Jerez

La Pasión de Cristo en Andalucía según Manuel Martín Martín

El afamado crítico flamenco recibió la Insignia de Oro de la Peña Los Cernícalos en la celebración del L Pregón Flamenco de la Semana Santa

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Manuel Martín Martín al finalizar su pregón -

La Peña Los Cernícalos celebró el pasado Jueves de Pasión su L Pregón Flamenco de la Semana Santa. Como novedad fundamental destacó el cambio de ubicación, llevando la voz y la saeta hasta la Iglesia de San Miguel con motivo de tan señalada efeméride. Bastante público en un encuentro con la sabiduría de Manuel Martín Martín, escritor, investigador, periodista y crítico flamenco nacido en Écija pero conocido y respetado, por algunos temido, en el mundo entero.

Él fue el encargado de asumir la palabra orada desde el atril para desgranar como hombre de fe los distintos pasajes de la pasión de Jesucristo según Andalucía, comenzando por Huelva con la hermandad de la Entrada Triunfal y continuando, de forma cronológica, por las diferentes provincias y algunas devociones destacadas de cada una de ellas como El Cautivo, Medinaceli de Cádiz, la Sagrada Flagelación en Málaga, la Coronación de Espinas en Almería, el Nazareno (El Abuelo) de Jaén, la Madrugá de Sevilla con la Macarena o el Gran Poder, el cristo de los Gitanos de Granada, la Virgen de la Soledad de Córdoba… hasta llegar a Jerez.

Como pluma combativa y experimentado pregonero, ensalzó el fervor popular con la teología profunda de las Sagradas Escrituras, trayendo al presente las numerosas estaciones que pasó el Señor, personalizando en el contexto actual. Llegó a Jerez para rescatar nombres del olvido, dedicando unos preciosos versos a María Santísima de la Encarnación, titular de la parroquia, así como al Cristo de la Salud. Martín contó con las poderosas saetas de María José Pérez, Rubito Hijo y Elu de Jerez, además de con la presentación del siempre entrañable Antonio Benítez Manosalbas, fundador de este pregón que cumple sus bodas de oro. A él le queda poco para los 90 años, con la misma ilusión que el primer día.

Al finalizar, la entidad decana de la provincia de Cádiz, impuso la Insignia de Oro de la peña al pregonero que supo emocionar con sus palabras y sus silencios, con su prosa y con sus versos, con la generosa virtud de abrir su corazón para mostrarlo a Andalucía, tierra que se viste de azahar para rememorar la Pasión y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN