Actualizado: 23:47 CET
Sábado, 17/11/2018

Sus mayores fans visten uniforme

Diego Pozo, acompañado de su inseparable Marcos del Ojo, visitó ayer el colegio La Salle-Buen Pastor donde curso sus estudios. Durante más de dos horas, este grupo jerezano se metió en el bolsillo a profesores y alumnos

  • Los alumnos lasalianos disfrutaron ayer con las divertidas anécdotas y con la buena música de Los Delinqüentes.
Espectáculo y duende fuera y dentro de los escenarios. De esta forma tan artística se podría definir la visita del grupo Los Delinqüentes al centro lasaliano Buen Pastor. Los jerezanos, que derrocharon arte y desparpajo a lo largo de las dos horas de sesión, deleitaron ayer con su música a un nutrido grupo de alumnos de ESO y Bachillerato en el salón de actos del centro. Un encuentro muy especial para uno de sus integrantes, Diego Pozo, que acompañado de su inseparable Marcos del Ojo, recordó sus años como antiguo alumno del centro lasaliano: “La verdad es que para mí es algo muy bonito volver a mi antiguo colegio. Tengo muchísimas anécdotas y vivencias de mi estancia aquí. Hay que tener en cuenta que aquí tuvo lugar mi primera actuación y aprendí a tocar la guitarra con mi querido Hermano Emilio. A él le tengo que agradecer que me inspirara este amor por la guitarra. Aunque debo confesar que un principio mi preferencia era el piano”.

“Guardo muchísimos momentos y muy buenos de mi estancia en La Salle. Recuerdo incluso que un año llegué a ser el pichichi de la liga interna del colegio. Me pasaba todo el día aquí y estuve hasta que terminé el COU. Ahora, cuando vuelvo y veo a mis antiguos profesores, me vienen muchísimas imágenes y todas muy bonitas”, señaló el cantante jerezano.

Diego Pozo, que unos años antes había paseado por las galerías del colegio Buen Pastor, quiso dejar un mensaje para los futuros artistas: “Siempre tuve claro que me gustaba la música y quería dedicarme a ello. Tienes que poner los cinco sentidos y esforzarte al máximo cuando quieres conseguir algo, pero no es menos cierto que se necesita una formación. Supe que necesitaba esos conocimientos y luché para obtenerlos de la mejor forma posible. Ese mensaje debe ser claro. Los comienzos no son fáciles, pero todos debemos poner nuestro empeños y preparación para lograr lo que nos propongamos”.

Sin duda, uno de los momentos más sentidos de la visita al colegio La Salle-Buen Pastor fue la presentación por parte del grupo jerezano de sus comienzos y andanzas por los escenarios. Los Delinqüentes, que repasaron los primeros años de vida como grupo, tuvieron unas palabras para su compañero fallecido Miguel Ángel Benítez, Er Migue, y ofrecieron al auditorio la canción Chiclana, uno de los singles más sonados de su disco El duende rebelde vuelve.
Pero no fue la única canción que pudieron disfrutar los alumnos, que se mostraron entregados en todo momento. Los Delinqüentes ofrecieron un amplio repertorio de temas, donde Nube de pegatina y la Primavera trompetera pusieron a sus pies al auditorio, siendo dos de las canciones más aplaudidas.

Por su parte, Marcos del Ojo, conocido artísticamente como Er Canijo de Jeré, también quiso dejar un mensaje a lo largo de su intervención y la posterior e improvisada rueda de prensa realizada por los alumnos del centro. “Tened una idea clara y es que debéis decir no a cualquier sustancia peligrosa. La vida hay que vivirla y esas cosas no os van a ayudar en absoluto. Hay que vivir y saborear las cosas buenas que nos ofrece lo cotidiano. La lectura es muy importante. A mí me gusta mucho leer y recomiendo a todo el mundo que lo haga. Es muy importante crear ese tipo de hábitos”. Además, el grupo jerezano puso una de las anécdotas de la mañana al insistir en la importancia del inglés. A este respecto, Marcos del Ojo subrayó que “estudiad inglés y poned todas vuestras fuerzas en ello. Es muy importante. Para mí hubiese sido más fácil pedir una tortilla cuando estuvimos por Bélgica, Alemania y Londres, por ejemplo”.

Tras ello, uno de los alumnos realizó una petición al dúo jerezano, que ni corto ni perezoso se enfundó la guitarra e interpretó el tema mientras una buena parte de los asistentes al acto siguieron a Pozo y Del Ojo a lo largo y ancho de todo el salón de actos formando una charanga improvisada. Un magnetismo que vivieron los asistentes durante toda la sesión y que dejó un gran sabor de boca a los alumnos, que despidieron a Los Delinqüentes con una sonada ovación. Finalmente, Jaime Rodríguez, profesor y encargado de montar la visita, mostró su satisfacción por la magnífica experiencia y recalcó que “esta actividad se encuentra dentro de la celebración del mes mariano y lasaliano. Es una forma diferente de celebrar ambas cosas, desde un punto de vista lúdico. Hemos puesto en marcha durante este mes un sinfín de actividades culturales y la visita de Los Delinqüentes da otra forma de celebrar algo tan marcado e importante para nosotros. Tengo que agradecerle a Diego y Marcos el gran interés que han puesto y la magnífica jornada que se ha vivido en el colegio “.

El grupo jerezano abrirá una sala de conciertos
El grupo jerezano Los Delinqüentes abrirá, antes de que finalice el presente año, una sala de conciertos en la ciudad. Pese a que todavía no se tiene fecha oficial de apertura, Diego Pozo y Marcos del Ojo quieren que su nuevo proyecto comience a rodar cuanto antes. El local, que tendrá por nombre Tío Zapa, estará situado en la calle Ponce de león y dará cabida a estilos de música muy variados, contemplándose en un futuro acoger exposiciones, obras de teatro y proyecciones de cortometrajes.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Desarticulan un punto de venta de hachís en una vivienda entregada por la Junta en La Piñera
chevron_right
George, Mena y Benítez ven ampliados sus contratos