Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 31/05/2023  

Jerez

Hostelería y comercio preparan en Jerez una Semana Santa "histórica"

A dos semanas para el Domingo de Ramos los negocios y establecimientos de hostelería hacen sus previsiones ante la más que previsible llegada masiva de público

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • El comercio especializado en cofradías vive su momento álgido. -

El centro de Jerez rebosa estos días del sonido de hierros chocando unos contra otros. El hierro de los palcos que van poco a poco dando forma a la Carrera Oficial cuando tan solo quedan dos semanas para que llegue el Domingo de Ramos. La ciudad se prepara para una de las grandes fiestas del año y se pone guapa para recibir a la primavera de la forma en la que solo Jerez la entiende. La Semana Mayor jerezana, de Interés Turístico Nacional, hace que desde los diferentes comercios, establecimientos de hostelería vayan ultimando los preparativos, con un ojo puesto en el turismo.

“Si no es hacer el agosto nos ayuda mucho a llevar el resto del año, esta es de las mejores épocas sin duda alguna”

Esta pasada semana, el presidente de Horeca, Antonio de María, destacaba que esta Semana Santa “va a ser histórica porque hemos estado constreñidos dos años y la gente tanto del mundo de lo cofrade, como de lo religioso y turístico, tiene mucha necesidad de vivir una Semana Santa maravillosa”.

La ciudad se hace grande en todos sus puntos cardinales, con cofradías llegadas desde los extremos opuestos de la localidad. Y todas confluyen en un punto estratégico, la plaza Aladro. Allí, en la esquina con calle Eguiluz, justo en la entrada en Carrera Oficial, se encuentra la Tasquita de Aladro. Entre operarios terminando de instalar los palcos en esta zona nos atiende Ramón Benítez, uno de los dueños del establecimiento que se prepara para “una de las épocas más fuertes del año. Estamos en una situación fantástica con una localización en plena Carrera Oficial. Además de que la gente tiene muchas ganas, esta localización es inmejorable. Los preparativos son tremendos. Duplicaremos plantilla como el año pasado, en el que salimos muy bien. La clientela también salió muy contenta. Hay que dar un servicio y vamos a contrarreloj”.

Una semana importante porque “si no es hacer el agosto nos ayuda mucho a llevar el resto del año”. Benítez destaca que “venimos de un año muy apático de subida de precios que no sólo vemos los hosteleros, sino la gente de a pie. Eso nos ha cogido a casi todos por sorpresa y cuenta. Esta fecha nos ayuda muchísimo”.

Sin duda, la Semana Santa es “una de las mejores fechas. Es verdad que la Semana Santa son solo 8 o 9 días y tenemos también la época de la Navidad, que también nos ayuda mucho porque todo el mundo viene al centro. Es un tiempo importantísimo para nuestra facturación”.

“La gente tiene muchas ganas”, comenta. “El buen tiempo ayudó mucho el año pasado salvo la tarde del Lunes Santo que fue muy lluviosa. Si el tiempo acompaña la gente se va a echar a las calles”.

Avanzamos por Carrera Oficial, camino de la Catedral, y tras pasar por Alameda de Cristina llegamos a lo que otrora fue el centro neurálgico de las cofradías, la Rotonda de los Casinos. Ruleta del sentimiento y redondel de los delirios, como diría Antonio Moure en su pregón de 2015. A escasos diez metros de ahí se encuentra la tienda de Jesús González. Porque la Semana Santa es tiempo de estrenos y ellos también se están preparando. “Ya tenemos la túnica planchada”, bromea Jesús. En unos días en los que “estamos recibiendo los nuevos artículos de la primavera, que esperemos que rompa pronto y venga el calor”.

Y es que el gerente de este establecimientosseñero asegura que “en Jerez no verás a nadie con unas zapatillas el Jueves o el Viernes Santo. Irán con sus trajes y sus corbatas”. Eso provoca que en estas semanas “se noten las ventas. Siempre está al que le quedan las cosas algo pequeñas porque ha engordado o al revés, el que ha perdido peso. Se notan las ventas en estas fechas. Es lo lógico. La primavera es de las épocas más importantes”.

El centro de la ciudad se llena. Calles como la Tornería o la zona de Plaza Plateros también toman un cariz diferente. Y por allí se encuentra también la Mercería Toro, negocio de los de toda la vida. Con un sinfín de artículos relacionados con las cofradías como “capirotes, cíngulos, fajines de esparto, túnicas, sandalias de nazarenos, molías o fajas” que Silvia Toro se afana en enseñarnos en su mostrador. De hecho, cuenta que son “muchos años volcándonos con todo esto. Traemos siempre productos novedosos, siempre estamos escuchando al cliente”.

“Cuando ves que el cliente viene nervioso ya piensas que queda poco”, comenta. “Porque claro, lo quieren todo para última hora. Estamos en ello para solucionarlo todo y lo que nos queda”.

Llevan pensando en la Semana Santa “desde octubre y esto ya es la recta final. Ahora es un poco más estresante todo. Se dan las papeletas de sitio y cuando uno ya sabe lo que quiere tenemos que correr un poco más de la cuenta”.

Aumentan las ventas en estas semanas, pero no deja de ser “estresante porque hay que responderle a todo el mundo. Hay muchos nazarenos nuevos y se nota este año. La gente llega y pide túnicas o capirotes y hay que correr mucho para poder atender a todo el mundo. Pero por ahora estamos solucionando todo”, explica Silvia.

Es más, solucionan problemas e imprevistos hasta los propios días de la Semana Santa: “Abrimos para todos los imprevistos, que son muchos, aunque parece mentira. Que incluso pasan cofradías por aquí y entran a comprar guantes para los niños porque se han olvidado. Solucionamos también eso”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN