervención a la coacción sufrida, a su entender, por un buen número de trabajadores, especialmente en las grandes superficies, y advirtió a que acudirían a la vía judicial para denunciarlo puesto que en algunos casos contaban con grabaciones.

A este respecto, UGT aseguraba que Balearia, en un comunicado interno, advertía a sus trabajadores sobre las consecuencias que tendría el ejercicio de la huelga. El mando del buque consultaría a los tripulantes si van a ejercitar su derecho a la huelga y habría que proceder al desenrole del tripulante en huelga.

Algunos comerciantes y trabajadores autónomos, por su parte, culparon a los sindicatos también de cierta coacción al obligarles, mediante los piquetes informativos, a cerrar sus establecimientos. Muchos, y también en el caso de los grandes supermercados, cerraban con la presencia de piquetes y más tarde volvieron a abrir.

Ángel Serrano, por su parte, proclamó que “hemos cerrado la comarca del Campo de Gibraltar” y agradeció el comportamiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad con los sindicalistas, así como “el apoyo” de los ciudadanos, que “han visto que la reforma era una verdadera vergüenza” y que si el Gobierno no tira para atrás “presumiblemente tendrá otra huelga”.

Seguimiento desigual

El sector de la estiba, en el que la propia Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) reconocía un seguimiento del 93 por ciento -el 100 por cien, según los sindicatos-, fue uno de los mayores éxitos de convocatoria de este paro general. La estiba, de hecho, permaneció parada, según la institución portuaria, de 8.00 a 20.00 horas.

De igual modo, fuentes municipales habían confirmado el cierre total de Mercalgeciras, tal y como reflejaban los datos de los sindicatos. Esta misma fuente sindical manifestaba que la recogida de residuos sólidos urbanos se paralizó por completo tanto en Algeciras como en La Línea, y al 98 por ciento en Arcgisa.

Los mercados de Algeciras y La Línea tampoco abrieron sus puertas, como habían previsto los sindicatos, y tampoco lo hicieron los ambulantes linenses del mercadillo.

Según fuentes municipales de La Línea, la limpieza sólo se realizó en el hospital y el mercado, algo que fue muy criticado por el Ayuntamiento de esta localidad por sentir que no se había contado con ellos.

Los trabajadores de la empresa que transporta la basura de Gibraltar al vertedero de Los Barrios respaldó también, según los sindicatos, la huelga.

Sector público

En lo que respecta a la administración, el seguimiento ha sido desigual, según las fuentes oficiales. Así, en lo que a la Junta se refiere, reseñar que le personal de la Subdelegación trabajó al 100 por cien, mientras que el paro fue secundado por el 2,36 por ciento de los sanitarios, que tenían unos servicios mínimos del 60 por ciento en los médicos; y un 9,32 por ciento del personal docente, y el 95 por ciento del personal de la UCA, según los sindicatos.

El personal de Justicia de la Junta secundó el paro en un 24,41 por ciento. En el sector general la media era del 12,3 por ciento.

En San Roque el seguimiento fue, según el alcalde, Fernando Palma, del 26 por ciento. La concejalía de Personal de La Línea indicó, por su parte, que el seguimiento fue “desigual”. En el Ayuntamiento de Algeciras, el personal se acogió al derecho de Asamblea y cobró su salario. En el caso del personal de la APBA, secundó el paro un 10,47 por ciento.

Transportes

En lo que a transportes se refiere, autobuses urbanos e interurbanos, así como los taxis se mantuvieron en los servicios mínimos, esto según los sindicatos.

En cuanto a las líneas marítimas del Estrecho, en la línea Algeciras-Ceuta se cumplieron los servicios mínimos y adicionalmente algunas navieras iniciaron operaciones en ésta línea, y en las líneas que enlazan Algeciras con Tánger Med y Tarifa con Tánger Ciudad.

Precisamente en la salida entre Algeciras y Tánger Med se produjo cierta polémica, como confirmó el sindicalista de CGT Rafael Fenoy. Al parecer, el puerto marroquí, que naturalmente no estaba en huelga, fletó un barco hacia Algeciras que habría tenido problemas a la hora de amarrar.

Finalmente, otro barco, en este caso desde Algeciras, salió hacia Tánger Med pese a la presión de los sindicatos. En cuanto al transporte por helicóptero, la línea regular que une Ceuta con Algeciras tenía prevista su reducción a la mitad, en virtud de los servicios mínimos. El contacto por tren de cercanías funcionó al mínimo, y el de larga distancia tenía previsto estar inoperativo.

Cerrajeros y silicona
Una de las repercusiones más palpables de la jornada de Huelga General de la mañana de ayer fue el trabajo de los cerrajeros, que se vio disparado de forma considerable por el número de cerraduras y puertas de comercios que se vieron saboteadas por los piquetes sindicales. Los cerrajeros de la ciudad atendieron a una media de seis o siete intervenciones a lo largo de la mañana, una actividad muy superior a la que normalmente tienen.

Desde Hermanos Carrillo, una empresa especializada en estos trabajos, apuntaron a una estimación de más de un centenar de puertas con estos problemas.

“La mayoría de las intervenciones son por que han metido silicona en las cerraduras, pero también con golpes en puertas” mecánicas para imposibilitar su apertura. “Lo más duro se verá mañana, cuando la mayoría de los comercios que han decidido no abrir se encuentren con que también tienen silicona en las cerraduras”. El trabajo se vio extrapolado también a las distintas ferreterías de la ciudad, por la ingente demanda de piezas.

COMENTARIOS